Denuncias unificadas por violencia de género

Sharing is caring!

La Procuración aprobó un formulario policial de toma de denuncias por violencia de género durante el aislamiento. Se trata de una serie de pautas a seguir al momento de intervenir en casos de urgencias.

En un trabajo conjunto con la Defensoría General de la Nación y los ministerios nacionales de Seguridad; Justicia y Derechos Humanos y de Mujeres, Géneros y Diversidad, la Procuración aprobó un formulario policial para la toma de denuncias por casos de violencia de género mientras dure el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Poder Ejecutivo Nacional.

El protocolo fue elaborado a raíz del .incremento de los casos de violencias por razones de género durante el ASPO, especialmente aquellas que ocurren en los ámbitos domésticos.

Se trata de un instrumento con pautas de actuación para intervenir en la urgencia, contemplando especialmente la intervención con perspectiva de género, y un esquema pautado para que las fuerzas policiales puedan recibir denuncias a víctimas de violencia de género en sus hogares o en el lugar en el que se encuentren.

En el formulario se recomendó adoptar procedimientos especiales para estos momentos de emergencia sanitaria, «que contemplen tanto la necesidad de intensificar la presencia del Estado y el servicio de justicia para las víctimas de violencia por razones de género, como la de adoptar todas las medidas necesarias para preservar su salud y la de la población».

Asimismo, se hizo hincapié en tratar de evitar el traslado de personas y el consecuente riesgo para su salud, así como asegurando la convocatoria a equipos especializados al lugar.

Se trata de un instrumento con pautas de actuación para intervenir en la urgencia, contemplando especialmente la intervención con perspectiva de género, y un esquema pautado para que las fuerzas policiales puedan recibir denuncias a víctimas de violencia de género en sus hogares o en el lugar en el que se encuentren.

También se elaboró una guía sobre como actuar en hechos donde haya niños, niñas y adolescentes en infracción a las leyes penales vinculadas a la pandemia, «en tanto presentan características particulares, así como problemas personales, familiares, sociales, habitacionales y educativos. Allí se efectúan señalamientos tendientes a asegurar una intervención eficaz y respetuosa de la legalidad por parte de los magistrados y agentes del Ministerio Público Fiscal».