Locales

BUENOS AIRES: Crisis sanitaria en la provincia. El paro de hospitales fue fuerte en el conurbano y anunciaron otro

Sharing is caring!

hospitales.jpg

Mucha gente evitó ir, advertida de la protesta que se realizó el martes en 77 hospitales bonaerenses. Los médicos, nucleados en la Cicop-CTA, piden subas salariales y que se cubran puestos para atender normalmente. La próxima huelga es el próximo miércoles 5 de marzo.


Una protesta de médicos y profesionales de la salud que trabajan en hospitales públicos de la provincia obtuvo el martes una muy fuerte adhesión en el conurbano, y dispar en el resto de la provincia, aunque los médicos que no pararon de todas maneras adhirieron a los reclamos.

Para la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (Cicop-CTA) la adhesión superó el 90 por ciento. «El impacto fue muy contundente en toda la provincia», dijo el dirigente Hugo Amor. Y adelantó que el próximo 5 de marzo habrá otra huelga.

Los profesionales de la salud de la Cicop exigen un básico de 2.700 pesos para los cargos iniciales con 36 horas semanales, que hoy perciben -sin guardias- 1800 pesos. Además quieren una recomposición en las categorías y la designación de 1.500 profesionales. Dicen que resulta necesario para «paliar la crisis sanitaria bonaerense».

En Mar del Plata, Bahía Blanca y Pergamino, los profesionales acompañaron el reclamo sin abandonar la atención. Los médicos marplatenses explicaron a la comunidad los motivos de la protesta, exigieron la designación de personal para reabrir el servicio de neonatología del Interzonal de Agudos, aunque aclararon que iban a trabajar normalmente.

El acatamiento se notó con fuerza en los hospitales bonaerenses que funcionan en el conurbano como el Fiorito (Avellaneda) y Evita Pueblo (Berazategui) y en centros de salud de La Matanza, Quilmes y Lanús.

También suspendieron la actividad los profesionales de la salud del Gutiérrez, el Rossi y el San Roque de Gonnet, en La Plata. En el hospital de Niños, en Melchor Romero y el Policlínico San Martín, también de La Plata, la actividad no se interrumpió. El mismo panorama se mantuvo en el Interzonal de San Nicolás. El Cestino, de Ensenada, tuvo un acatamiento parcial.

En algunos centros asistenciales públicos, la medida de fuerza había sido anticipada desde hace una semana. «Los pacientes estaban prevenidos y por eso casi no había turnos previstos para ayer», explicó un empleado del Rossi.

Para recordar

En la provincia de Buenos Aires funcionan 77 hospitales públicos en los que trabajan 10.800 médicos y especialistas. Además, tienen un plantel de 23 mil auxiliares, enfermeros y administrativos. En conjunto atienden 11 millones de consultas anuales, o sea poco más de 41 mil por día hábil. Además, el sistema de salud bonaerense mantiene un servicio de 12.710 camas y registra 430 mil internaciones anuales. El año pasado se registraron nueve paros, de los cuales seis fueron en marzo.

Hace una semana, el ministro de Salud de la provincia, Claudio Zin, anunció la emergencia funcional y administrativa de su cartera por 180 días. La medida fue dispuesta, según dijo, para «transparentar y ordenar» los gastos efectuados durante los últimos seis meses de la gestión anterior. El procedimiento incluye la suspensión de pagos a proveedores de los hospitales hasta tanto certifiquen las deudas que reclaman. Los gremios advirtieron que esto podría complicar la falta de insumos que ya sufren, aunque el ministro aseguró que eso no ocurriría. (ACTA)