Nacionales

La CTA convocó a un paro nacional activo para el 27 de mayo

Sharing is caring!

yaskyconferencia

Por Nadia Mansilla.

El martes 11 por la mañana, durante una conferencia de prensa en la sede nacional de la CTA, el secretario general de la Central, Hugo Yasky, anunció la convocatoria a un paro nacional con movilizaciones en todo el país para el próximo miércoles 27 de mayo, en el marco de las actividades del plan de acción dispuesto «para que la crisis no la paguemos los trabajadores».

Yasky informó a la prensa que «tras evaluar que no hubo ninguna respuesta por parte del Gobierno, después del Día Nacional de Lucha con paros y movilizaciones en todo el país del 22 de abril, los representantes de las CTA de todo el país reunidos el miércoles pasado decidimos convocar a un paro nacional para el día 27 de mayo».

Asimismo, Yasky recordó que en la jornada de lucha, realizada el pasado 22 de abril «reclamamos el blindaje social; la universalización de la asignación por hijo; una ley que prohíba los despidos por 6 meses; un seguro de desempleo que alcance realmente a todos los desempleados del país, aún los que no están registrados; una política social que proteja a los más vulnerables y por supuesto, la convocatoria de inmediato al Consejo del Salario para discutir estas cuestiones y un aumento de emergencia para los jubilados y para los salarios que están en el mínimo vital y móvil».

La Central de Trabajadores de la Argentina había resuelto este plan de acción en su Noveno Congreso Nacional de Delegados, realizado los días 30 y 31 de marzo en el teatro Margarita Xirgu de la Capital Federal. «El plan de acción consistía en una primera medida que fue la movilización nacional del 22 de abril y ahora procedemos a convocar, tal cual lo habíamos resuelto, al paro nacional, ante la falta de respuesta del Gobierno, que ni siquiera convocó a la Central a discutir ninguno de estos temas», indicó Yasky.

Por otra parte, ante la pregunta de uno de los periodistas presentes en la conferencia, sobre la causa por la que el Gobierno no responde a los pedidos realizados por la CTA, Yasky respondió que es «porque el Gobierno tiene toda la tensión puesta en un cronograma electoral que se adelantó. Y lo que no se puede adelantar o atrasar son las necesidades y los padecimientos que tienen los sectores más humildes de este país. Creo que el Gobierno está postergando una agenda social. Apostó durante mucho tiempo a que simplemente con el crecimiento económico se resolvían todos los problemas, es decir, apostó a la vieja, remanida y fallida teoría del derrame, que para los trabajadores nunca llega. No generó políticas distributivas y quedó encasillado en un discurso que en la práctica no se compadece con los hechos. El discurso de la distribución significa apostar al mercado interno para que la crisis no golpee a la Argentina como está golpeando en otros países. Ese discurso no ha tenido verificaciones en la práctica y esto hace que la Central de Trabajadores de la Argentina haya decidido esta segunda medida de acción que ya es un paro nacional», finalizó.

Por lo pronto, están previstas marchas en todas las provincias y se está definiendo la realización de una movilización en la Capital Federal. Los detalles de la jornada de movilización se informarán en días más cercanos a la fecha del paro, para lo cual se volverá a convocar a una conferencia de prensa, adelantó el dirigente. (ACTA)