Sharing is caring!

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció un convenio con industriales molineros por el cual se darán créditos por un millón de toneladas para comprar a precio pleno a los productores. Dijo que el Puerto Quequén existe un remanente de 1,8 millón de toneladas, para la exportación. Discurso completo.

“Este tipo de políticas benefician a todos los argentinos. El gobierno financiará la compra de 1,5 millones de toneladas de trigo», dijo la Presidente, quien recordó que «existe mucho disparate en algunas afirmaciones que se realizan» en el mundo político.

La Mesa de Enlace asistió al anuncio desde la sede de Federación Agraria, a la espera de un prometido encuentro con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, que surgió tras la multitudinaria marcha del martes.

El objetivo de la reunión es poder tratar los puntos del petitorio que se consensuó durante la asamblea triguera a la que el Ministro no asistió. Entre los pedidos se encuentran viejos reclamos del campo: la reapertura de las exportaciones del cereal y el pago de compensaciones atrasadas de la Oncca. Además se hablará sobre la devolución de las retenciones de IVA y de Ganancias de la AFIP.

Además, una parte de la Mesa de Enlace busca que se cree un organismo estatal con administración compartida para que intervenga en el comercio de trigo, en tanto otro sector reclama la inmediata reapertura de las exportaciones.

En caso de que no se llegue a un acuerdo, los dirigentes del campo posiblemente anuncien medidas de fuerza, aunque no se iría directamente a un cese de comercialización sino que serían graduales.

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN EN EL ACTO DE FIRMA DE CONVENIO CON INDUSTRIA HARINERA EN EL SALON SUR, CASA DE GOBIERNO

Muy buenas tardes a todos y a todas: el día lunes estábamos en el Banco Nación firmando, construyendo dos importantes instrumentos, como son el cheque diferido garantizado, y los préstamos a 180 días con ampliación hasta 90 con los pequeños y medianos productores de trigo de modo tal de poder sostener el precio para que no tengan que malvender su producto y que al mismo tiempo cuenten con los fondos para poder seguir sembrando, seguir produciendo por la Argentina.

Hoy estamos celebrando un convenio con el segundo eslabón de la cadena, con los que muelen el grano, se obtiene la harina para lo que es la industria o la agroindustria, en materia de pan y fideo – como bien lo remarcaba Alberto España- el alimento más básico, primero además no solamente el alimento básico de los humildes, sino también la base de la pirámide alimentaria. Hoy la base de la pirámide alimentaria no son las proteínas – y acá me pongo en medica – sino que son los hidratos de carbones, precisamente que produce la agricultura.

Pero lo importante es que vamos a dar un crédito para un millón de toneladas, normalmente la compra es de 500.000 toneladas y esto va a permitir comprar a precio pleno a los productores un millón de toneladas y también una noticia muy importante porque a los 7 millones y medio de toneladas de trigo – me comentaba hoy el ministro de Agricultura y Ganadería, un gran trabajador y quiero felicitarlo – que el Puerto de Quequén, uno de nuestros principales también bocas de expendio, le ha comunicado que tenemos 1.814.000 toneladas más de trigo, que sumado al remanente de 300.000 toneladas de la cosecha anterior andamos, si los números no me fallan, en 9 millones y algo de toneladas de trigo, con lo cual, ustedes saben, necesitamos para consumo interno aproximadamente entre 6 millones y 6 millones y medio de toneladas, con lo cual tenemos cubierta la seguridad alimentaria de los argentinos, pero además vamos a tener excedente para exportar. (APLAUSOS).

Y quiero también felicitar, porque esto ha sido posible porque los productores de las provincias de Entre Ríos, de la provincia de Buenos Aires y de La Pampa, que de esos 7 millones y medio de toneladas representan 6 millones, o sea el 80 por ciento del trigo es Entre Ríos, provincia de Buenos Aires y La Pampa. Hemos firmado sendos acuerdos con la Federación Agraria de Entre Ríos, que este año esa provincia ha batido récord en su cosecha de trigos. Por la Federación Agraria ha firmado el señor Alfredo de Angeli y aquí, en la provincia de Buenos Aires ha firmado CARBAP, Apaolaza, en representación de La Pampa y Buenos Aires y también CONINAGRO, de la provincia de Buenos Aires.

Esto quiere decir que cuando nos sentamos a trabajar en políticas concretas – no en cuestiones que muchas veces terminan derivando ni siquiera en cuestiones políticas ideológicas, sino casi en peleas personales, que los argentinos no merecen por parte de ninguno de nosotros, ni de los dirigentes políticos, ni de los dirigentes sectoriales – somos capaces de arribar a acuerdos como este para beneficiar a los productores y en definitiva beneficiar a todos los argentinos. Y en ese sentido y en esta misma dirección vamos a seguir trabajando.

El otro día yo les decía, casi premonitoriamente, en el Banco Nación, el tema de los intereses a un grupo de periodistas, cuando salía de Banco Nación, y hablaba de los fondos buitres que son los que realmente están acechando al Fondo del Bicentenario, que quiere garantizar a los acreedores externos que los argentinos estamos no solamente dispuesto a pagar como lo hemos hecho, en el año 2009, donde también nos auguraban un nuevo default.

