Sharing is caring!

Los presidentes de México Enrique Peña y de Estados Unidos Donald Trump mantuvieron hoy un diálogo telefónico «constructivo y productivo», en un intento por sofocar la crisis diplomática suscitada, calificado por expertos como la peor en más de siglo y medio.

La conversación, acordada por sus equipos de trabajo, giró en torno «a la relación bilateral entre ambos países, incluyendo el tema del déficit comercial de Estados Unidos de América con México», señaló un comunicado oficial.

En el diálogo se subrayó «la importancia de la amistad entre nuestras naciones, y la necesidad de que nuestros países trabajen juntos para detener el tráfico de drogas y el flujo ilegal de armas», afirmó.

Con respecto al pago del muro fronterizo, ambos gobernantes «reconocieron sus claras y muy públicas diferencias de posición en este tema tan sensible».

Peña y Trump «acordaron resolver estas diferencias como parte de una discusión integral de todos los aspectos de la relación bilateral».

Asimismo, convinieron por ahora en «ya no hablar públicamente de este controversial tema» e instruyeron a sus colaboradores «a continuar el diálogo para fortalecer esta importante relación estratégica y económica de manera constructiva», según el comunicado.

El diálogo ocurrió cuando el gobierno mexicano se encaminaba a diseñar una «estrategia de defensa» en medio de llamados de diferentes sectores para dar una respuesta «dura y frontal» mientras otros sugerían actuar con «pragmatismo» y mediante una «revancha inteligente».

El diálogo sorprendió porque justo hoy Trump redobló sus críticas a México y dijo por Twitter que» se ha aprovechado de Estados Unidos por mucho tiempo».

Peña pospuso para la tarde una reunión prevista para el mediodía con diputados, senadores y gobernadores para planear los pasos a seguir, luego de cancelar la visita oficial a Washington, aparentemente debido a la conversación con Trump.

La decisión de cancelar la visita fue adoptada poco después que Trump escribió a través de Twitter que «sería mejor» que no la realizara por negarse a pagar el muro fronterizo que anunció el miércoles.

La delegación mexicana encabezada por los ministros de Economía Ildefonso Guajardo y Luis Videgaray terminó una visita oficial de dos días a Washington donde se encontraron con miembros del gabinete de Trump y con empresarios estadounidenses, que los sorprendió en plena crisis.

La chispa que encendió el conflicto fue el decreto ejecutivo firmado el miércoles por Trump que prevé iniciar en unos meses la construcción del muro en la frontera entre ambos países y la reiteración de que México pagaría por su edificación sea mediante las remesas o un impuesto a las importaciones del 20%.

Peña dijo que México por ningún motivo pagaría por el muro, lo que enfureció a Trump.

La andanada de Trump derivada de sus mensajes por Twitter y de sus decretos generaron una amplia repulsa en medios políticos y agitaron las redes sociales.

«Es un acto hostil que rompe con los principios de amistad, convivencia y cooperación entre ambas naciones. La dignidad de México no se negocia», afirmó el presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), Graco Ramírez.

Todos los partidos políticos llamaron a «unir fuerzas» y cerrar filas en torno al presidente Enrique Peña Nieto y posponer sus desacuerdos en aras de defenderse ante «la embestida» del nuevo presidente de Estados Unidos.

Carlos Ramiro Ruiz, investigador de la Universidad de Guadalajara, dijo que la relación entre México y Estados Unidos «nunca fue tan ríspida» desde la invasión estadounidense de 1847 ni siquiera durante la dictadura de Antonio López de Santa Anna.

El ex presidente Felipe Calderón propuso enfrentar la crisis actuando en forma «pragmática y en el corto plazo» sobre todo en materia económica, mediante una «política retaliatoria tanto jurídica como diplomática».

Ello implica «revisar toda la relación» imponiendo aranceles a ciertos productos de ciertos estados de centro-oeste de Estados Unidos, que venden a México soya y maíz amarillo, sustituyéndolos por Brasil y Argentina, para «erosionar la principal base principal de apoyo de Trump».

Además, sugirió «revisar todo el tema de seguridad para Estados Unidos» porque México es «una pieza clave» para la integridad de ese país, afirmó. (ANSA).

ACTUALIDAD: Peña y Trump buscan sofocar crisis diplomáticahttps://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2017/01/nieto-trump.jpghttps://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2017/01/nieto-trump-200x150.jpgahorainfo.com.arInternacionalesEl MundoLos presidentes de México Enrique Peña y de Estados Unidos Donald Trump mantuvieron hoy un diálogo telefónico 'constructivo y productivo', en un intento por sofocar la crisis diplomática suscitada, calificado por expertos como la peor en más de siglo y medio. La conversación, acordada por sus equipos de trabajo, giró...Desde Necochea al mundo