Sharing is caring!

Axel Kicillof formalizó la designación de nuevas autoridades en dos de los puertos más importantes de la provincia: el de Dock Sud, un enclave importante en términos de contenedores e hidrocarburos; y el de Mar del Plata, la terminal de pesca más importante.

En el puerto de Dock Sud por primera vez asumirá una mujer en la presidencia del consorcio. Allí llegará Carla Monrabal, licenciada en Comercio Internacional egresada de la Universidad de la Marina Mercante, que reemplazará a Alejandro Semmartín.

El puerto Dock Sud es uno de los más poderosos de la provincia. Comprende una superficie de 500 hectáreas para cuatro actividades: almacenamiento y refinería de combustibles, terminal de contenedores, cargas generales y un polo arenero.

Tiene un movimiento de cargas de 13 millones de toneladas y 1.900 ingresos y egresos de barcos. Además, circulan por el ejido portuario más de 1.000 camiones diarios.

En tanto, en el Puerto de Mar del Plata fue designado Gabriel Felizia, que estudió en la Universidad Nacional del Litoral donde obtuvo el título de Hidrotécnico, y en los últimos años trabajó como asesor en el Concejo Deliberante de la ciudad atlántica. Felizia responde al armado que tiene en Mar del Plata la ministra de Desarrollo Humano, Fernanda Raverta.

El puerto es la terminal pesquera por excelencia de la provincia de Buenos Aires y abriga una flota de más de 400 embarcaciones. Es un puerto conflictivo por cantidad de mano de obra que genera la producción pesquera. Además es el puerto más expuesto al desgaste marítimo lo que requiere un dragado constante.

Pese a haber lanzado una fuerte amenaza sobre los consorcios portuarios -el ente público no estatal que administra las terminales- lo cierto es que en los más de cuatro meses de gestión, el Gobernador no metió mano en una estructura denunciada por ministros del gabinete.

La polémica surgió en el marco de un aumento impositivo en el que los puertos se plantaron y resistieron un aumento de la alícuota. Como contraofensiva, el gobierno salió a plantear la necesidad de un plan que incluiría a los puertos como «resortes fundamentales del desarrollo productivo» y el ministro de Producción, Augusto Costa, consideró que no descartaban avanzar con una nueva ley de puertos.

En febrero, Kicillof designó a Juan Cruz Lucero como director de Asuntos Portuarios y tres semanas después nombró a Federico Susbielles al frente del consorcio del puerto de Bahía Blanca. Fue una designación más política que de gestión. Susbielles forma parte del corazón del kirchnerismo y había sido derrotado por el vidalista Héctor Gay en la carrera a la intendencia. El resto de los consorcios se mantuvieron sin cambios.

Este jueves se anunciaron los cambios en Dock Sud y Mar del Plata, pero referentes del gobierno de Vidal siguen al mando de los consorcios de Coronel Rosales, San Nicolás, La Plata, Neuquén,y San Pedro.