Opinión

ECONOMÍA

Sharing is caring!

fundacion-mediterranea

Material enviado por el Lic. Jorge Mancuso

Leve mejora en balances de empresas industriales, pero el resultado operativo sobre facturación es una cuarta parte del promedio 2003-2008.


  • Para una muestra de 21 firmas del sector manufacturero el ratio resultado operativo/facturación fue del 4% en el segundo trimestre, que compara con el 15,8% del período 2003-2008
  • El capital de trabajo se sigue achicando y, con un consolidado de $1.232 millones, cae 56% interanual
  • Aunque se logran contener los gastos, el ratio costo de venta/facturación pasó de 77% en el segundo trimestre de 2008 a 82,5% en el último dato
  • Los balances de las empresas vinculadas al sector manufacturero mejoraron en el segundo trimestre del año respecto del primero, pero siguen siendo magros. El ratio resultado operativo sobre facturación fue de 4% en el período abril-junio, representando poco más de un cuarto del ratio promedio 2003-2008. Por su parte, la rentabilidad de las empresas continúa siendo negativa, cuando en el período 2003-2008 se registró una rentabilidad positiva equivalente a 12,4% de la facturación.
  • El presente trabajo se basa en 21 balances de empresas seleccionadas especialmente por su vinculación con el sector manufacturero. La muestra incluye una amplia gama de sectores que van desde el agroindustrial hasta el metalmecánico, pasando por el automotriz y el cementero. No se computaron en la muestra sectores tales como el petrolero, de energía eléctrica, telecomunicaciones y de servicios de transporte.

grafico 1

  • Como muestra el gráfico de la izquierda, el resultado operativo de este conjunto de firmas alcanzó un nivel equivalente a 4% de la facturación del período. Este guarismo reduce a la cuarta parte el ratio promedio verificado entre 2003 y 2008, que fue de 15,8%. Si bien el último dato es positivo, y significa una mejora respecto del 0.6% registrado en el primer trimestre, el resultado operativo actual no es demasiado diferente del que lograban estas empresas a mediados de 2001.
  • Por su parte, el gráfico de la derecha muestra el ratio rentabilidad / facturación, que registra un comportamiento similar. El cociente fue casi nulo en el segundo trimestre (-0,1%), dato que compara con un promedio de 12,4% en el período 2003-2008 y con el pico de 18,2% registrado hace apenas doce meses. A pesar del magro resultado, el número del segundo trimestre implicó una mejora sustancial respecto del resultado del primer trimestre del año, que había sido de -9,7%.
  • La leve mejora en el resultado de las firmas, viene dada por una estabilización de las ventas. Mientras que en el primer trimestre las ventas cayeron un 3,5% interanual, en le segundo la facturación registró una variación de 0,7% positiva respecto de igual período de 2008. Por otro lado, los costos de venta, aunque todavía en un nivel muy elevado, han visto desacelerar su ritmo de expansión. Mientras que en 2008 crecían al 25,5% interanual, en lo que va de este año se expanden al 5,2% interanual promedio. Así el ratio costo de ventas / facturación pasó de 83,5% en el primer trimestre a 82,5% en el segundo, aunque todavía supera en 5,5 puntos porcentuales el ratio del segundo trimestre de 2008, que había sido de 77%
  • El freno en la caída, de todos modos, no ha podido evitar que el capital de trabajo de las firmas siga erosionándose. Como muestra el gráfico, en el segundo trimestre del año el capital de trabajo de las firmas fue de $1.232 millones, esto es, una contracción nominal de 56% respecto del monto de un año atrás. La merma en el capital de trabajo, se explica en parte por una significativa caída en los bienes de cambio que componen el activo corriente (-23% a/a). A su vez, se observa un aumento de la deuda financiera de corto plazo (53% a/a) que incrementó el monto de las obligaciones más inmediatas.
  • Dentro del pasivo de las firmas se observa una sutil tendencia a ir modificando el mix de las fuentes de financiamiento. Tiende a reducirse la participación de la deuda comercial (Cuentas a pagar), principal fuente de financiamiento del período posdevaluación y tiende a aumentar la significación de la deuda financiera y bancaria (Préstamos).

grafico 2