Sharing is caring!

logo_fundacion_mediterranea

Material enviado por el Lic. Jorge Mancuso

Industria: Hay cierta recuperación en las exportaciones, aunque se requiere del mercado interno para salir de la recesión.

  • Datos aún incompletos del tercer trimestre muestran al sector manufacturero amesetado en el andarivel negativo del 8% respeto de igual período de 2008
  • La exportaciones de manufacturas de origen agropecuario ya muestran variaciones positivas, mientras las de origen industrial recortan pérdidas desde el -22,5% del primer trimestre
  • El freno a la fuga de capitales será clave para poder esperar una recuperación mas generalizada
  • La recuperación del mercado externo puede comenzar a traccionar una recuperación de la producción en ciertos rubros de la industria, pero para el resto de los sectores, es fundamental el cambio en las expectativas de los consumidores e inversores internos.
  • Según datos de la UIA, en julio de 2009 la recesión continúa siendo fuerte en la industria manufacturera. La producción industrial se mantiene en terreno negativo, con una leve merma en la tasa de caída desde marzo de 2009 que índica que el volumen producido se ha amesetado en un nuevo andarivel, alrededor de 8% por debajo del nivel alcanzado a mediados de 2008.
  • Como observamos en el gráfico adjunto, las tendencias recesivas dieron sus primeras señales de alerta durante el año pasado. En marzo de 2008, la producción industrial mostró un crecimiento modesto, de 2,5%, lo que llevo a la tasa de variación promedio móvil 3 meses al 6,6% anual luego haber crecido por encima de 9% durante el período inmediato anterior. Esa primera merma verificada en el primer trimestre de 2008 se debió a causas internas ya que, aunque se observaban indicios de turbulencias externas, todavía la economía internacional se mostraba vigorosa. Desde ese momento la tasa de incremento fluctuó alrededor del 6% hasta septiembre de 2009, momento en que la crisis internacional se profundiza y la tasa de crecimiento industrial pasa de crecer al 6,2% en el tercer trimestre a caer al -4,1% anual en el cuarto. Durante el primer trimestre de 2009 la caída se profundiza hasta cerrar con un descenso de -9,4%. Desde ese momento la merma se ha atenuado y a julio de 2009, para un promedio de los últimos 3 meses, la producción se encuentra un 8,1% por debajo del mismo período del año anterior.

cd-1

  • Si observamos la variación de las exportaciones del complejo industrial, vemos que se correlaciona fuertemente con el nivel de actividad del sector. Es decir, la merma en la demanda externa tuvo un fuerte impacto sobre la producción industrial local. Hasta septiembre de 2008, el ciclo expansivo de las exportaciones abarcaba tanto a las manufacturas de origen agropecuario (MOA) como a las de origen industrial (MOI), que crecían por encima del 30% anual (influidas en parte por un aumento de los precios de exportación).
  • Entre fines de 2008 y principio de 2009 se observa un colapso del volumen exportado y la producción industrial, registrándose el valle a lo largo del primer trimestre de 2009. Desde ese entonces experimentamos una recuperación de las exportaciones MOA que llegaron a mostraron variaciones positivas en el segundo trimestre del año (6,6%) ayudados por un cambio de tendencia en la demanda externa. Mientras, las MOI se mantienen en terreno negativo, cerrando el segundo trimestre con una caída cercana al -11,5% anual (que compara con una variación interanual del -22,5% en el primer trimestre).

cd-2

  • Como se observa en el gráfico esa recuperación de las exportaciones, mas rápida en el caso de las de origen agropecuaria y mas lenta en el caso de las de origen industrial es superior a la experimentada por el conjunto de la industria. Es decir del gráfico surge que la demanda interna podría estar haciendo mas lenta la recuperación para el complejo industrial. Esta percepción es congruente con el comportamiento de ventas de bienes de consumo durable y bienes de capital, que todavía en el tercer trimestre de 2009 registran variaciones negativas del 15% o mas. Excepto el rubro de industrias vinculadas a consumos básicos (que no han mostrado caídas en el año) para un amplio espectro de actividades manufactureras es clave de lo que ocurra con las expectativas y la confianza. La recuperación del mercado interno depende a su vez de que se frene la fuga de capitales. En este sentido, se observa un debilitamiento en la fuga (ver al respecto En Foco «Primeros datos de un parcial freno en la fuga de capitales»), pero se necesita que este nuevo fenómeno se sostenga en el tiempo por varios meses para que comience a surtir efecto sobre la economía real.