Sharing is caring!

Por Miguel Abálsamo.

El vaso ya viene colmado de hace tiempo, prácticamente desde la derrota producida hace meses tanto en Nación, provincia de Buenos Aires y en menor medida en Necochea, donde de la mano del «Vasco» Mario Goicoechea, el Frente para la Victoria realizó una muy buena elección, partiendo del  incomodo lugar donde estaba y de los vaivenes vividos en sus dos administraciones, el profesor Horacio Tellechea (destituido) y José Luis Vidal.

Ese FPV no tenía chances de aceptación popular, menos aún en el distrito de Necochea.

La irrupción del ingeniero Mario Goicoechea, y la primera concejalía  del contador Francisco Medina, una campaña ordenada, de proyectos y caras nuevas, le dieron una dinámica distinta, donde el peso  desfavorable del FPV. y de candidatos como el doctor Aníbal Fernández a gobernador de la provincia de Buenos Aires y el señor Martín Sabatella, aquel joven comunista, creador de un partido vecinal en Morón, adscribiendo al proyecto de Néstor y Cristina, fueron parte grande de la derrota, junto a otros errores de estrategia y conducción de la ex presidenta de los argentinos, alejando aliados peronistas de peso, quedando casi en un círculo «camporista», de proclamas antiguas, revoluciones socialistas inexistentes para la clase media argentina e inclusive sin entendimiento en los sectores más humildes.

En el medio de todo esto el candidato presidencial Daniel Scioli, encerrado en un callejón sin salida, sin poder liberar emociones o sus verdades, con la guardia pretoriana del «chino «Zannini pegadito sin dar metros.

El vaso ya venía lleno.

La elección fue igualmente muy pareja pero la voluntad popular eligió otro camino, hubo muchos errores (y horrores) y desaciertos que hasta parecían de novatos en el arte de la política.

Cambiar el nombre del Frente para la Victoria, buscar renovación, adaptarse a las nuevas circunstancias, son motivos de charlas y análisis, especialmente en aquellos que tienen exposiciones públicas, caso el bloque de concejales que encabeza un joven con aceptación social, el contador Francisco Medina, una figura a cuidar pensando en lo que viene.

En las últimas horas han abandonado el bloque de diputados nacionales (FPV)  cuatro dirigentes de Misiones, entre ellos el ex gobernador Maurice Closs, quienes se suman matemáticamente a la lista de  los que emigraron hace unos meses, y a dirigentes que buscan diferenciación, reconociendo hechos positivos de los últimos doce años, sin tener que aceptar todo el inventario.

El bloque de concejales (¿Frente para la Victoria?), sigue analizando el cambio de nombre y fundamentalmente de posturas, que sean más amplias y no dominadas por el micro clima.

Dirigentes peronistas, caso el actual presidente del Partido Justicialista, José Luis Vidal, declaró recientemente que el «Frente para la Victoria ya fue», pensando en la integración de un justicialismo unido, o el propio ingeniero Mario Goicoechea, quien viene acercándose a peronistas de la provincia de Buenos Aires comenzando  a pensar en la renovación de cara al año próximo como escalón del año 19 cuando se jueguen las grandes batallas electorales.

Son pareceres individuales pero que comienzan a abarcar un conjunto más grande de dirigentes, sin olvidar el intento de armado del Frente Ciudadano que envió como mensaje a su tropa más fiel la ex presidenta de la Nación, espacio seguramente reservado para el kirchnerismo paladar negro fiel y consecuente.

¿Estamos ante cambios  en el Frente para la Victoria de Necochea?-

Todo indica que no serán rápidamente o abruptamente, pero creo, se esta muy cercano a una definición, los tiempos corren en política y para muchos el largo plazo comienza hoy.

ahorainfo.com.arLocalesOpiniónOpiniónPor Miguel Abálsamo. El vaso ya viene colmado de hace tiempo, prácticamente desde la derrota producida hace meses tanto en Nación, provincia de Buenos Aires y en menor medida en Necochea, donde de la mano del 'Vasco' Mario Goicoechea, el Frente para la Victoria realizó una muy buena elección, partiendo...Desde Necochea al mundo