Sharing is caring!

El casino de Necochea es uno de los sitios de juego que ha quedado muy postergado en los últimos años en el ámbito del trabajo realizado por el Estado a través de la agencia de Lotería bonaerense. Muy lejos de sus décadas de esplendor, el lugar se ha visto en decadencia, pero sus trabajadores resisten año tras año para logar que siga habilitado.

Con el cambio de gobierno en el municipio, las expectativas de los más de 60 empleados crecen. Y con el objetivo de acordar un trabajo mancomunado con las nuevas autoridades, el secretario de Gobierno, Jorge Martínez, recibió en su despacho a dirigentes de la Asociación Gremial de Administración, Maestranza y Servicios de Casino, Fernando Hansen y Valeria López.

Luego del cónclave, fue justamente Hansen quien prestó algunas declaraciones respecto a lo tratado: “Hubo un primer acercamiento con la nueva gestión para empezar a diagramar este nuevo escenario a nivel local y provincial. Quedamos en reunirnos en unos días antes del lanzamiento de la temporada y aprovechamos además para invitar al Intendente Arturo Rojas a ese acto de apertura”, describió el gremialista.

Respecto a la actualidad del casino, el dirigente explicó: “Las necesidades siguen siendo las mismas, pero cambia la expectativa de lo que puede llegar a venir. Siempre sostenemos la necesidad de que Necochea sea introducida en la licitación internacional de la explotación de máquinas tragamonedas como el resto de los casinos de la provincia” exclamó Hansen a continuación.

Según describió el referente del sindicato, “el objetivo definitivo es que Necochea tenga un nuevo casino, ya sea en ese lugar o en otro, siempre pensando en los 60 puestos de trabajo” para luego ser optimista de cara al verano que se aproxima “donde esperamos recibir una buena cantidad de público”.