Castelli, Locales, Opinión

OPINIÓN: ¿El fútbol es la cara de la sociedad?

Sharing is caring!

Por Juan Alberto Poteca

Dijo Enrique Pichón Riviere: » El fútbol no incrementa ni disminuye las lacras y virtudes de la sociedad, sólo las muestra».

A la luz de los episodios que se vienen registrando en los últimos años en el fútbol argentino, no caben dudas que las miserias se muestran partido tras partido.

La violencia es el común denominador del juego, pero también lo es en las declaraciones y en las ventajas que se pretenden sacar desde todos los sectores.

Ya hemos dicho que el fútbol está enfermo, tan enfermo como lo está esta sociedad. Se convalida la trampa, el fraude, las ventajas, el juego sucio, las intrigas palaciegas.

No estamos describiendo el Apocalipsis, simplemente estamos haciéndonos eco de lo que diariamente nos muestra la vida.

Desde las políticas partidarias, actitudes de gobernantes y funcionarios y procederes de los simples ciudadanos, nos encontramos con actitudes que reflejan comportamientos reñidos con la ética y la moral.

Los hechos que el fútbol nos entrega, son un espejo de lo que la sociedad genera cada jornada. Entonces, ¿de qué podemos sorprendernos?

El episodio del jugador de Boca, Carlos Tevez y el juvenil de Argentinos Juniors Ezequiel Ham, ganó trascendencia, no por la doble fractura que sufrió éste, sino por quien se la produjo.

La fama de Tevez, impulsó a las críticas en su contra de un sector y la defensa de otros. La búsqueda de ventajas, para que el jugador de Boca fuera sancionado, lo que favorecería a los luchan con el xeneixe por el título, contrasta con la posición de quienes defienden el carácter accidental de la jugada. Sólo la consienta del «Apache», podrá poner en claro cuál fue el propósito de éste en esa maniobra.

Pero al margen de ese episodio, se vienen dando a lo largo de los campeonatos y copas en el fútbol argentino, situaciones violentas repetidas.

El mismo Pichón Riviere dijo: «los jugadores dan la cara, para mostrarnos como somos». La realidad es cruda, nos muestra actitudes y comportamientos negativos, que se constituyen en ejemplos perversos para las generaciones futuras.

Aquella frase de Jorge Newbery ya parece no contar: » Jugar juntos, jugar limpio, respetar las reglas de juego».

Si los ejemplos bajan con mensajes tramposos, la trampa se generaliza. Si los modelos pretenden mostrarnos la ventaja, el fraude y el vale todo lo reñido con la moral, el resultado no es alentador.

Decía Ulises Barrera: «Si no hay valores no hay ética. La ética deviene de valores, y la moral es la ética en acción. El periodismo representa la cultura, la libertad responsable y la ética».

Va esto para todos los que hacemos del periodismo, también coparticipe de este panorama oscuro, un culto a la búsqueda de la verdad, sin ataduras y compromisos con los protagonistas de las noticias, si con el único compromiso de responder a la gente con la verdad, castigue a quien castigue.

¿El fútbol es la cara de la sociedad? Así como nos vemos ahora, decimos que si. Por eso viene bien otra frase sabia como la de Burke: «Para que el mal triunfe, basta con que los hombres buenos no hagan nada».

One thought on “OPINIÓN: ¿El fútbol es la cara de la sociedad?

  1. Me adhiero al comentario de juan Poteca, con buenos ejemplos, superaremos las reglas, pero los intereses, los tristes intereses parecen superarnos, en tanto y en cuanto la sociedad quede callada indiferente ante tanto menosprecio por el deporte y por la vida misma.

Comments are closed.