Sharing is caring!

El presidente de CARBAP Pedro Apaolaza junto al vicepresidente Alberto Frola, recogiendo

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa manifiesta públicamente su decepción ante la aprobación de la prorroga de las facultades delegadas al Poder Ejecutivo, ya que además de desoír el mensaje de las urnas el pasado 28 de junio se prorroga la parálisis en que se ve sumido el país, y en particular el interior productivo, ante la imprevisibilidad y la falta de rentabilidad de las actividades agropecuarias debido a las erróneas políticas aplicadas.

La Honorable Cámara de Diputados también ha perdido ayer una nueva oportunidad para recuperar lo que la Constitución Nacional establece expresamente que le corresponde. Primó, una vez más, la coyuntura política de corto plazo por sobre uno de los valores fundamentales de toda república moderna que es la división e independencia de los Poderes del Estado. La excepcionalidad se podría convertir así de nuevo en regla.

Los diputados que votaron por la prorroga de las delegaciones han entregado una vez más no sólo sus atribuciones como legisladores, lo cual podría entenderse como el reconocimiento de su propia incapacidad para resolver las cuestiones delegadas, sino también han autolimitado las funciones que le corresponden al Poder Legislativo en su conjunto.

Las mezquindades políticas de algunos legisladores que priorizan proyectos personales por sobre el de la Nación toda, merece ser reprobado y consecuentemente observado, pues el perjuicio que al país en su conjunto se le esta ocasionando de alguna forma deberá ser reparado.

Una vez más, al Honorable Senado Nacional como espacio en donde residen las representaciones de las provincias argentinas, le compete la  responsabilidad de impedir este nuevo desatino.

El campo, y CARBAP en particular, se ha expresado con claridad a favor de la república y las instituciones. Más allá del reclamo por la reformulación del sistema fiscal que hoy agobia a la gran mayoría de las actividades rurales, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa reitera su compromiso con el afianzamiento de las instituciones y el funcionamiento de un sistema democrático pleno en donde el debate y la construcción de consensos sea la regla, y no simplemente una operación de marketing político.

CARBAP, finalmente,  quiere expresar su especial agradecimiento a todos aquellos productores que con una profunda convicción democrática se comprometieron y participaron en estas jornadas legislativas, intentando esclarecer a legisladores la realidad del interior productivo, y   permaneciendo  durante los trabajos de Comisión y durante el debate en el recinto.