Sharing is caring!

A través de una reunión en el INTA, el intendente Rojas se interiorizó sobre la problemática hídrica de todo el Partido.

En conjunto se empezó a planificar una pronta intervención en la cuenca Andersen-Ricci para dar respuesta a un grupo de pequeños productores.

Junto a la Dirección provincial de Hidráulica, pequeños productores y el Ente Vial, el intendente Arturo Rojas observó en las instalaciones del INTA local la situación hídrica del Partido.

Fue con el foco puesto en la cuenca Andersen-Ricci, donde se busca avanzar en el futuro cercano con una obra de drenaje.

La ingeniera de Hidráulica valoró a presencia del intendente Rojas en el recinto (acompañado del secretario de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos Ricardo Carrera).

Laborde dijo que “se llegó a un acuerdo de un posible inicio, nosotros tenemos el equipo que podemos poner en convenio a disposición».

A propósito de la misma, Laborde informó que “esta obra en particular tendrá unos cinco años, ya que a medida que han ido apareciendo inundaciones, cada vez se va acercando más la floración de agua a la ciudad.

Es una zona de pequeños productores que están cercanos a la ciudad, porque se trata de campos de no más de 300 hectáreas donde hay mucha gente que vive y trabaja en el campo”.

Furno destacó el trabajo en conjunto de forma constante con Vialidad y la Dirección de Hidráulica.

Sostuvo que “el intendente se interiorizó de todo lo que es la problemática hídrica dentro del Partido de Necochea.

De esta cuenca en particular, que viene con un proyecto de hace dos años.

“Va a traer toda una mejora al sector desde la Ruta 86 hasta el kilómetro 28.