miércoles, julio 06, 2022

Locales

SINDICALES: La Revista “El Parlamentario” le realizó una nota a Gerónimo Venegas que aparece en tapa sobre la reorganización del PJ.

Sharing is caring!

parlamentario.jpg

Por Agustín Alvarez Parisi

La dinámica partidaria y sindical fueron los ejes centrales de la entrevista con el titular de UATRE y de las 62 Organizaciones Gerónimo Venegas. Considera que Néstor Kirchner tiene que encabezar la reorganización partidaria. Insiste en que el movimiento obrero debe contar con mas bancas en el Parlamento.

Gerónimo Venegas es hoy uno de los dirigentes sindicales con mayor predicamento en el sector gremial. El “Momo”, como le dicen sus compañeros, desde muy joven comenzó a trabajar de esquilador en Necochea, provincia de Buenos Aires. Allí inició su militancia por la defensa de los derechos de los trabajadores. No era fácil en aquellos tiempos y menos aún en ese ámbito laboral. Su identificación con las banderas del peronismo lo llevó a estar en permanente contacto con la dirigencia partidaria, hasta llegar a los lugares que hoy ocupa.

Se muestra orgulloso de la consolidación del gremio que conduce, que por la cantidad de afiliados está ubicado entre los principales del país. Su gran obsesión es disminuir el trabajo en negro y la explotación de los niños que se da frecuentemente en el campo, como lo demuestran las estadísticas oficiales.

Como referente de las 62 Organizaciones Peronistas, aspira a que el movimiento obrero tenga mayor participación y presencia en la hora de las decisiones partidarias.

Venegas, directo, simple y sin doble discurso, analiza con pasión en esta entrevista la relación sindical con el Gobierno, la conducción del PJ, el presente y futuro de UATRE, entre otros temas.

– ¿En qué contexto ubica el resurgir del poder sindical, como se expresa en la fuerte presencia de la CGT de Hugo Moyano y las 62 Organizaciones Peronistas que preside?

– Creo que después de la reunión con la Presidenta, que fue muy positiva, tenemos que darnos cuenta que fue un reconocimiento para la Confederación General del Trabajo que conduce el compañero Hugo Moyano. Este reconocimiento vale porque en la CGT está representada la gran mayoría del movimiento obrero, y gran parte de todos los compañeros que estamos en la CGT pertenecemos a las 62 Organizaciones. O sea que es un reconocimiento a estas instituciones que no hemos creado nosotros, sino que han creado nuestros antecesores y que por muchos años han venido luchando por los intereses de los trabajadores.

– ¿Se ha producido una revalorización del Gobierno sobre estas entidades?

– Indudablemente que es un reconocimiento importante el que ha hecho la compañera Presidenta. Esto tiene que ver con el acompañamiento que hemos venido haciendo durante los últimos cuatro años al ex presidente Néstor Kirchner. En el futuro también vamos acompañar la gestión de Cristina.

– Cuando la CGT fue recibida por la Presidenta, usted personalmente le pidió más participación de los sindicalistas en el Partido Justicialista…

– Nosotros no queremos ser convidados de piedra, queremos estar donde se discutan las políticas del Partido Justicialista y de esta manera poder llevar una política orgánica y disciplina a todo el país. El General Perón decía que no había peronismo sin los trabajadores, por lo tanto creo que nosotros tenemos que integrar todos los consejos del PJ, no sólo a nivel nacional, sino también en todo el interior del país. No hay que olvidar del protagonismo histórico que tuvo el movimiento obrero, que es la columna vertebral del Partido Justicialista que fue creado por el General Perón y con esa participación se llevó adelante. Por lo tanto, repito: no queremos ser convidados de piedra y no queremos que se digite quienes son los compañeros que van a integrar el PJ.

– ¿La CTA debe tener personería gremial?

– No. Creo que la CTA para obtener la personería gremial tendría que hacer lo que hace cualquier organización gremial en nuestro país, de acuerdo con la ley de Asociaciones Gremiales. Es decir, ir a una compulsa y la entidad que tiene más afiliados es la que tiene la personería.

– ¿Cómo sería esto?

