Sharing is caring!

José Luis Abarca fue señalado por las muertes ocurridas durante las protestas que antecedieron a la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en septiembre.

El ex alcalde de la ciudad de Iguala, en Guerrero, México José Luis Abarca fue acusado formalmente por homicidio, por su presunta responsabilidad en la muerte de seis personas en los hechos que antecedieron a la desaparición de los 43 ‘normalistas’ de Ayotzinapa.

Abarca también fue acusado por ‘homicidio en grado de tentativa’ en relación con los jóvenes que permanecen desaparecidos, y que se piensa fueron ejecutados por miembros del grupo criminal Guerreros Unidos, tras ser secuestrados el 26 de septiembre pasado, informó Milenio. El ex dirigente permaneció prófugo de la justicia por varias semanas junto a su esposa, hasta que ambos fueron detenidos el 4 de noviembre en Ciudad de México.

El jueves, el Secretario de Gobernación de México Ángel Osorio Chong resaltó las exigencias de la sociedad de fortalecer el sistema de justicia en el país, pero dijo que los reclamos no pueden hacerse a través de la violencia.

«La justicia no debe hacerse esperar. Ese es el reclamo de los mexicanos, y que no quepa duda, en eso estamos trabajando», sin embargo aclaró. «Nadie puede exigir justicia violando la ley, porque en la violencia jamás encontraremos la solución».

Por otra parte, el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se pronunció sobre los recientes hechos de violencia ocurridos en el país, asegurando que México atraviesa un «panorama nacional aciago, en el que la zozobra y la desesperanza parecen ganar terreno». El Ministro de la CSJN Arturo Zaldívar Lelo de Larrea señaló que a todos preocupa «la violencia desmedida y el desprecio por la vida humana que parecen haberse apoderado de sectores de nuestra sociedad».