-De cara a un año electoral, el jefe de Gobierno porteño presupuestó 848 millones de pesos para propaganda, con lo cual los recursos destinados al área habrán aumentado catorce veces respecto de 2007, cuando comenzó la gestión del PRO.