– Que la CTA tendría que hacer una elección de afiliados con nosotros, y si ellos tienen mayor cantidad de afiliados, la personería la tendrían que obtener ellos. La CGT tiene cinco millones de afiliados, no se cuántos puede tener la CTA, pero son muy pocas las organizaciones gremiales que integran la CTA.

Otros reclamos

– Pese a que faltan dos años para las elecciones legislativas, ¿ustedes van a volver a insistir en la necesidad de recuperar el cupo sindical en el armado de las listas de diputados nacionales?

– A uno hasta lo mortifica siempre hablar de lo mismo, pero esto tiene que ver con el movimiento obrero, porque hasta que los dirigentes no nos demos cuenta que el movimiento obrero tiene cinco millones de afiliados en la CGT, y que multiplicando estos cinco millones de trabajadores por tres podríamos tener 15 millones de votos en el país… Y que esto nos daría la posibilidad de hasta elegir un presidente de la Nación… Hasta que no nos demos cuenta de esto, el movimiento obrero no tendrá efectiva participación.

– Con ese caudal de votos, ¿por qué la dirigencia partidaria los margina?

– Hay compañeros que juegan a dividir por ambiciones personales. Muchos dirigentes gremiales hacen como que no se dan cuenta de cómo tenemos que trabajar en conjunto y solidariamente. No pasa por los gremios grandes o los gremios chicos, sino por los dirigentes a los que nos toca conducir en determinado momento las organizaciones gremiales. En una de las últimas elecciones presidenciales hubo tres candidatos del peronismo y entre los tres se llevaron el 60 y pico por ciento de los votos. Esto demuestra que hay una mayoría abrumadora del peronismo en el país. Pero si ese peronismo no es conducido por el referente político que es el partido, el peronismo va a seguir como está.

– ¿Entonces qué hay que hacer?

– El movimiento obrero tiene que saber que a través de las 62 Organizaciones tiene que estar en condiciones de pedir protagonismo y participación, por lo tanto tenemos que tener mayor representación en el Congreso de la Nación, para eso tenemos que estar unidos.

– Al parecer, todos los caminos conducen a que Néstor Kirchner sea electo presidente del PJ. ¿Considera que con él cambiará el peronismo?

– No, el peronismo no va a cambiar. El peronismo es un sentimiento, es una doctrina escrita por puño y letra por Juan Domingo Perón. Kirchner tendrá que saber como peronista -él asumió así su presidencia- qué hacer con el partido. Sus funciones, ejecutar políticas hacia todo el interior del país. Lograr que funcione en todos los lugares del país un consejo del partido que esté en condiciones de reunirse y desde allí llevar sus inquietudes al Consejo Nacional del PJ.

– ¿Cree qué con Kirchner se volverá al peronismo de antes?

– Sí. El peronismo va ser el de siempre. Creo que Kirchner conducirá el partido con los sentimientos que todos comulgamos políticamente.

– ¿Cómo observa la relación entre el kirchnerismo y los radicales K?

– Los radicales tienen su partido y en su momento Kirchner sumó a muchísimos radicales K, pero no creo que ellos vengan al PJ. Esto sería querer juntar el agua con el aceite. Los radicales tienen que tener un partido representativo. Hoy hay radicales que no saben qué son; unos son kirchneristas otros son lavagnistas. Para volver a ser el partido que fue, tendrán que disciplinar a sus afiliados.

– Cuando hablamos del rol protagónico del sindicalismo, usted recordó a sus antecesores que hicieron mucho por el movimiento sindical. Hace poco se cumplió un año de la desaparición de Ubaldini, quien tal vez fue uno de los últimos líderes…

– Sin discusión, hubo muchos referentes del sindicalismo, pero han tenido roles distintos: un José Ignacio Rucci, Lorenzo Mariano Miguel, Saúl Ubaldini… Todos han tenido mucho que ver con el quehacer del movimiento obrero, no solamente a nivel nacional sino a nivel internacional, porque este movimiento obrero fue admirado en el mundo. Saúl cumplió una gran tarea en el período de la dictadura militar, como también en el gobierno de Raúl Alfonsín en democracia.

