Sharing is caring!

residuos-rafaela-inti

El modelo de extracción, producción, distribución, consumo y descarte de residuos está generando, por un lado, el agotamiento de los recursos y, por otro, la pérdida de la calidad ambiental, entre otros impactos socio-ambientales. Resulta entonces necesario preocuparnos por cerrar el ciclo de los materiales y la energía, de manera de generar procesos de producción limpia, imitando en lo posible la estructura y funcionamiento de los ecosistemas naturales. Como consecuencia de lo mencionado es indispensable generar un cambio conceptual, incorporando la perspectiva de que los residuos no son siempre un desecho a destruir sino también un posible recurso que se puede valorizar; es decir, un subproducto. Por otro lado resulta fundamental promover cambios sustantivos en el modelo productivo, por ejemplo, maximizando la eficiencia de los procesos (eco eficiencia).

Una apuesta por una producción más limpia y una gestión adecuada de los residuos no sólo tendrá impacto en la rentabilidad y la competitividad, sino que también contribuirá a la responsabilidad social y ambiental. La utilización de subproductos como materia prima implica una reducción del coste de las entradas en el proceso productivo lo que contribuye a disminuir el coste de eliminación (la disposición final) y el impacto sobre el medio ambiente. Además, si un proceso de valorización de residuos está articulado con políticas locales de competitividad territorial, podrá generar oportunidades de creación de nuevas empresas rentables e innovadoras para gestionar los subproductos y residuos generados con el consecuente aumento del empleo.

Bolsa de Subproductos en la Región Central de Santa Fe

Un entorno de Investigación y Desarrollo como es la región de Rafaela, con instituciones articuladas y recursos, potenciaría sin dudas este proceso. En esta dirección, la Región Central de Santa Fe se ha propuesto la posibilidad de activar mecanismos de oferta y demanda de aquellos subproductos que resulten aptos para su utilización, partiendo de la idea que un residuo no es necesariamente basura, sino un recurso potencial para otra empresa. De esta manera se contribuye a la minimización de los residuos gracias a su reutilización, reciclaje y valorización.

La Bolsa de Subproductos de la Región Central de Santa Fe se constituye como una herramienta de comunicación dirigida a facilitar el intercambio de subproductos entre las empresas industriales y comerciales, con el propósito de potenciar el aprovechamiento máximo de los residuos, promover el reciclaje, la recuperación, la reutilización y proporcionar a las empresas una herramienta para reducir gastos y mejorar la competitividad. A través de la Bolsa de Subproductos, las empresas ofrecen materiales residuales con el fin de encontrar otras empresas interesadas en retirarlos o bien adquirirlos como materias primas de otros procesos productivos. Pero, a su vez, esta herramienta incorpora un apartado de iniciativas ciudadanas, donde se contempla la promoción de experiencias de valorización de residuos domésticos y agroalimentarios, así como la reutilización de electrodomésticos y herramientas de trabajo.

Experiencias demostrativas

Con el impulso del Centro INTI-Rafaela se vienen realizando diferentes experiencias de revalorización de residuos a pequeña escala a fin de dar visibilidad y demostrar la posibilidad de ejecutar acciones similares. A su vez, se busca fortalecer el desarrollo de la Bolsa de Subproductos y dar a conocer la viabilidad del proyecto. Actualmente están en marcha siete experiencias, de las cuales las primeras cuatro se encuentran con mayor grado de avance:

  • Recuperación de aceite mineral usado.
  • Producción de biodiesel a partir de aceites vegetales usados.
  • Valorización de residuos de aparatos eléctricos.
  • Producción limpia en empresa metalmecánica.
  • Uso racional de la energía en viviendas.
  • Correcta gestión de residuos de la construcción.
  • Producción de biogás a partir de residuos de la producción primaria e industrial.

Dos experiencias en marcha

El proyecto de Recuperación de Aceite Mineral Usado, en etapa de ejecución, contempló el diseño de un sistema logístico de recolección de este tipo de aceite, un residuo peligroso debido a su potencial contaminante que es acopiado en los talleres mecánicos, derivado de la actividad diaria. Mediante la incorporación de una empresa privada habilitada se procedió a revalorizar el aceite y transformarlo en combustible y nuevos aceites. Hasta el momento, se recuperaron y valorizaron 35.000 litros provenientes de los talleres mecánicos.

El proyecto de Valorización de Residuos de Aparatos Eléctricos también es de carácter público-privado, incluyendo al aérea Electrotecnia del municipio y el Centro INTI-Rafaela, quien está brindando capacitación técnica en herramientas de mejora continua. Esta experiencia busca lograr la recuperación y correcto acopio de los aparatos eléctricos provenientes del recambio de mantenimiento de las luminarias de la vía pública para la posterior valorización de sus componentes (cobre, vidrio, etc.) por una empresa privada. En una segunda instancia se buscará generar posibilidades de empleo “verde” a través de la recuperación de los componentes en la ciudad.

La Bolsa de Subproductos en la agenda de la región

Con la finalidad de presentar el funcionamiento y los servicios que prestará la iniciativa y mostrar los avances concretados, se realizaron en Rafaela las primeras Jornadas Técnicas de Valorización de Residuos. Con estas jornadas se inauguró un espacio de diálogo y formación regional para compartir experiencias de valorización de residuos industriales, domiciliarios y aquellos generados por el sector primario. Durante el encuentro se trabajaron aspectos vinculados a la producción más limpia en la industria láctea, se conocieron casos prácticos de tratamiento y reutilización de lodos industriales y se abordaron temas relacionados a la conversión energética de la biomasa. Al evento asistieron 150 personas y se generó un fuerte impacto en el mundo empresarial e institucional de la región, comenzando a poner en agenda los temas referidos a la valorización de residuos.