Locales, Opinión

En marcha operativo «revolver» del «kirchnerismo» necochense

Sharing is caring!

Por Miguel Abálsamo

Roberto Porcaro estuvo con Cristina y Máximo en Santa Cruz. El «mariottismo» Necochense sin prisa y sin pausa. El «tellecheismo» sigue firme con el proyecto nacional y popular. Otros movimientos apuestan a un «kirchnerismo» con chances en el 2015 local.

No se si como dice el tango…» siempre se vuelve al primer amor», o si las lealtades en política son permanentes, nunca hay certezas pero si realidades que se vienen mostrando en el distrito de Necochea, comienzan a ser efervescencia en el firmamento de posibilidades, rearmados organizativos, nombres históricos del proyecto nacional y popular, mutis y bajo perfil en algunos esperando la oportunidad de revolver.

Ese volver al lugar de origen.

Nunca la vida es fotocopia ni la estrategia política una repetición. Todo se renueva sin perder la identidad y el surgimiento de nuevas caras que aporten frescura una innegable necesidad imperante en el dinamismo político.

Parece que hubiesen pasado décadas de aquella victoria del Frente para la Victoria que hace apenas dos años catapultaba al profesor Horacio Tellechea al trofeo mayor, el sillón de don Ángel I. Murga.

Esa organización y convicción nacida cuando Néstor Kirchner irrumpe en la vida nacional, con la continuidad de Cristina.

Ese Frente para la Victoria o «kircherismo» mostró su cara de mayor sintonía y alineación sin cortapisas en el 2009 obteniendo dos bancas de concejales a través del Partido Verde, Ferrer-Tellechea, asomando posibilidades claras para la intendencia del 2011.

«Sin 2009 no hay 2011», marcaría como frase que termino admitiéndose como una realidad incontrastable de boca del actual asesor del vicegobernador de Buenos Aires, Gustavo Florentín.

Hugo 2009 para que el Frente fuera poder en el 2011.

La historia de una sintonía que tuvo (y tiene) como hombre fuerte a nivel nacional al dirigente Roberto Porcaro, gran gestor del triunfo de Tellechea como lo había sido cuatro años antes del doctor Daniel Molina.

Necochea desaprovecho dos oportunidades históricas, 2007-2011 intendencia Molina, cuando Argentina crecía a tasas chinas, la región adquirió gravitación (Tandil, Lobería, Miramar, Tres Arroyos) y nosotros pusimos la marcha atrás por la pusilanimidad, la falta de coraje y desviación de aquel intendente de signo radical que había podido triunfar sobre el doctor Gastón Guarracino por la concreción de una línea «K» donde entraron los votos decisivos para esa victoria.

La segunda chance fue la era Tellechea ,cortada por todos los motivos sabidos, con el profesor esperando la decisión de la Corte Suprema de Justicia bonaerense para saber si vuelve a ponerse el traje de intendente o el overol de militante desde el llano.

El distrito de Necochea no supo y no quiso (era «molinista») ,no alcanzó (era «tellecheista») disfrutar de los logros y apoyos nacionales indiscutibles que se vieron reflejados en distritos cercanos.

Esta ciencia-ficción que parece ser la política lugareña tiene a un intendente interino, José  Luis Vidal, que  proclama su pertenencia al Frente para la Victoria pero en la praxis cada vez más alejado. Casi sin concejales propios, sólo tres de los 19, Ana Asa, muchas  veces jugando su partido aparte, la doctora Andrea Perestiuk, raramente equilibrada en su continuidad en una estructura y Pablo Benedini, pensando dualmente, en lo que más le agrada, Cultura, y en segundo orden en la lucha del legislativo.

«Los aciertos de la administración son aciertos del «vidalismo», todos los errores del «kirchnerismo» argumentaba días atrás un dirigente del sector, ampliando la frase…» tenemos que luchar para que la corriente no arrastre al «kirchnerismo».Y la segunda parte será comenzar a pensar como instalarnos para el 2015″.

Los «K» han comenzado nuevamente a moverse ante la visibilidad pública.

Roberto Porcaro, el hombre local de mayor predicamento a nivel nacional sigue ingresando a Casa Rosada como siempre, con contactos permanentes y perdurables y la sapiencia de saber manejar los tiempos.

