lunes, julio 15, 2024

Generales, Locales

NECOCHEA: Sumario Municipal. Hechos pocos claros

Sharing is caring!

La comuna local entregó en 2009 tierras costeras y turísticas para el proyecto inconcluso del parque eólico frente al mar, en calle Los Cedros y la avenida 2, donde sólo se instaló un molino de viento.

A pesar de que la Municipalidad tiene el derecho de decretar la caducidad de la cesión de las tierras (área 7 Reserva), ante el incumplimiento del proyecto, nada se sabe porqué no se ha hecho esto y se recuperan las tierras para la comuna.

Las tierras tienen una extensión lineal de 2.700 metros por 50 metros, donde sólo se ubicó un molino de 30 metros de altura, que fue inaugurado el 29 de diciembre de 2009.

La Municipalidad tiene derecho a establecer la caducidad de la cesión sin necesidad previa de intimación extrajudicial o judicial en varios casos de incumplimientos por parte de la empresa.

Por ejemplo, por no dar comienzo o no concluyeran las obras dentro de los plazos previstos, salvo caso fortuito o de fuerza mayor. O porque el concesionario del sitio incurriese en la falta de pago del canon y/p actualización de garantía del contrato, dentro de los plazos previstos.

El convenio entre la empresa y el municipio fue firmado en diciembre de 2008, por el cual Necochea cedía un sector de tierras del Parque Miguel Lillo para la generación de energía eólica.

Tierras

Sea Energy tiene la cesión de las tierras por 25 años para la generación de energía eólica, a través de molinos. Aunque se establecían dos años para la construcción del parque eólico. A la fecha, sólo hay un molino que no funciona.

A ocho años de la instalación del molino de viento con una turbina eólica de 250 KW por hora poco se sabe de su funcionamiento que en un momento iba a abastecer de energía a vecinos de la zona de Villa del Deportista.

Los estudiosos de la energía eólica y las personas que trabajan en el sector, consideran que el equipo instalado no fue el adecuado porque no generó la prestación correspondiente.

La empresa anunciaba que el aerogenerador alimentaría a la red de servicio público para abaratar el gasto en electricidad. La compañía pagaría una renta anual o canon al emitir su primera factura de venta de energía.

Desde la empresa se afirmaba que el aerogenerador alimentó la red eléctrica de la ciudad, con un equivalente de energía para unas 250 casas del sector de Villa del Deportista. En tanto, que la conexión a las líneas de la Usina Popular Cooperativa Sebastián De María se hizo en forma subterránea.

Un proyecto inconcluso

El proyecto de Sea Energy contemplaba la ubicación de cinco molinos de viento, con una inversión aproximada de 3,5 millones de dólares. Los aparatos se instalarían con separaciones de unos 300 metros entre uno y otro.

En 2010, la empresa recibió la autorización para ingresar como agente generador del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) para el Parque Eólico Necochea EOS, ubicado en un predio de la franja costera del área de reserva del Parque Miguel Lillo.

Sea Energy firmó un convenio con la Secretaría de Energía de la Nación, por el cual se comprometía a colocar en 18 meses cinco molinos del Parque Eólico de 2,5 megavatios.

Según la empresa, en septiembre de 2014, la administración nacional le había otorgado una prórroga por 18 meses. A la fecha, el plazo expiró.

La firma llevó a cabo un estudio de factibilidad, en el que se determinó que el recurso eólico en esa zona costera era «óptimo” para la instalación del parque.

En una mañana ventosa…

Asociándose a la inauguración de lo que sería el primer generador de lo que pretendía ser un parque eólico, el viento del sector Sur sopló intensamente en la mañana del 29 de diciembre de 2009, cuando se efectuó un sencillo acto en el sector lindero al mar.

A la ceremonia, además del principal inversor de la empresa Sea Energy, Guillermo Ibáñez, asistió como enviado del entonces gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, el titular de la Dirección Operativa de Desarrollo Sustentable, José Molina, quien ponderó al proyecto que se ponía en marcha.

Tras los discursos de ocasión, los mencionados, junto al intendente Daniel Molina y el presidente de la Usina Popular Cooperativa, Martín Migueles, procedieron al corte de cintas que dejó oficialmente habilitado al molino, que terminó siendo el único instalado en el sector. FUENTE: Ecos Diarios