Sharing is caring!

Fue colocado un conteiner sobre Avenida 542 pero a 300 metros del ingreso. “Con esto entendemos que solucionamos el problema porque solo quedaría una calle pero que justo está frente al control y bien visible”, señaló el director de Tránsito, Julián Corro.

Desde la gestión del intendente Arturo Rojas, y en el marco de los operativos en los accesos a la ciudad para evitar la llegada del Covid-19, se determinó estratégicamente adelantar el control sobre el ingreso en Ruta 88 con el fin de evitar algunas filtraciones de vehículos por calles internas de Quequén.

En este sentido, el subsecretario de Ordenamiento Urbano y Fiscalización, Walter Calabretta, junto al director de Tránsito, Julián Corro, dirigieron este mediodía el cambio de rumbo del operativo, oportunidad en la que se corrió el conteiner a unos 300 metros del ingreso sobre avenida 542, bastante más cerca que los 1000 metros de diferencia que había anteriormente.

Al respecto, Corro señaló que “estábamos a 1000 metros y nos corrimos a 300 porque hemos tenido algunas filtraciones de vehículos que se han escabullido por calles internas de Quequén evadiendo los controles” para acotar que “con esto entendemos que solucionamos el problema porque solo quedaría una calle pero que justo está frente al control y bien visible”.

Con esta nueva modalidad, estableció el funcionario que “con esto tendremos controlados los dos accesos con un primer filtro en la parte de Circunvalación y 227”.

En otro orden, sentenció que “de la única manera que se puede ingresar a la ciudad hoy es tener domicilio en Necochea o en Quequén, o también lo podrá hacer aquel que pertenezca al Partido pero para ello debe tener un permiso para circular”.

Para cerrar, indicó que “hasta ahora los controles vienen bien salvo algunos inconvenientes de público conocimiento”.