Hace algunas horas estuvo en el sur del país, Calafate, provincia de Santa Cruz , visitando el mausoleo de su amigo por siempre, Néstor Kirchner, y dos reuniones de suma importancia, nada menos que con la señora presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner y con su hijo Máximo, referente de la organización juvenil política más potente del país.

Inútil extraerle a Roberto Porcaro el motivo del encuentro, menos aún definiciones sobre el mismo.

Lo que  aparece como claro a la vista es que Cristina no recibe a nadie si ese alguien no es importante en la política del gobierno nacional, máxime en estos momentos de su recuperación física cuando acota entrevistas y solamente va a los hechos concretos.

Allí estuvo Porcaro.

Especialmente convocado por ambos, señora presidenta e hijo. Síntesis del poder nacional.

Justamente cuando el «kirchnerismo» necochense esta tratando de  revolver, precisamente con números en mano de la última elección legislativa local, donde el sector del intendente interino fue cuarto y el denominado «Frente Social» quinto.

El «porcarismo» existente en el distrito no tuvo ningún tipo de participación, manteniéndose aislado de la contienda y solamente llamando a la unidad de todo el Frente para la Victoria, especialmente en la voz de dirigentes como Marcelo Ordoqui, edil y primera figura de sucesión del interino Vidal.

Ese llamado de «unidad», antes de las elecciones legislativas, no comprendido por los referentes de ambas listas terminó siendo verdad irrefutable.

Dejó derrotados, heridos y ganadores.

Derrotados muchos que participaron, heridos los que lograron acceder a un lugar y ganadores los que pregonaron la unidad y pensar en el día después.

Lista que componen el profesor Horacio Castelli, el edil Marcelo Ordoqui, el dirigente Gustavo Florentín, y una larga de seguidores que se conjugan fundamentalmente en el llamado «mariottismo», siguiendo a Gabriel Mariotto, ergo: al proyecto de Cristina en la provincia de Buenos Aires, que tiene entre sus damas a la ex titular de Desarrollo Social, señora Ana Porcaro, de muy buena imagen pública.

En la expectativa se encuentran los concejales Luciano Lazcano, que responde al Movimiento «Evita» que conduce Roberto Gómez, la agrupación «Guemes» que orientan Juan Carlos Stranges y la ex edil quequenense Noemí Cesio, la «Casa Compañera» , y los siempre «K», doctor Luis Mardegan, Juan D. Larrea, o sindicalistas como el SOMU, a través de Martínez y Jacin, aliados a la CGT oficial nacional, entre diversos sectores adherentes al proyecto.

Este es un universo, heterogéneo  de pensamiento pero homogéneo en cuanto a la defensa sin cortapisa del gobierno actual

Un punto y aparte merece el profesor Horacio Tellechea y sus más cercanos colaboradores.

Sintiéndose inocente, víctima de la desestabilización legislativa, con autocrítica por errores cometidos y resaltando los aciertos obtenidos, crece la expectativa de la definición judicial sobre su futuro.

En manos de la Corte Bonaerense estará esa definición.

Tellechea, en forma individual se de firme pertenencia al modelo y nunca le podrán reprochar el haberse desviado un ápice de ese pensamiento, al contrario, cada vez que emite opinión habla de profundización del modelo.

En silencio el profesor sueña con su vuelta y se prepara.

Versiones indican que en papeles, en pequeñas reuniones muy reservadas, tendría prácticamente armado su futuro gabinete en caso de retornar al frente de la intendencia.

Hombres como los doctores Mariano Núñez y Héctor Martitegui, el ex funcionario de la playa de Estacionamiento de Quequén, Gastón Rigani, el abogado Cesar Lisa, el profesor Horacio Castelli, siguen siendo materia de consulta del intendente en espera.

Sería un equipo que siempre lo acompaño, limándose asperezas con aquellos desencuentros producto del calor político y los criterios, y no le temblará la mano para designar dirigentes que tal vez no estén profundamente consustanciados con el modelo «K», pero útiles, por calidad, para desarrollar un trabajo en la ciudad.

«Si me toca volver, no quiero improvisar en el apuro. Quiero hacerlo por la puerta grande con los mejores hombres y mujeres, convocando al distrito para la gran tarea en común en los dos años que restan», suele afirmar el último candidato a intendente votado por el pueblo.

