Sharing is caring!

Los radicales Vilma Baragiola y Pedro Azcoiti, la kirchnerista Adela Segarra y los radicales «K» Daniel Katz y Gustavo Serebrinski, todos diputados nacionales surgidos de este distrito y de Necochea, fijaron posición con respecto al conflicto del campo, las retenciones y el debate que se abrió en la Cámara.

El conflicto entre el Gobierno y el campo desembarcó en el Congreso esta semana, cuando la Presidenta dio forma de proyecto legislativo y elevó a la Cámara de Diputados la polémica resolución de las retenciones móviles para gravar exportaciones de soja y otras de la actividad agropecuaria. En Diputados hay cuatro representantes surgidos de General Pueyrredón y algunos más de distritos vecinos. LA CAPITAL entrevistó a varios de ellos para conocer su opinión sobre el conflicto y la posición que adoptarán como integrantes de cada bloque.

De los marplatenses, sólo Vilma Baragiola pertenece a un bloque opositor, la Unión Cívica Radical (UCR), que rechaza la idea de aprobar «a libro cerrado» el proyecto del Poder Ejecutivo. Con esa posición coincidió Pedro Azcoiti, de Necochea y también radical.

Los otros tres marplatenses fueron elegidos en la boleta del Frente para la Victoria, pero tienen visiones diferentes. Adela Segarra mantiene la adhesión total al kirchnerismo, mientras que Daniel Katz y Gustavo Serebrinsky (ex radicales que se integraron a la Concertación Plural de Kirchner), aceptan las retenciones, pero no la metodología sugerida por el oficialismo para el debate.

Sesión especial en el HCD

Un proyecto de decreto presentado ayer por el concejal Fernando Rizzi (UCR) propuso convocar al cuerpo deliberativo a una reunión de trabajo para analizar la problemática de las retenciones agrícolas que será tratada en el Congreso. En la iniciativa Rizzi pidió que se invite precisamente a los legisladores nacionales con domicilio en General Pueyrredón y a las entidades y productores rurales involucrados en el tema.

En los considerandos, el edil radical recordó que los diputados de la Nación representan, por imperativo constitucional, al pueblo de las provincias que lo eligen», motivo suficiente para que los marplatenses conozcan las opiniones que sustentan en cuestiones de «importancia nacional e institucional».

Baragiola: «el Gobierno debe abrir el proyecto».

Vilma Baragiola (UCR) dijo que «el Gobierno, ya que decidió a enviar el proyecto al Congreso, en lugar de ratificar la resolución 125, debería haber suspendido las retenciones móviles; por otro lado, me gustaría saber si los legisladores vamos a tener la posibilidad de introducir reformas a la iniciativa». Agregó: «la oposición hace ya cinco semanas que viene sesionando en minoría en razón de que el kirchnerismo no da quórum; hay varios proyectos presentados, entre ellos uno que propicia retrotraer la situación al 11 de marzo; buscamos también generar políticas agrarias, cerealeras, de carne y de tambo, que en estos momentos no existen». Dijo luego que «si bien hemos escuchado decir que hay que votar por el sí o por el no, la Constitución establece que es al Congreso al que le corresponde legislar sobre cuestiones impositivas vinculadas a las exportaciones; por lo tanto, tienen que abrir el proyecto para que las comisiones de Asuntos Agrarios y de Hacienda se puedan pronunciar; si no nos permiten introducir modificaciones deberían posibilitarnos presentar un proyecto alternativo; si el único camino es aprobar o rechazar a libro cerrado la iniciativa oficial, como ha sucedido con todos los expedientes enviados por el Ejecutivo en los últimos dos años y medio, voy a votar por la última alternativa». Finalmente sostuvo que «pretendemos que nos dejen generar políticas agrarias para, en el caso de las cuestiones impositivas, ver si las podemos hacer coparticipables; a los legisladores kirchneristas hay que hacerles entender que deben desprenderse de la pertenencia partidaria y votar por lo que ellos representan, defendiendo a la gente de sus respectivas provincias».

Segarra: «Se abrió una instancia de diálogo»

Adela Segarra (Frente para la Victoria) manifestó que «comparto la decisión de Cristina Fernández y considero que actúa según las atribuciones que le confiere el Código Aduanero; no obstante, me parece acertado que haya decidido pasar por el Congreso la cuestión de las retenciones; es algo que abre una instancia de diálogo».

