Sharing is caring!

Los diputados oficialistas mantienen su voluntad de abrir el recinto pero los senadores no quieren por temor a contagios. El presidente tendría que resolver todo por decreto.

Alberto Fernández estudia por estas horas firmar un decreto de necesidad y urgencia para suspender las ejecuciones hipotecarias y congelar el precio de los alquileres, después de enterarse que los senadores oficialistas no estaban dispuestos a abrir las puertas para sancionarlo.

El presidente confirmó en una entrevista televisiva que la secretaria legal y técnica Vilma Ibarra trabajaba en esas leyes para enviarlas al Congreso pero pronto supo que sus senadores no estaban dispuestos a viajar a Buenos Aires, foco de infecciones del coronavirus.

Muchos residen en provincias sin infectados, como José Mayans, jefe del bloque oficialista, quien confirmó a LPO que no considera prudente interrumpir la cuarentena para sancionar leyes. Enterado, Alberto trabaja en un nuevo DNU, pero no una tarea sencilla para Ibarra.

El artículo 99 de la Constitución excluye de este instrumento a normas que «regulen materia penal, tributaria, electoral o de régimen de los partidos políticos». Las ejecuciones judiciales o los desalojos podrían tener ribetes penales aprovechados por los damnificados para pedir la inconstitucionalidad y tomar posesión de sus propiedades ante la primer fallo favorable de un juez.

Algunos diputados que frecuentan Olivos aseguran que en tal caso las ejecuciones y desalojos son inicialmente temas civiles y no será fácil para un magistrados desafiar al Gobierno en estas circunstancias. «Nunca hubo una situación de más urgencia que esta», repiten.

Este miércoles, en el Congreso sabían que además Alberto quiere leyes para eximir del impuesto a las ganancias a los trabajadores de la salud y una exención impositiva para los insumos médicos. Sin el Senado, no será posible.

https://twitter.com/DiputadosAR/status/1242798636062425089

Los diputados oficialistas no se resignan a cerrar sus puertas: el viernes habrá otra teleconferencia entre Massa y los jefes de bloque y no descartan ponerle fecha a una sesión, con la condiciones de sanidad exigidas por el Ministerio de Salud.

«Nosotros avanzamos. Si el senado no puede sesionar le va a pedir a Alberto que saque un DNU. Los alquileres y las hipotecas son dos temas muy importantes y no pueden esperar», sostuvo una autoridad de la bancada conducida por Máximo Kirchner.

Este mediodía, la cuenta oficial de twitter de Diputados reiteró que la Cámara está a dispuesta a reabrir si lo pide el presidente. «Desde la Cámara de Diputados, se ratifica la voluntad de sesionar frente a una emergencia en caso de que sea necesario», fue el posteo.

En Cambiemos ratificaron su «absoluta disposición» a reunirse si se los piden, pero a través de un comunicado exigieron coordinación entre el oficialismo de ambas Cámaras. Además, pidieron «un cronograma para la habilitación del trabajo virtual de la totalidad de las comisiones permanentes» y anticiparon que pedirán sumar sus proyectos a un temario de sesión.