Sharing is caring!

Por ahora no se han producido grandes despidos ni suspensiones, pero avanza el desdoblamiento de salarios y el congelamiento de la discusión paritaria.

La prensa fue una de las actividades excluidas de la cuarentena desde el primer momento y, pese a no haber parado y vivir en algunos casos un crecimiento exponencial de la audiencia por el encierro, sufre un doble efecto económico negativo: la ralentización en los pagos que afecta a toda la economía y la caída de ingresos publicitarios por la recesión que agravó la cuarentena.

Esto, como en la mayoría de las industrias empezó a tensionar la situación salarial. Por ahora, en el sector de los medios no se han producido grandes despidos ni suspensiones, pero si avanza el desdoblamiento de salarios y las paritarias quedaron en el olvido. Otro efecto de esta crisis es que en algunos casos aceleró el paso de diarios al formato online, por la imposibilidad de seguir costeando la edición en papel.

En algunos casos los medios están viviendo un crecimiento exponencial de sus audiencias por efecto encierro, pero el agravamiento de la recesión por la cuarentena tensionó al límite la cadena de pagos y redujo la inversión en publicidad.

Este miércoles Clarín les anunció a sus empleados que tendrán que desdoblar los salarios: se abonaría un 60% en la primera semana de mayo y el resto después del 20. El canal América también tiene los salarios desdoblados, lo que es una práctica habitual en algunos medios. Por ejemplo, en el diario La Capital (Santa Fe) desde 1995 los salarios se pagan en cuotas.

Por el momento, La Nación informó a sus trabajadores que se avecinaban momentos complejos, pero no informaron que los salarios se verían afectados este mes. En tanto en Artear va a pagar con regularidad, al igual que casi todos los canales de televisión y las radios provinciales, pero nadie se imagina que este año haya aumentos salariales. Similar es el caso de la mayoría de los medios patagónicos, en los que se prevé que puede haber alguna demora en el pago, pero no va a haber suspensiones.

También es el caso de los medios puntanos, pero no así el de los cordobeses donde la baja de la recaudación golpeó el desembolso de la pauta oficial y también cayó fuerte el presupuesto en publicidad del sector privado. Por lo pronto, en la provincia no ha habido despidos en los grandes medios cordobeses. El diario La Voz, el más importante de la provincia, hace dos años cerró su subsidiaria Día a Día con un reordenamiento del personal, por lo que no se esperan más despidos por ese lado, sin embargo los medios gráficos más chicos sí tienen dificultades para el pago de sueldos y peor es el caso de las radios que dependen casi exclusivamente del auspicio de la municipalidad.

Esta descripción se ajusta también a las provincias en las que los medios son principalmente privados. Por ejemplo, los dos diarios de la provincia de La Rioja solo están trabajando en formato online y suspendieron las imprentas. Según pudo saber LPO, el diario Nueva Rioja se vio obligado a desdoblar el pago de los salarios, mientras que El Independiente, al ser una cooperativa, se vio afectado por la caída de pauta, pero sus trabajadores no califican para ser asistidos por un IFE (no son informales ni monotributistas) y tampoco por una ATP, ya que no son asalariados formales.

El problema de las cooperativas

En sí el cooperativismo merece un párrafo aparte porque quedó en una suerte de limbo que lo excluye de todas las categorías del plan de asistencia nacional que el gobierno estimó en 5,6% del PBI. Tal es el caso también de Tiempo Argentino. Su presidente, Federico Amigo, dijo a LPO que: «Nosotros estamos con las cuentas al límite, llegando a fin de mes buscando pago por pago para sostener nuestros retiros (sueldos en la jerga cooperativa) que además están muy por debajo de los del mercado».

Estamos con las cuentas al límite, llegando a fin de mes buscando pago por pago para sostener nuestros retiros (sueldos en la jerga cooperativa) que además están muy por debajo de los del mercado.

Las Asistencias al Trabajo y la Producción (ATP) permiten a las empresas recibir una ayuda de hasta el 50% de los salarios para su pago en el próximo mes. Mientras que los Repro -pagos de los salarios por cuenta del Estado- se orientan a aquellos sectores que tuvieron que bajar la persiana y no pudieron seguir funcionando como los medios de comunicación. En una segunda etapa, el gobierno aseguró que sí se los tendría en cuenta para los Repro como a las estaciones de servicio, por considerarlos «esenciales».

En tanto, el panorama de los medios nacionales con dificultades para el pago de salarios lo completa el grupo Indalo, que lleva más de cuatro meses de atrasado en algunas empresas como DiarioRegistrado.com, un escenario de por sí complejo previo a la pandemia y ya les avisaron este miércoles también que no les van a poder pagar abril.

Otros medios especializados como el Cronista, a priori, van a recibir sus salarios completos, pero ya venían con reclamos por la reorganización del trabajo implementada por la empresa. A eso se suma el reclamo de 15% de aumento paritario durante 2019 frente a un 43% de inflación acumulada desde abril del año pasado.

https://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2007/11/Modelos-de-negocio-en-medios-de-comunicación-730x476.jpghttps://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2007/11/Modelos-de-negocio-en-medios-de-comunicación-730x476-200x150.jpgahorainfo.com.arEconomíaNacionalesMediosPor ahora no se han producido grandes despidos ni suspensiones, pero avanza el desdoblamiento de salarios y el congelamiento de la discusión paritaria. La prensa fue una de las actividades excluidas de la cuarentena desde el primer momento y, pese a no haber parado y vivir en algunos casos un...Desde Necochea al mundo