sábado, febrero 24, 2024

Salud

SALUD: Realizan nueva cirugía de próstata que no requiere internación

Sharing is caring!

Una nueva cirugía láser para operar la hiperplasia prostática benigna o agrandamiento de la próstata se aplicó con éxito en Argentina. Según se informó, la recuperación del paciente se logra en 48 horas

Una nueva cirugía láser para operar la hiperplasia prostática benigna o agrandamiento de la próstata se aplicó con éxito en Argentina y logró la recuperación del paciente en 48 horas, sin internación, reveló hoy un informe del Centro de Diagnóstico Urológico (CEDIU).

La nueva cirugía, de acuerdo a lo indicado en el informe, es más eficiente que la tradicional, no requiere internación del paciente que retoma sus actividades en 48 horas y para realizarla se aplica un método de vaporización foto selectiva de la próstata con la utilización de un rayo láser.

Edgardo Becher, director del CEDIU y a cargo de la Sección Disfunciones Sexuales de la División Urología del Hospital de Clínicas José de San Martín, sostuvo que ‘se trata de una técnica novedosa, que ha probado su eficacia en estudios clínicos alrededor del mundo y que para el paciente significa mayor libertad con una técnica mínimamente invasiva‘.

El procedimiento consiste en introducir en la uretra una delgada fibra óptica que emite energía de láser verde y que actúa con precisión sobre el tejido prostático obstructivo, lo que permite que el flujo normal de orina se restablezca de inmediato y los síntomas se alivien rápidamente.

La próstata es una glándula masculina que rodea a la uretra, por debajo de la vejiga, que es el conducto por donde se evacua la orina.

A partir de los 40 años, la influencia hormonal masculina habitualmente hace que se produzca un aumento progresivo de su tamaño, lo que puede producir obstrucción uretral.

Luis Montes de Oca, médico urólogo integrante del CEDIU, indicó que ‘si bien en la mayoría de los asos se puede tratar con medicación, en algunos pacientes es preciso operar para desobstruir el canal y normalizar la micción‘.

Montes de Oca acotó que ‘con la vaporización fotodinámica, otra de las grandes diferencias es el sangrado durante y luego de la intervención, que es mínimo ya que el láser tiene una gran afinidad con la hemoglobina y sella muy rápido los vasos sanguíneos.

El especialista explicó que ‘en lugar de extirpar una porción de tejido con electrobisturí, se lo vaporiza para que el sangrado sea mínimo‘.

Precisó que ‘los pacientes que más pueden beneficiarse con esta tecnología son aquellos que tienen una glándula agrandada de tamaño considerable y con un alto riesgo quirúrgico‘. (HOY)