Objetivos permanentes

– ¿Cómo sigue la lucha contra el trabajo en negro?

– Seguimos trabajando en todos los aspectos y desde la misma CGT y con el compañero Moyano seguimos luchando y no contra el Gobierno, sino luchando por las cosas que en la década anterior perdimos y que queremos volverlas a reimplantar. Y precisamente sobre el trabajo en negro, Moyano firmó un convenio con nosotros, con UNICEF, la CONAETI, la OIT, la ONU, con el Ministerio de Trabajo y las entidades agropecuarias y el Renatre para luchar contra el trabajo en negro y el trabajo infantil.

– ¿De qué forma protegen ustedes al trabajador rural?

– Blanqueando al trabajador, registrándolo, ese trabajador rural tiene cobertura de la ART, El trabajador en negro sufre un accidente y tiene que ir a un hospital porque no tiene ninguna cobertura médica. Un trabajador en negro no tienen ningún beneficio, no existe, es un NN. Nuestro gremio está luchando para que esos trabajadores estén dentro de la seguridad social de nuestro país y con todos los beneficios del gremio y de la obra social.

– Sabemos de la preocupación que tienen por el trabajo infantil.

– Son chicos que por lo general son explotados, el gremio los alfabetiza. Hemos alfabetizado más de 15 mil trabajadores que antes fueron trabajadores infantiles en el sector agropecuario. El chico que va a trabajar no va a la escuela, no estudia, no juega, es decir, se cría con deficiencias y carencias, esencialmente de educación y de cultura. Nosotros queremos que los chicos de nuestros trabajadores vayan a la escuela y jueguen como cualquier otro chico.

– ¿De qué forma UATRE está capacitando al trabajador rural?

– Estamos capacitando entre 13 y 14 mil trabajadores por año en las distintas actividades rurales. Vamos a las provincias y los capacitamos de acuerdo con lo que se produzca en cada lugar. Por ejemplo, a algunos hay que capacitarlos en la poda de árboles frutales, otros en el manejo de un tractor o de una cosechadora. Pero además les enseñamos a leer y escribir. Antes un trabajador ponía el dedo en el recibo y hoy puede leer el recibo y firmar.

– ¿Faltan leyes para proteger al trabajador del campo?

– No, al trabajador del campo le estaría faltando la posibilidad de tener una vivienda. En algún momento firmamos un convenio con el Presidente de la Nación, esto lo vamos a tratar de retomar con la compañera Presidenta para ver si a través de este convenio podemos empezar a construir viviendas rurales en todo el país.

– ¿Cuáles son los objetivos de este año para UATRE?

– Vamos a seguir capacitando, alfabetizando y seguir creciendo en todos los aspectos. Siempre digo que este gremio tiene piso pero no tiene techo, por lo tanto UATRE puede seguir creciendo y desarrollándose con trabajo y con ideas. Nosotros hemos presentado el año pasado un proyecto de ley de corresponsabilidad gremial que fue aprobado por unanimidad en la Cámara de Diputados de la Nación con 165 votos afirmativos. Después pasó al Senado donde se modificaron algunos artículos que le quitaron el espíritu de la ley.

– ¿En qué consiste esa ley?

– Es para que un pequeño productor con un coeficiente muy bajo logre una cobertura integral a todos los trabajadores, inclusive el propio productor.

– ¿Por qué se modificó en el Senado?

– Porque hay senadores que responden muchas veces a intereses feudales de las provincias. Respondiendo a esos poderosos feudales han hecho que cambiaran algunos artículos. Pero nosotros vamos a insistir y lo vamos a volver a presentar en la Cámara de Diputados y seguramente, con el apoyo del Gobierno nacional, vamos a lograr esta ley que servirá para crear fuentes de trabajo, para registrar no solamente a los trabajadores, sino también pequeños empleadores que no se pueden registrar, porque terminan la cosecha y hasta la próxima no vuelven.

– ¿Por qué este proyecto generará fuentes de trabajo?

– Porque el productor va a poder tener mano de obra y va a estar cubierto. De otra forma trae la cosechadora y no les da trabajo a los trabajadores.