Tras un breve paso por Claromecó y en el marco de los operativos de control sobre el trabajo no registrado, el doctor Gastón Guarracino destacó los buenos resultados obtenidos en la localidad, inspeccionados unos 100 comercios, algunos -incluso- pasada la medianoche del viernes. Asimismo, adelantó en declaraciones a la prensa, que la cartera laboral del Gobierno de Scioli, reconvertiría planes sociales para evitar despidos.

El viceministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, el doctor Gastón Guarracino, encabezó en Claromecó un operativo de control de trabajo en negro en compañía del delegado Regional de la misma área, Jorge Narciande.

El segundo de la cartera de Trabajo, en territorio bonaerense, brindó una conferencia de prensa durante la medianoche del viernes, una vez arribado a la localidad, y después de que una avanzada de los inspectores de su cartera desplegaran un amplio operativo que cubrió las supervisiones por sobre más de un centenar de comercios de la localidad balnearia. Según contó Narciande, Tres Arroyos es una de las cuatro cabeceras que tiene la provincia.

“Hemos volcado la totalidad, unos 100 inspectores, prácticamente la totalidad de la capacidad inspectiva del Ministerio a estos efectos, y este año con la novedad de contar con una importante cantidad de personal de la ANSES, que se suma a nuestro esfuerzo”, comentó al aclarar que en el mes de marzo el ministro de Trabajo, Oscar Cuartango, suscribió un convenio con ese organismo “a los efectos de brindar una cantidad de agentes del orden de los 50 a 70, con lo que se duplica la actividad inspectiva en materia de seguridad e higiene”, detalló.

El funcionario, presente en Claromecó, indicó que si bien no se ha realizado un lanzamiento formal, sí se pretende sobre fin de enero un balance del operativo en forma conjunta al gobernador de la provincia y el ministro de Trabajo, y que quizá se haga en el Partido de la Costa.

“El balance hasta ahora es positivo, encontramos una predisposición muy buena por parte del empresariado, en los distintos locales, hoteles, emprendimientos gastronómicos y balnearios; muy buena receptividad prácticamente no hemos tenido ningún inconveniente salvo un hecho aislado”, sostuvo en declaraciones realizadas desde el Hotel Aitén Co.

Guarracino contó que se pide, en esta inspección -a manera de docencia- “el alta temprana o el libro de sueldos y jornales y el último recibo de sueldos, y nada más porque no se solicitará otra cosa”.

Por otra parte, el subsecretario oriundo de Necochea, indicó que desde su cartera se ha dado a conocer que aún en la provincia los guarismos de trabajo en negro son muy altos, debido a que el 40% de los trabajadores se encuentra en esa condición.

“Es por eso que advertimos de manera amigable, pero firme a aquel empresario que todavía mantenga a sus trabajadores en la condición indigna de estar en negro sin aportes ni seguridad social ni aguinaldos ni vacaciones”, afirmó Guarracino mientras dijo que “no es negocio mantener a un trabajador en esas condiciones”, porque las multas son muy severas, tras la adhesión del gobierno bonaerense al Pacto Federal de Trabajo y a la Ley 12.415 que establecen multas gravosas que van desde los 1500 y hasta los 5000 pesos por cada trabajador que se encuentra en infracción.

No obstante dejó en claro que el Ministerio de Trabajo “no tiene una política punitiva, ni agresiva o con fines recaudatorios; sino todo lo contrario. La tarea es de docencia cuya finalidad de que los empleadores pongan a su trabajador en blanco y de esa manera el Estado cumplirá con su rol -al hacer lo que se está haciendo- y el empleador va a cumplir con su responsabilidad empresaria, “hoy más que nunca en medio de una crisis mundial que golpea a todos aunque en mayor medida a quienes se dedican a la exportación”, expresó.

En Claromecó

Según anunció el viceministro Gustavo Guarracino, se realizaron alrededor de unas 100 inspecciones en Claromecó, en donde también fueron recibidos de muy buena manera, como en el resto de la costa por donde ya se ha realizado el operativo de control.

Asimismo destacó que los inspectores recogieron como inquietud la intención de presentar su documentación laboral por parte de varios empresarios el mismo viernes, cuando “sabido es que lo primero que se deja es el acta de intimación, para en el plazo de 5 a 10 días se presente la documentación respaldatoria respecto a las altas tempranas, sueldos, jornales y recibos del trabajador, lo que habla a las claras de que los operativos que se han hecho en este lugar son buenos, y por lo tanto estamos conformes con lo que está pasando en Claromecó”, mientras en otros lugares de la costa atlántica la realidad es distinta. Esta es una localidad muy pequeña y la respuesta es mejor que en otros lugares”, subrayó.

Guarracino comparó su labor en Claromecó con lo que cotejado en Pinamar, donde -según dijo- los resultados fueron parecidos en la receptividad y el grado de compromiso por parte de los empleadores.

Se pide cumplir

Consultado por eventuales reacciones adversas por parte del sector empresario, el funcionario fue rotundo al responder que “lo único que se pide es el cumplimiento fiel de la legislación vigente, no se exige otra cosa, por lo que de ninguna manera podemos decir que el empresario se sienta presionado ni mucho menos”, expresó.

En este sentido destacó lo profesional del cuerpo de inspectores que se encuentra trabajando en este tipo de tareas.

Reconvertir planes para afrontar la crisis

El ministro de trabajo Oscar Cuartango está evaluando la posibilidad de reconvertir los planes Bonus y Segunda Oportunidad para que sirvan en la continuidad del trabajo, según anticipó Guarrracino en su paso por la costa claromequense. “Se trata de planes para empleadores que querían contratar a nuevos trabajadores, y que ahora serían utilizados para subsidiar parte de la masa salarial de aquellas empresas que se encuentran en crisis”, anunció.

Mientras tanto y en el marco de los efectos futuros de la crisis financiera mundial, cuya onda expansiva ha comenzado a sentirse con diferente magnitud, y por todo el mundo, el número dos de la cartera laboral, encuadró al sector de la exportación como el más sensible a las consecuencias inmediatas, diferenciando en estos términos al mercado interno.

En este sentido resaltó la responsabilidad empresaria que no produce despidos en el marco de los distintos procedimientos de crisis empresaria -conforme lo marca la Ley 24.013-. Desde el Estado, en tanto, se propone -a contramano de los despidos-, “el adelantamiento de las vacaciones, la reducción de la jornada laboral, el cambio de turnos y hasta de suspensiones temporales, pero no despidos, porque para el trabajador el empleo es su único capital”, comentó. (LA VOZ DEL PUEBLO)

CLAROMECÓ: Gastón Guarracino anticipó medidas para enfrentar la crisisahorainfo.com.arLocalesGuarracinoTras un breve paso por Claromecó y en el marco de los operativos de control sobre el trabajo no registrado, el doctor Gastón Guarracino destacó los buenos resultados obtenidos en la localidad, inspeccionados unos 100 comercios, algunos -incluso- pasada la medianoche del viernes. Asimismo, adelantó en declaraciones a la...El que quiera comprar ficción que lo haga... Nosotros ofrecemos realidad...