Nacionales, Política

Se endurece la negociación de Kicillof con los intendentes por los fondos

Sharing is caring!

El Gobernador pidió 48 horas para ofrecer una respuesta, luego de la reunión del martes donde quedaron con una diferencia de más de 5.000 millones.

Axel Kicillof y los intendentes del Conurbano mantienen una dura negociación por la transferencia de fondos para que los municipios puedan hacer frente al pago de salarios en el marco de la emergencia sanitaria.

El martes, el Gobernador recibió a los intendentes en La Plata y les ofreció 4.000 millones para los 135 municipios bonaerenses. De esos fondos, 1.000 millones se girarán a través del Código Único de Distribución (CUD), otros 1.000 serán compensación de deuda y los 2.000 restantes serán por préstamo del Banco Provincia, con tres meses de gracia a tasa cero y pagadero en 18 meses.

Como adelantó LPO, tanto para los intendentes del peronismo como de la oposición, esos fondos son insuficientes para hacer frente a los costos que supuso la pandemia de covid-19 en los distritos más populosos del Conurbano ampliado.

Tras el encuentro con el Gobernador, los jefes comunales del peronismo se reunieron en Adrogué (Almirante Brown) para analizar la propuesta y plantear cómo seguir con la negociación. En esa reunión hubo un consenso generalizado para plantear que el mínimo que necesitan para palear los costos de la pandemia es de 9.000 millones.

De acuerdo a los últimos contactos entre las partes, el Gobernador pidió 48 horas para responder. No es una situación fácil toda vez que quedaron con una diferencia de más de 5.000 millones.

Según trascendió, los intendentes rechazan de plano recibir fondos en formato de préstamo y analizan -de no recibir respuesta por parte de Kicillof- ir a la Casa Rosada a hablar con Alberto Fernández.

Es que los alcaldes tienen la información de que la presidencia girará al gobierno bonaerense una asistencia de 12.000 millones de pesos y no en calidad de préstamo, sino como ayuda en el marco de la emergencia sanitaria. De allí entonces el planteo de pedir 9.000 en lo inmediato y 12.000 para el mes próximo.

El planteo que hacen es que el confinamiento obligatorio les trajo nuevas funciones a los jefes municipales como el control de precios, el control de cumplimento de cuarentena y la ayuda alimentaria. En tanto, como agravante plantean que en el Conurbano la recaudación de tasas municipales cayó de manera estrepitosa.

En las próximas horas, la negociación con el gobierno provincial entrará en una zona caliente toda vez que el viernes, los intendentes empezarán a pagar salarios. Desde hace semanas, los jefes comunales vienen planteando que los gastos que supuso el control de la cuarentena y la caída en la recaudación los deja imposibilitados para pagar salarios.

Kicillof habló esta mañana del tema. Aseguró que la situación «no es fácil porque son muchísimas las necesidades, pero la idea es asistir a los municipios que puedan pagar sus sueldos». Además explicó que la idea que transmitió el gobierno nacional es asistir a las provincias y a través de las provincias asistir a los municipios.