Sharing is caring!

En 2013, bajo la presidencia de Blatter, el organismo coaccionó a seis clubes uruguayos para que no denunciaran ante los tribunales.

El sistema de corrupción instalado en la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) investigado por el FBI y que ha supuesto el descabezamiento de la organización por la detención de sus dirigentes pudo ser favorecido por la intervención de la FIFA en una carta coercitiva.

En diciembre de 2013 seis clubes uruguayos denunciaron la venta de los derechos de retransmisión de las competiciones internacionales de la Conmebol por aceptar esta una oferta a la baja. Ante la pérdida de ingresos que suponía el contrato, los clubes uruguayos decidieron acudir a los tribunales.

Días después, el 31 de diciembre de 2013, a la sede de la Conmebol llegó una carta de la FIFA a la que ha tenido acceso EL PAÍS en la que aseguraba que tomaría medidas contra los clubes uruguayos.

«Le comunicamos que hemos tomado debida nota de la correspondencia. En la misma se nos hace saber que varios clubes afiliados de la Asociación Uruguaya de Fútbol han amenazado a la Conmebol y a los miembros de su comité ejecutivo con recurrir a tribunales ordinarios e interponer acciones penales en contra de ambos, en referencia a la contratación de los derechos audiovisuales de las competiciones continentales de clubes en Sudamérica», se puede leer en el primer párrafo de la misiva firmada por Marco Viliger, director de servicios legales de la FIFA, que en el último párrafo lanza la amenaza que bajo la presidencia de Joseph Blatter utilizaba el organismo para mantener el sistema establecido: «Quisiéramos hacer constar que la iniciación de procedimientos judiciales con el fin de impeler o forzar a determinados órganos a hacer u omitir una acción, constituye una infracción de los reglamentos de la Conmebol. Siendo este el caso, no se puede tolerar tal modo de proceder lo que implicaría la adopción de las medidas disciplinarias correspondientes por los órganos competentes».

La investigación del FBI y la confesión de algunos de los dirigentes detenidos confirmaron que la cúpula de la Conmebol recibía sobornos del operador que se hizo con los derechos de retransmisión a la baja. La carta de los servicios legales de la FIFA, presididos por Ángel María Villar, es una de las que hacía referencia el expresidente de la Conmebol Eugenio Figueredo, ahora detenido, en su declaración ante una juez de Uruguay en la que acusaba a Gorka Villar de «extorsión». «El señor Gorka Villar, aprovechando la vinculación que tenía con su padre, Ángel María Villar (…) utilizaba la influencia de su padre para que la FIFA respaldara mediante notas coactivas a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF). Ya que venía la nota de la Confederación y una ratificatoria de la FIFA diciendo que podían ser suspendidos los equipos y hasta la AUf».

Declaración de Villar

Gorka Villar será llamado a declarar en breve por la justicia uruguaya, ya ha recibido la citación, y la acusación también se plantea pedir que declaren Marco Viglier y es posible que hasta al propio Villar padre para saber quién ordenó los términos en los que se redactó el amenazante documento.

El intervencionismo de la FIFA ha sido invocado por Villar en su guerra con el secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal. Según Marca, en los próximos días la FIFA enviará a dos emisarios para mediar y estudiar la situación.

https://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2016/03/blater-y-figueredo-1024x627.jpghttps://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2016/03/blater-y-figueredo-200x150.jpgahorainfo.com.arInternacionalesDeportes,JusticiaEn 2013, bajo la presidencia de Blatter, el organismo coaccionó a seis clubes uruguayos para que no denunciaran ante los tribunales. El sistema de corrupción instalado en la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) investigado por el FBI y que ha supuesto el descabezamiento de la organización por la detención de...Desde Necochea al mundo