Sharing is caring!

Nueva York vivió otra jornada de alta tensión, pero finalmente pudo dar un respiro de alivio.

El arresto de Ahmad Kahn Rahami, de 28 años y origen afgano, se registró en Linden, en Nueva Jersey, luego de una balacera donde el sospechoso y dos agentes resultaron heridos.

Tras una persecución que duró varias horas, se puso fin a un estado de alerta sin precedentes desde los atentados del 11 de setiembre de 2001.

Sobre todo después de una nueva noche de terror: esta vez en Nueva Jersey, con cinco «tubos bomba» hallados en una mochila cerca de la estación de Elizabeth, sobre las vías del ferrocarril que une Manhattan con el aeropuerto internacional de Newark.

Pudo haber sido un desastre, admitieron los investigadores.

En cambio, afortunadamente todo se resolvió con la explosión de una de las bombas mientras los expertos intentaban desactivarla con un robot.

Un episodio que paralizó durante horas la circulación ferroviaria, bloqueando a decenas de miles de pasajeros que cada mañana transitan entre Nueva York y la vecina Nueva Jersey.

«No cederemos al miedo. Estados Unidos no se rendirá» y continuará llevando adelante la lucha contra el terror, prometió una vez más el presidente estadounidense Barack Obama, que siguió los acontecimientos desde Nueva York, donde se encuentra junto a decenas de líderes mundiales para la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El FBI explicó en una conferencia de prensa que todos los episodios podrían haber estado conectados entre sí. Y en este punto parecía ser un trabajo de un «lobo solitario».

«Por el momento no estamos buscando a nadie más», aseguró el alcalde Bill de Blasio. El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, habló de posibles vinculaciones con el terrorismo internacional.

Pero por el momento, nada se conoce sobre el motivo real. Y si la pista islámica es una de las más seguidas por los investigadores, hasta el momento no surgió algún elemento que lo confirme.

Durante horas se temió el plan de una verdadera célula terrorista. Inclusive las cinco personas detenidas el domingo a la noche en un puesto de control cerca del puente de Verazzano (que une Brooklyn con Staten Island), y que fueron interrogadas por horas por agentes del FBI, fueron finalmente dejadas en libertad.

Las investigaciones siguen en curso y, hasta que no hayan concluido, no se puede descartar nada, aseguran los expertos. (ANSA).

https://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2016/09/fotonoticia_20160919172415-16091810369_9999-600x396.jpghttps://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2016/09/fotonoticia_20160919172415-16091810369_9999-200x150.jpgahorainfo.com.arInternacionalesEl MundoNueva York vivió otra jornada de alta tensión, pero finalmente pudo dar un respiro de alivio. El arresto de Ahmad Kahn Rahami, de 28 años y origen afgano, se registró en Linden, en Nueva Jersey, luego de una balacera donde el sospechoso y dos agentes resultaron heridos. Tras una persecución que...Desde Necochea al mundo