Sharing is caring!

La desaprobación del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, subió al 38% en agosto, con lo cual el exmilitar se convirtió en el mandatario con la imagen negativa más alta al comienzo de la gestión desde 1995.

La agencia Datafolha indicó que el sondeo finalizado el 30 de agosto mostró que la reprobación del mandatario creció 5 puntos respecto de otra encuesta realizada en julio pasado.

En ese mismo período la imagen positiva bajó el 33% al 29% de acuerdo con la pesquisa que interrogó a 2.878 personas en 175 municipios de todo el país.

Bolsonaro asumió la presidencia en enero pasado tras vencer los comicios de octubre de 2018.

En la comparación con otros presidentes Bolsonaro es el que tuvo un rechazo más temprano.

Por ejemplo en 1995 el entonces presidente Fernando Henrique Cardoso, del centrista Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB), registró un rechazo del 15% al cumplir 8 meses de su primer mandato.

En agosto de 2003 el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), tuvo un 10% de imagen mala y en 2011 Dilma Rousseff, del PT, registró el 11% de rechazo en su octavo mes de gobierno. Entre tanto Bolsonaro restó importancia a los números del sondeo.

«¿Alguien cree en Datafolha?, ¿Usted cree en Papá Noel? Pasemos a otra pregunta por favor», declaró el mandatario al ser consultado por reporteros cuando dejaba el Palacio de Alvorada, la residencia oficial en Brasilia.

El excapitán del Ejército, de derecha, triunfó en el balotaje del 28 de octubre de 2018 con el 55% de los votos válidos frente al 44% de Fernando Haddad, del PT.

Según Datafolha si hubiera nuevas elecciones el vencedor sería Haddad con el 42% frente a un hipotético 36% de Bolsonaro, mientras el 18% declaró que votaría en blanco y 4 que no tiene opinión formada.

La pesquisa indicó, además, que el 51% considera equivocada la política del gobierno sobre la floresta amazónica donde se desató una ola de incendios, parte de los cuales atribuidos a productores agrícolas y madereros.

Al respecto Bolsonaro anunció que irá a la Asamblea de la ONU para explicar su posición respecto de la Amazonia y repitió que no aceptará ninguna «limosna» de otros países.

«El 22 (de septiembre) tengo que estar en la ONU, voy a ir aunque sea en silla de ruedas, porque quiero hablar de la Amazonia ante el mundo, con mucho conocimiento, con patriotismo, sobre esa área ignorada por los gobiernos que me antecedieron».

Bolsonaro contó además que anticipó una cirugía para la semana próxima para poder de participar en la Asamblea anual que se realizará en Nueva York.

El gobernante sudamericano polemizó la semana pasada con su colega francés, Emmanuel Macron, sobre las quemadas en la floresta tropical más extensa del mundo.

La situación en la Amazonia fue tratada en la cumbre del G7 celebrada hace más de una semana en Biarritz, Francia, donde se propuso enviar ayuda a Brasil para combatir el fuego y reforestar la selva.

«Yo no voy a aceptar limosna de ningún país del mundo con el pretexto de preservar la Amazonia que en realidad está siendo loteada, vendida», dijo este lunes Bolsonaro.

Y añadió que no admite la opinión de gobiernos extranjeros a favor de las reservas indígenas.

«Estoy honrando lo que dije en la campaña (electoral de 2018) cuando prometí que no habrá más demarcaciones indígenas», concluyó. (ANSA).

El ministro de Ciencia y Tecnología de la Nación, Lino Barañao; la intendente de Luján Graciela Rosso y la ministra de Asuntos Agrarios y Producción Débora Giorgihttps://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2018/10/bolsonaro-2.jpghttps://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2018/10/bolsonaro-2-200x150.jpgahorainfo.com.arInternacionalesbRASILLa desaprobación del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, subió al 38% en agosto, con lo cual el exmilitar se convirtió en el mandatario con la imagen negativa más alta al comienzo de la gestión desde 1995. La agencia Datafolha indicó que el sondeo finalizado el 30 de agosto mostró que la...Desde Necochea al mundo