Sharing is caring!

Los trabajadores reclaman que no terminaron de cobrar el mes de abril. Las empresas están quebradas. Pierden menos si no salen los servicios, que con los colectivos semi vacíos.

La cuarentena puso en jaque al transporte de pasajeros en el interior del país. Con los sueldos de abril impagos o solo pagos en un 60% en el mejor de los casos, los trabajadores hicieron paro en diez provincias y actualmente en ocho de ellas se prolonga el conflicto. Al menos hasta el miércoles 27 de mayo, cuando trabajadores y empresarios tengan una nueva tele-audiencia con el ministro Meoni.

El ministro de Transporte ya tiene lista para aplicar la SUBE Federal, pero está a las espera que Hacienda autorice los fondos.

Mientras los trabajadores denuncian frialdad y desinterés de parte de las empresas para que se levante la medida, hay una verdad que a los empresarios les cuesta decir: como están las cosas, tampoco les conviene que la medida de fuerza se levante. Presten o no presten servicios están quebradas. Sacar un colectivo para que no se suban ni 30 pasajeros implica perder más plata. Lo que recauden con el pasaje no les va a compensar el gasoil. Es incrementar más las deudas de las empresas.

Este viernes, Chaco pagó lo que faltaba de los salarios de abril y destrabó el conflicto, en La Pampa llegaron a un acuerdo el sábado. Mientras que en Santa Fe, Tucumán, Córdoba, Entre Ríos, Misiones, Jujuy, Formosa, parte de Río Negro y parte de Catamarca el conflicto se sostiene, en algunas por el servicio urbano y en otras por el interurbano.

«El reclamo es por los salarios del mes de abril. Los municipios pagaron entre 50% y 60% y el resto se adeuda. Las ciudades pusieron 20 mil pesos y no dieron certezas cuándo iban a pagar el resto. Por eso desde el martes 12 estamos con esta medida de fuerza que es un paro total y que durará al menos hasta el miércoles a ver qué nos dice el ministro en la videoconferencia», dijo a LPO el secretario adjunto de la UTA en Rosario, Sergio Copello.

«Las empresas dicen que no tienen dinero, la Municipalidad de Rosario que ya no tenía más plata. La provincia de Santa Fe, que tiene interés en las empresas de transporte interurbano, tampoco. Y esto pasa en toda la región núcleo: Tucumán, Córdoba, Entre Ríos… no solo acá. Con Nación tuvimos un par de audiencias. En la primera nos dijeron que era una locura que en este contexto pretendiéramos cobrar el 100% de nuestros salarios. En la segunda que iban a intentar conseguir partidas para destrabar el conflicto. Veremos qué pasa este miércoles. El intendente (de Rosario, Pablo Javkin) dijo que espera que haya una solución», agregó el referente de la UTA.

En el Interior se quejan de que Dios atiende en Buenos Aires y que el transporte fuera del AMBA al Gobierno nacional le importa poco. Mientras la administración de Alberto Fernández asiste en casi el 75% de los costos salariales a las empresas de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano, en el resto del país la asistencia se reduce al 40%. En consecuencia, más de la mitad de los fondos para el Transporte de pasajeros se destina al AMBA, aunque tenga el 37% de la población nacional.

«Las empresas además de los costos salariales tienen que pagar deudas por la adquisición de nuevos coches, mantenimiento, alquileres y el gasoil. Hoy el combustible está caro en relación a lo que estaba en 2001, eso hace que para nosotros esto sea peor que entonces. Ya veníamos golpeados porque la tarifa es baja, pero no podemos subir los precios porque el salario mínimo también es bajo. La provincia desde 2012 nos da $2,5 por litro por servicio declarado, lo cual es un esfuerzo grande para la provincia, pero insuficiente para el sector porque hoy los servicios que se prestan son más. Son muchas las empresas que no pudieron pagar los sueldos», dijo a LPO el presidente de la Cámara de Empresarios Misioneros del Transporte de Pasajeros (CAEMTAP), Juan Manuel Fouce. En Misiones el transporte interurbano está suspendido.

Por este motivo es que en las empresas del interior piden que Nación los ayude a conseguir una reducción salarial de los choferes que están parados, similar a la que acordó la UIA con la CGT y un ayuda para pagar los salarios porque la caída de la recuadación propia agravó los problemas financieros previos.

«Desde Nación dijeron que nos iban a compensar el pasaje perdido por la imposibilidad de trabajar o que íbamos a recibir ayudas con los sueldos y no fue así. Está todo demorado. Hay empresas que tienen transporte urbano -que está habilitado- y suburbano o interurbano que está frenado, por el pasaje urbano reciben un subsidio nacional que no llega a los $100 mil, pero tienen todo el resto de la empresa parada con una masa salarial de $500 mil y además por recibir el subsidio sobre el pasaje urbano no pueden cobrar el ATP», agregó Fouce.

El otro punto es que los empresarios directamente temen que la reapertura los lleve a la quiebra. El protocolo de seguridad de la CNRT para el transporte de pasajeros, hace que los colectivos de larga distancia deban circular prácticamente vacíos. «No cierra ningún número si en un colectivo van 10 pasajeros», resumió el directivo.

La Politica Online

https://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2015/03/colectivos-uta-400x225.jpghttps://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2015/03/colectivos-uta-200x150.jpgahorainfo.com.arGremialesNacionalesGremialesLos trabajadores reclaman que no terminaron de cobrar el mes de abril. Las empresas están quebradas. Pierden menos si no salen los servicios, que con los colectivos semi vacíos. La cuarentena puso en jaque al transporte de pasajeros en el interior del país. Con los sueldos de abril impagos o...Desde Necochea al mundo