Sharing is caring!

Siguen las hipótesis o especulaciones sobre los móviles del asesinato de Alejandra Fiorito.

Los datos aportados por las pericias han sumado más dudas sobre las primeras líneas de investigación.

Desde la Fiscalía a cargo no ha existido mayores informaciones sobre los avances.

Los investigadores han sido herméticos sobre aportar datos, lo que marca posibles avances que derivarían en la detención de algún sospechoso.

Se sigue evaluando la posible presencia de una mujer en la escena del crímen.

También la sospecha que se haya intentado desviar la investigación sobre los motivos reales del asesinato de Fiorito.

Las declaraciones tomadas a familiares e integrantes del círculo íntimo de Fiorito no han arrojado más datos que los que se han conocido.

El peritaje del celular y los dos chips encontrados no han sido culminados aún lo que aportarían datos importantes.

Allí se podrían conocer los últimos contactos realizados por la víctima.

Sigue llamando la atención que los integrantes de la Policía, tanto bonaerense, como federal no conocieran las actividades de Alejandra Fiorito como vendedora de estupefacientes.

Más allá de la capacidad de manejo y ocultamiento de su actividad es muy difícil que no se supiera nada al respecto.