Candidato a intendente por el Frente Para La Victoria. Modelo para armar.

Necochea es una ciudad muy especial, mezcla de peronización en Quequén y en sus barrios más humildes, una clase media importante, medida en unos 15.000 votantes que terminan inclinando una elección. Esa media que acompañó a Taraborelli en el 83 cuando arrasó la UCR. de Alfonsín en el 83, siguió con Aloisi y el peronismo renovador, tuvo su prosecución con dos mandatos de Julio Municoy, 95-2003, eligiendo un médico pediatra en el 2003, con reelección  en el 2007, para otorgarle el triunfo al modelo «K» en la figura de Tellechea en el 2011.

Nada es previsible en el distrito.

Lo que aparece en una elección se esfuma en poco tiempo, y quien pierde el contrato social con esa clase media no logra recuperarla en el corto plazo.

Hoy se habla del «massismo», de Partido Fe, a quienes muchos sindican como la estructura que en elecciones anticipadas o constitucionales en el 2015 colocará como intendente a quien lo represente, mientras radicales y socialistas intentarán recuperar ese terreno medio perdido. La Necochea no afiliada, como me gusta rotularlas.

Los golpes sufridos en la destitución de Tellechea por el Concejo Deliberante, el alejamiento de Vidal del autentico proyecto nacional, la situación de crisis institucional-económica-financiera del municipio, le hace ver a la gente como inviable que el Frente para la Victoria pudiese retener el municipio dentro de dos años.

En realidad es una verdad a medias.

Nadie muere en las vísperas y nadie pierde elecciones antes de terminarlas.

La división hizo que de un segundo lugar (25% de votos unidos) las listas oficialistas ocuparán el cuarto lugar, Asa, y el quinto Larrea.

Indecoroso de todo punto de vista.

De haber ido junto y conservado unidad de tantos que no participaron, no militaron y ni siquiera votaron, el decoro matemático hubiese quedado plasmado en las urnas. No hubiese sido mala elección, teniendo la coyuntura reinante.

El 2015 al «kirchnerismo» puro puede brindarle otra oportunidad, porque sin bien se dice que el tren en política pasa una sola vez, tampoco es verdad inexorable, podríamos refutarlo con el concepto, la vida siempre da otra oportunidad.

¿Qué perfil buscará el kirchnerismo local para una candidatura a Intendente?

¿Qué ingerencia tendrá el dedo «cristinista» en esta resolución?

¿Qué papel jugará la propia presidenta. Será candidata a senadora nacional, o a gobernadora de Santa Cruz o la poderosa Buenos Aires?

¿Todavía hay margen de una Reforma Constitucional para un nuevo intento de re-reelección?

Preguntas que todavía están sin respuestas pero en el secreto  juego intra muros se habla y se analiza.

Necochea es un iceberg en el mundo nacional, no es el centro del universo pero tampoco es distrito nada despreciable de la quinta sección electoral.

El operativo» revolver» del kirchnerismo local esta en marcha.

Con un salvedad.

El kirchnerismo nacional sabe muy bien cual es su gente en el distrito.

Esa gente que estará en la mesa final de las negociaciones.

Esa gente que seguramente determinará quien será el candidato (o la candidata) a Intendente en el 2015.

Entre esa gente están aquellos que en las últimas dos elecciones a intendente llevaron el candidato justo para esas circunstancias.

¿HABRÁ UNA TERCERA OPORTUNIDAD….?.

Si respondiera Platón diría…» la oportunidad es el instante preciso en que debes recibir o hacer una cosa».

One thought on “En marcha operativo «revolver» del «kirchnerismo» necochense

  1. Miguelito,por mas esfuersos que le pongas losk no vuelven nunca mas,y menos con la gente que tienen en la ciudad.Tuvieron a uno bueno como Horacio Telechea y lo sacaron entre todos.Algunos nombres que hiciste son buenos tipos pero basta de más de lo mismo.
    Vote a Telechea con todas mis ganas y me siento malpor tener a Vidal como intendnete que no representa a nadie.Te doy la razon en algo,no es cierto que Venegas gane las elecciones ,hay que ver. Con solo observar como tiene la usina y otros lugares que administra te das cuenta que si sube todavia sera peor.
    Feliz año para todos.Siempre los leo y nunca escribi´,

Comments are closed.