Sharing is caring!

Con morosidad de hasta el 70% en las cuotas, ya empezaron a cerrar jardines y se demora la entrega de los ATP del Gobierno.

La crisis de las escuelas privadas amenaza con colapsar la educación pública por la migración de matrículas que se espera para el año que viene ante el impacto de la crisis económica generada por la pandemia.

Las escuelas privadas corren riesgo de cierre por la morosidad en las cuotas que en algunos casos llega al 70 por ciento mientras las clases siguen suspendidas.

Los jardines maternales, que no tienen ningún aporte del Estado y son en su gran mayoría del sector privado, comenzaron a cerrar en la provincia de Buenos Aires. Ya hubo jardines que Bahía Blanca, Quilmes, Chacabuco, San Isidro y Vicente López.

Las escuelas privadas en su mayoría no cobraron por el mes de abril el Plan de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) que el Gobierno lanzó para pagar el 50% de los sueldos de las Pymes y que benefició incluso a instituciones como Boca, River y la Sociedad Rural.

El ministro nacional Nicolás Trotta recibio la semana pasada a las cámaras que nuclean a las escuelas privadas, que tienen más de 3 millones de alumnos en todo el país, y les prometió que empezarían a cobrar los ATP.

Muchas escuelas no habían podido ingresar al programa por trabas burocráticas ya quen no pueden cumplir con el requisito de facturar como máximo hasta un 5 por ciento más que en abril /mayo 2019.

Algunas de ellas facturan en forma manual y no están bancarizadas, por eso le pidieron al ministro que les deja abrir los establecimientos para que los padres puedan ir a pagar las cuotas.

«Estamos preocupados porque la situación es crítica», dijo a LPO Martín Zurita, secretario ejecutivo de AIEPBA, la principal cámara de escuelas de la provincia de Buenos Aires.

Zurita dijo que este miércoles unas 15 escuelas recibieron la notificación de que cobraran el ATP el 1° de junio, pero que esperan que la semana que viene ese plan alcance a las 2300 escuelas que pertenecen a esa asociación.

En la provincia hay 6500 escuelas privadas a las que acuden 1,6 millón de alumnos y en algunos distritos son indispensables. «Todas las semanas cierran jardines maternales», advirtió Zurita.

La situación es aún más alarmante si se proyecta el ciclo lectivo de 2021, no sólo ante la baja en las matrículas privadas por la imposibilidad del pago de los padres sino por el cierre de escuelas privadas que motivará la migración masiva al sistema público.

«El 23 o 24 por ciento de la matricula nacional es de gestión privada y estamos acompañando a las familias y a las instituciones educativas», dijo Trotta la semana pasada. El cálculo que hacen los privados no coincide: aseguran que más del 40 por ciento de los alumnos va a escuelas privadas.

El diputado bonaerense Sergio Siciliano, ex viceministro de Educación de María Eugenia Vidal, dijo a LPO que hay casos como el de Mechita, Bragado, en el que la única escuela es privada y si llegara a cerrar el pueblo se quedarían sin servicio educativo para sus habitantes.

«Hay otros distritos como Moreno que no tienen capacidad de absorber la matricula privada», indicó Siciliano. En este marco el diputado presentó un proyecto en la Legislatura la semana pasada junto a Maximiliano Abad para que el Estado otorgue un subsidio para las escuelas privadas.

La situación le trae al Gobierno un impensado frente de conflicto con la Iglesia: los obispos de algunos distritos del Conurbano como Lomas de Zamora y La Matanza están protestando porque las escuelas católicas no reciben ayuda del Estado.

https://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2019/12/nicolas-trotta.jpghttps://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2019/12/nicolas-trotta-200x150.jpgahorainfo.com.arEducaciónNacionalesEducaciónCon morosidad de hasta el 70% en las cuotas, ya empezaron a cerrar jardines y se demora la entrega de los ATP del Gobierno. La crisis de las escuelas privadas amenaza con colapsar la educación pública por la migración de matrículas que se espera para el año que viene ante...Desde Necochea al mundo