Agregó que «junto con ese tema los legisladores tenemos que pensar en otro paquete de medidas; estoy convencida de que el debate se va a dar ya que la misma Presidenta de la Nación habló de la independencia de los poderes y dijo que a la democracia hay que fortalecerla con más democracia». Más adelante señaló que «aunque nosotros tenemos una postura tomada, creo que hay que seguir dialogando sobre otros temas como -por ejemplo- las economías regionales; en algunos habrá consenso, en otros no, pero lo importante es que haya debate». Consultada sobre la posibilidad de que el Congreso pueda introducir modificaciones al proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo dijo que «además de las retenciones, se está analizando un conjunto de medidas; en lo que tiene que ver con el fondo social consideramos que es mucho lo que podemos aportar». Dijo luego que «personalmente soy optimista; me parece que el envío del proyecto al Congreso pone a los legisladores en un lugar de mucha responsabilidad; si bien estoy totalmente de acuerdo con la idea de crear un fondo para proyectos sociales con el porcentaje de las retenciones, hay cuestiones que debemos debatir y que merecen que elaboremos propuestas; lo que se está discutiendo es la técnica legislativa que vamos a emplear; no sabemos si se podrá ampliar el proyecto o si habrá que presentar otros complementarios».

Katz: «No corresponde votar por sí o por no»

Según Daniel Katz (Concertación Plural) «no corresponde votar las retenciones por sí o por no ya que le hace muy poco bien a la posibilidad de destrabar el conflicto entre el Gobierno y el campo».

Agregó: «Ya hemos dicho que vamos a tratar el tema, pero sólo en el esquema de producir modificaciones que permitan corregir inequidades; no es posible plantearlo de la manera: «o se ratifican, o no hay retenciones». Si bien reiteró su postura favorable a las mismas, advirtió que «no por eso las convalidamos tal cual se las plantea; confío en que hay un margen importante para abrir el tema en el Congreso y cambiar algo que a la mayoría no le gusta que es votar por sí o por no».

El ex intendente de Mar del Plata se mostró esperanzado en que el lunes, cuando se reúnan las comisiones que tendrán a su cargo el análisis del proyecto, se convoque a las entidades del agro a dialogar; «ahí indefectiblemente vamos a terminar incorporando postulados», señaló. Por otro lado, consideró un error inicial del Gobierno haber tomado al campo como un sector homogéneo; en tal sentido advirtió que «ahora debería empezar a diferenciar actores ya que no es lo mismo un pequeño productor que un grupo inversor, por lo cual no debe ser tratado de la misma manera». Tras señalar que «hay que revisar alícuotas y procedimientos», dijo no saber si, mientras el Congreso las analiza, las retenciones se van a suspender, como lo reclama la oposición; no obstante insistió en pedir que se abra una instancia de diálogo concreta, consistente, comprometida, con la voluntad de modificar las cosas de buena fe, para de ese modo poder introducirle cambios a la iniciativa oficial.

Serebrinsky: «Los cortes de ruta tienen que levantarse»

Gustavo Serebrinsky (Concertación Plural) señaló que «personalmente estoy a favor de las retenciones móviles; el proyecto que envió el Gobierno Nacional fija una postura que es respetable. De todos modos, para garantizar el diálogo y por tratarse de una atribución del Congreso, que es un ámbito natural de discusión, estamos dispuestos a hablar de todos los temas».

Agregó: «Es seguro que el debate se va a dar. En materia de retenciones, como pensamos que no es lo mismo un pequeño que un gran productor, creemos que merecen un tratamiento diferente. Fuimos nosotros los que, a través del vicepresidente de la Nación (Julio) Cobos, planteamos la necesidad de que el tema fuera discutido en el Congreso».

Dijo luego que «por el bien de todos los argentinos sería conveniente que, ahora que se abrió esta instancia de debate, el campo levante los cortes de rutas; si no lo hace va a estar diciendo claramente que no cree en el Poder Ejecutivo y tampoco en el Congreso. Sería una actitud intransigente de su parte, demostrativa de que los que defiende son otro tipo de intereses».

Añadió: «Si bien queda claro que nosotros avalamos el sistema de las retenciones móviles, estamos abiertos a discutir; estando de por medio el Congreso, que representa a todas las provincias y sectores y al mapa electoral del país, no es posible que los productores agropecuarios sigan presionando con los cortes de rutas; el Gobierno y el Poder Legislativo han hecho un esfuerzo para que el tema sea discutido en el Parlamento. Ahora tiene que haber un gesto de parte de los productores ya que con los cortes de rutas están perjudicando a todos los argentinos».