Sharing is caring!

Por Miguel Abálsamo.

Crónica de un final previsible.

Al mediodía del viernes último la Empresa Relisa (Recolección y Limpieza Ambiental S.A) del distrito de Necochea procedió, a través de su empresario, Guillermo Martínez  a rescindir el contrato de concesión que lo vinculaba a la Municipalidad de Necochea, aduciendo «incumplimiento exclusivamente de esta…».

El intendente doctor Facundo López se mostró sorprendido por la decisión, preocupado en los 98 trabajadores, a los que aseguró la continuidad de la fuente laboral y los salarios correspondientes, llevando tranquilidad a todos los vecinos que la recolección de residuos se llevará a cabo normalmente sin que nadie quede afectado en su vida diaria.

Tiene la situación bajo control, con tres elementos claves que distinguen su accionar, la conducción, el sentido común y la gran responsabilidad de armonizar intereses promoviendo el diálogo para superar conflictos.

La situación de la basura, el mayor contrato de concesión que tiene la Municipalidad de Necochea, siete millones de pesos de pago mensuales, una extensión de más de mil millones al cabo de veinte años, viene de situaciones conflictivas que nuestros intendentes, al menos en los últimos años no han podido, no han querido o no han sabido resolver.

Varias cosas deja a la luz esta situación.

No hubo esa voluntad anterior de sentar las cosas con claridad, siempre fue un remiendo, un maquillaje que a la menor luz comenzaba a caerse, fue todo un tirar la pelota para adelante, mientras en la confusión del río revuelto ganaban los pescadores.

El doctor Facundo López es un intendente de resoluciones, lo demostró cuando devolvió al estado municipal la Playa de Camiones «El Chiquero» de Quequén, ante la falta de obras realizadas en tiempo y forma, y si bien la empresa Relisa S.A. optó por abandonar el servicio, nunca le tembló la mano a la hora de discutir sobre la mesa los temas más profundos.

Lejos de los que muchos podían suponer, donde empresarios especularían con un vacío imposible de llenar en caso de retirada, fuertes reclamos de los 98 trabajadores ante el interrogante del futuro laboral, la oposición del Sindicato de Camioneros de nuestro medio, el temor por lo que podría suceder con días de basura en las calles, la situación esta controlada, por la pericia del intendente en el manejo de la situación, la tranquilidad de los trabajadores sabiendo de sus continuidades y un aporte muy especial que hay que rescatar, la responsabilidad del Sindicato de Camioneros en la figura de su secretario general, Alberto Peralta, quien permanentemente mantenía contacto con Capital Federal, informando a Hugo y Pablo Moyano del momento vivido.

Se terminó una etapa signada por oscuridad en algunos manejos, cuentas no claras y dirigencia política complaciente muchas veces para que todo siguiera igual, son nuevos tiempos con actores que subirán a escena para comenzar otros caminos en la sociedad.

En los próximos días tendremos la recolección  de residuos sin diferencia de como venía realizándose, que al fin y al cabo es lo que le interesa al vecino, los trabajadores en normalidad, el estado local garantizando el orden, y el Honorable Concejo Deliberante seguramente a la altura de las circunstancias para no agregarle un problema a las soluciones, acompañando lo que parece ser un acuerdo que podría extenderse hasta tanto se proceda al nuevo llamado a licitación del servicio o en un plan de emergencia una empresa que se haga cargo de la actividad por un plazo establecido.

El otro gran tema es el área de disposición final de los residuos, ubicado en camino viejo a La Dulce, que no resiste más el seguir tirando a cielo abierto contaminando aire y napas de agua, provocando infecciones y enfermedades a aquellos que frecuentan el lugar que  siempre ha sido adueñado por la anarquía y el desorden, sumado al juicio que su propietario realizó al empresario por el no pago del contrato acordado, habiendo en muchas oportunidades manifestado que estaba decidido a cerrar el predio, si no lo hizo es por la conciencia de saber que no tiene otro lugar la basura de ser depositada.

El estado municipal tiene decidido el cierre en corto plazo de ese adefesio, buscando un lugar acorde, no fácil de encontrar por tratarse del sitio donde depositar la basura diaria.

Vamos por buen camino

Necochea va por buen camino en muchos aspectos, la herencia recibida de años atrás no es solamente económica, manejada en forma profesional por el equipo que orienta el Licenciado Jorge Mancuso, sino en todo tipo de improvisación que abarca cada sector municipal, donde la recolección de residuos no ha sido la excepción.

Aquel concepto… «no hay mal que por bien no venga», cae justo a esta circunstancia.

Todo lo que puede aparecer malo, como el alejamiento de una empresa, en un tema tan central como la recolección de residuos, termina siendo bueno, primero porque de aquí en más la escoba debe barrer mejor, el nuevo contrato de concesión debe contemplar números reales y un exhaustivo estudio por parte del Departamento Ejecutivo Municipal y nuestros concejales sobre aquellas empresas que pretenden lograr el servicio, es hora de un basta a lo que hemos hechos.

Las cosas pueden hacerse bien o mal.

Durante muchos años las hicimos mal.

Parece haber llegado el momento de hacerlas bien.

También ha dejado al desnudo a muchos, empresarios y políticos que durante mucho tiempo aceptaban estas situaciones, miraban para el costado, se hacían los distraídos o pactaban en algún quincho.

Un estado municipal decidido, trabajadores de la recolección que saben la situación y comienzan a acompañar los nuevos cambios en donde ellos serán protagonistas de importancia, el Sindicato de Choferes de Camiones, interpretando esta nueva realidad, asumiendo la responsabilidad sin colocar palos en la rueda, y una sociedad apoyando los cambios necesarios.

En el inicio de semana el intendente estará en Capital Federal para cerrar definitivamente la situación, dialogando con dirigentes sindicales del sector, informando lo actuado, en el marco de un diálogo sincero en defensa de los intereses de los necochenses.

Se termino una etapa, abrigando la esperanza y las mejores expectativas para la que comienza.

No hay reloj que de vueltas hacía atrás, nuestro distrito es exactamente eso, voluntades ciudadanas que no quieren volver a lo mismo.

Se termino ese pasado repetido, ahora aguarda el futuro, que para los que dudan es inalcanzable, para los temerosos un camino difícil y para los confiados el mejor lugar que nos aguarda.

Lo seguro para todos es que la casa esta en orden en cuanto a la recolección de residuos.

ahorainfo.com.arLocalesOpiniónOpiniónPor Miguel Abálsamo. Crónica de un final previsible. Al mediodía del viernes último la Empresa Relisa (Recolección y Limpieza Ambiental S.A) del distrito de Necochea procedió, a través de su empresario, Guillermo Martínez  a rescindir el contrato de concesión que lo vinculaba a la Municipalidad de Necochea, aduciendo 'incumplimiento exclusivamente de...Desde Necochea al mundo