Sharing is caring!

colectivos-terminal

Los pasajes de ómnibus, que ya de por sí son caros, subirán en cuestión de días. Para llegar a Mar del Plata desde La Plata y Buenos Aires habrá que pensar en una «inversión» promedio de $ 100 por persona. Para una familia tipo será todo un presupuesto.

Aquellos que -pese a todo- tengan la suerte de disfrutar sus vacaciones en la Costa deberán estar preparados para afrontar una suba en el precio de los pasajes de larga distancia. El ajuste no sorprende, pero tendrán un duro impacto en los bolsillos de los turistas. Peor aún, en la terminal de Retiro (Capital Federal) ya comenzaron a aplicar los aumentos.

La situación en La Plata es igualmente inflacionaria. De hecho, voceros de El Rápido Argentino dijeron que prevén aplicar una suba del 10% en los pasajes rumbo a la Costa Atlántica bonaerense. Será a partir del próximo mes, cuando muchos comiencen a organizar sus valijas.

Los precios que rigen hasta ahora son los siguientes:

A Mar del Plata, $ 95 (el más económico);

A Pinamar, $ 77 el básico y $ 85 el coche cama;

A Necochea, $ 88, y $ 91 el semi cama; y

A San Clemente, $ 67.

Antonio Torchio, de la empresa El Rápido, explicó que “se acerca muy poca gente a comprar pasajes. En otros años (a esta altura del debate) ya empezábamos a vender, pero ahora estamos parados”. Consideró que “el único que no ve la crisis es el Gobierno, pero nosotros somos todos empleados y obviamente nos damos cuenta de que la cosa está muy difícil para viajar”. De todas maneras, unas vacaciones junto al mar siempre valen el esfuerzo.

“La gente viene a preguntar cuál es el pasaje más barato, porque no puede pagar otro”, dijo, y agregó que “si los pasajes tienen que aumentar, sin dudas van a aumentar. Las empresas tienen que medir los costos, en todo caso después habrá promociones si no se venden”. Pero claro, aquellos que ya han decidido viajar deben reservar sus boletos cuanto antes.

Los precios que por ahora tiene El Rápido son estos: a Mar del Plata, $ 76 el más económico y $ 81 el coche cama, a Miramar $ 96 y a Necochea $ 83.

Otra de las empresas que prevén un aumento es El Cóndor, en este caso para el primer lunes de diciembre.

Por su parte, la compañía El Águila estima que el aumento será de $ 5 por pasaje en el mes de diciembre. Por ahora mantienen los siguientes: a Santa Teresita $ 86 y a Mar de Ajó $ 72.

Cotizan en alza

En la ciudad de Buenos Aires la situación es aún peor. De hecho, los pasajes de larga distancia comenzaron a subir -en un promedio del 10%- desde el lunes último.

Empresas de transporte que operan en la terminal de Retiro reconocieron que durante diciembre se concretarían nuevos incrementos. Esta vez, de hasta un 15% en los tickets a países limítrofes. Fuentes de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor (aeta) justificaron el aumento en “la desaparición de las bonificaciones y el inicio de la temporada de verano”.

Esta semana, las compañías de micros corregirán sus listas de precios al ritmo de la demanda. En la secretaría de Transporte trabajan contrarreloj para aplicar una nueva banda tarifaria que limite futuras subas en el mercado.

Lo cierto es que en muchos casos viajar a la Costa Atlántica cuesta un 10% más. El precio de un ticket a Mar del Plata en clase ejecutiva subió de $ 81 a $ 90; el semi cama se encareció de $ 90 a $ 100; y el boleto en categoría “suite” aumentó de $ 100 a $ 110. Los valores de los pasajes a Villa Gesell, Pinamar, Miramar, Necochea y San Clemente se incrementaron en la misma proporción.

Los pasajes, por las nubes

El Gobierno autorizó a las empresas de transporte aéreo a ajustar las tarifas de clase económica para vuelos de cabotaje, dentro de la banda tarifaria aprobada por la secretaría de Transporte.

Dichas modificaciones fueron dispuestas a través de la resolución 227/09 que se publicó ayer en el Boletín Oficial, y en cuyo anexo se precisan las tarifas entre las que fluctuarán los nuevos valores para los destinos de mayor demanda de tráfico.

Las tarifas aéreas se rigen por un sistema de bandas, en las que el Estado nacional fija una “tarifa de referencia” y una “tarifa máxima” para cada uno de los puntos de origen-destino, y las empresas sólo pueden moverse dentro de ese rango.

En el anexo de la resolución, se publica la banda tarifaria para los tramos Buenos Aires-Bahía Blanca, cuyo pasaje tendrá un costo que se establecerá entre una tarifa de “referencia” de $ 192 y una de “máxima” de $ 364; y para Buenos Aires-Córdoba, de entre $ 210 y $ 398.

En el caso de las rutas Buenos Aires- Mendoza y Buenos Aires-Río Gallegos, la tarifa oscilará entre $ 270 y $ 514; para la de Buenos Aires-Ushuaia, entre $ 317 y $ 602; para Buenos Aires-Jujuy, entre $ 337 y $ 640, y para Buenos Aires-Esquel, entre $ 374 y $ 713.

Para los tramos o rutas no indicados, en el anexo de la presente resolución, la tarifa de referencia será calculada en proporción al kilometraje, comparándola con la tarifa de referencia correspondiente a una ruta de distancia similar, que atienda un mercado de la misma región geográfica.

En la resolución se destaca que “la adecuación del precio de referencia, al ser situado próximo al punto de equilibrio económico, significa una mejora sustancial en la ecuación económico financiera de los explotadores, beneficiando al mercado aeronáutico en su conjunto”.

Concluye que “por ello resulta necesario autorizar un nuevo incremento de tarifas, a fin de garantizar la prestación del servicio público de transporte aerocomercial que prestan las empresas autorizadas”. Pero, como siempre, el golpe es para los usuarios. (Diario Hoy)