Sharing is caring!

En las relaciones entre Estados Unidos y Alemania podría existir un antes y un después a la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

En un discurso en Munich que algunos medios han comenzado a definir «histórico», la canciller Ángela Merkel manifestó ayer todo el escepticismo que tiene con Trump, precisando que ya no es posible, como ocurría hasta ahora, «tener confianza» en los Estados Unidos.

Berlín confirmó hoy esa posición, como demuestran las declaraciones del vice-canciller y ministro de Exteriores Gimar Gabriel Con Trump en el poder Estados Unidos está comprometiendo su liderazgo a nivel internacional, indicó Gabriel, quien afirmó que «el Occidente se ha achicado» o quizás se ha incluso «debilitado».

Al poner el dedo en la llaga de esta complicada fase a nivel internacional, Gabriel precisó que «las relaciones de fuerza están cambiando».

La misma Merkel volvió hoy a referirse a Estados Unidos.

«Quien se pone las anteojeras nacionalistas -de esto estoy convencida- termina por quedar de lado», indicó al hablar en Berlín durante la Conferencia anual de Desarrollo Sustentable.

La canciller volvió a referirse al que es el tema de fondo -aunque no el único- de las discrepancias entre EEUU y Europa, o sea el acuerdo de París sobre el clima.

El camino que debe recorrerse para poner en práctica ese acuerdo es «difícil y largo», indicó la canciller.

Poco después, su vocero, Steffen Seibert, intentó bajarle el voltaje a las polémicas, al destacar «la importancia» de las relaciones Berlín-Washington, que son -precisó- «un sólido pilar de nuestra política exterior y de seguridad».

Para esta semana Merkel tiene en agenda dos reuniones -con los líderes de India y de China- que van a ser muy importantes en el tema del clima, en un momento en el que algunos medios alemanes, por ejemplo Handelsblatt, señalan que Berlín debe encontrar «nuevos aliados».

De una u otra manera, está claro que Alemania ha elegido aumentar su presión contra Washington, precisamente en vista de la decisión que Trump tomará en pocos días sobre la cuestión el clima, adhiriendo (o rechazando) al acuerdo de París.

El tono firme de Merkel y sus críticas a Washington surgieron tras la cumbre siciliana del G7, que fue un fracaso precisamente en la cuestión de la lucha contra los cambios climáticos.

No hay que olvidar por otra parte la reunión que Merkel tuvo días atrás con el ex presidente Barack Obama, que antes de salir de la Casa Blanca la «designó» de hecho como líder del mundo occidental.

Pese a que Obama está ‘sin trabajo’, también es muy claro que el ex mandatario no está del todo «desocupado». No haría por lo tanto que sorprenderse por un eventual acuerdo del «dúo» Obama-Merkel de cara a la línea política que es necesario tener con la Casa Blanca en esta nueva era Trump. Alemania no ha sido el único país en reaccionar con firmeza al ‘choque’ EEUU-UE que tuvo lugar en la cumbre de Taormina. El presidente del Parlamento europeo, Antonio Tajani, dijo hoy a ANSA que «la UE debe crecer y asumir sus responsabilidades en el campo de la defensa… no podemos seguir contando siempre en la ayuda del ‘tío Sam'»: palabras muy similares a las pronunciadas ayer domingo por Merkel en Munich. (ANSA)

EL MUNDO: Un feo "clima" entre Trump y UEhttps://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2017/05/union-europea.jpghttps://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2017/05/union-europea-200x150.jpgahorainfo.com.arInternacionalesEl MundoEn las relaciones entre Estados Unidos y Alemania podría existir un antes y un después a la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. En un discurso en Munich que algunos medios han comenzado a definir 'histórico', la canciller Ángela Merkel manifestó ayer todo el escepticismo que tiene con...Desde Necochea al mundo