Por eso yo cuando, recién unos instantes antes de venir acá, estaba escuchando a una legisladora que decía que en realidad en el año 2001, no había habido default, que lo que había habido era cesación unilateral de pagos. Bueno si eso no es default la verdad que estaríamos pagando cosas que no corresponde, realmente hay mucho disparate. También escuchaba precisamente a un legislador que en ese entonces era el presidente que decretó el default oponerse al Fondo que garantiza precisamente… todos estos problemas de embargos, de no acceso a los mercados de capitales, todo sobreviene a partir del año 2001, cuando se dice, en una madrugada en el Parlamento argentino, que no íbamos a pagar nuestra deuda externa.

Yo quiero recordarlo porque parece ser que algunos lo han olvidado y el default fuera una historia que hemos inventado en los últimos meses el ministro Boudou y yo. No, no, nosotros lo que hemos venido haciendo desde el año 2003 es pagar rigurosamente todas y cada una de las obligaciones, fundamentalmente a partir del año 2005, cuando logramos la primera reestructuración de la deuda y ahora con la aprobación, que el otro día hizo el Parlamento argentino, de reapertura del canje, porque además es el Congreso el que nos autorizó a reabrir la deuda. No podríamos haberlo hecho porque nosotros siempre sostuvimos que el tema de la deuda externa no es una cuestión únicamente del Ejecutivo, lo marca la Constitución, sino también es una atribución del Parlamento y por lo tanto lo que estamos queriendo es que haya un poquito de congruencia y coherencia en las instituciones de la Argentina, no por nosotros mismos que ya nos conocemos todos, sino por los de afuera.

Yo me imagino que alguien esté escuchando que un legislador argentino dice que no hubo default, que en realidad hubo cesación unilateral de pagos, yo me imagino ese mundo exterior, esos mercados internacionales mirando a quien fuera el Presidente que declaró el default no estando dispuesto, desde el Parlamento, a garantizar con un fondo y reservas el pago de la deuda, cuando sabemos que eso es mucho más barato que hacerlo accediendo al mercado de capitales donde las tasas serían al 14 ó al 15. La Argentina se torna muy

inentendible para los de afuera, con actitudes como esta, y muy perjudicial para los empresarios, porque en definitiva los que necesitan también que la Argentina regularice su situación como deudor internacional son ustedes para poder tener acceso a los mercados de capitales, a créditos privados y poder seguir invirtiendo y produciendo.

Y cuando hoy veo a un legislador de otro partido, bueno que son el partido que siempre había criticado el default, recusar a los jueces para que los jueces no resuelvan las mismas acciones, que ellos interpusieron ante los jueces, para que nosotros no pudiéramos gobernar digo pero no se puede hacer este juego con las instituciones. El Parlamento, el Poder Judicial son lugares que deben tener un manejo coherente, un manejo serio. Este legislador su abuelito, Federico Pinedo, allá por el año 1936, que fue el autor de la Ley del Banco Central, esas cosas de la vida de los argentinos, de la historia, en aquel momento cuando se sancionó la ley, en la famosa Década Infame, que fue precisamente lo que caracterizó el endeudamiento de millones de argentinos había puesto, entre las cláusulas que votó el Parlamento, una cláusula por la cual no se podía cambiar la Carta del Banco Central sin la autorización de los accionistas privados. ¿Saben quiénes eran los accionistas privados? Los bancos ingleses, como ustedes verán cambia el perro pero el collar sigue siendo el mismo y las ideas de sojuzgamiento, de endeudamiento. Porque el endeudamiento de los argentinos impone, luego, condiciones políticas, económicas a los argentinos. El endeudamiento no es una cuestión gratuita, es una cuestión que finalmente se terminan pagando con políticas económicas que nos condenan a ser un país subdesarrollado. Y nosotros queremos invertir nuestro superávit fiscal en obras, en escuelas, en salud para que los argentinos podamos crecer.

La verdad es que estoy muy optimista porque el último informe del EMAE, que es el Indicador de la Actividad Económica, ya nos muestra, en noviembre, con 2,2 de crecimiento, respecto de noviembre del año anterior. Y creo que vamos a estar en un 0.9 de crecimiento de todo el año, somos uno de los pocos países en el mundo, que nuestra recaudación en el peor año de la historia fue positiva: 13,2; Chile cayó en recaudación casi 24 puntos, en todo el año, lo mismo que los países desarrollados; Perú en un trece como y pico, hemos hecho un esfuerzo gigantesco de administración y de gestión en este año.

Yo le pido a todos, a los que defaultearon; a los que tenían un abuelo que después nos dejó una Carta, que después tuvo que cambiar Perón; a los nos dejaron en el Banco Central con apenas 8 mil millones, en el año 2000, y 800 millones, en 1989, que por favor pongan un poco de esfuerzo, no para el Gobierno, sino para los argentinos, que necesitamos realmente funcionarios, legisladores, jueces comprometidos con nuestro país.

Hoy yo estuve en un lugar muy humilde, como es Villa Jardín, en Lanús, donde mediante las cooperativas de trabajo, estamos limpiando las riberas del Riachuelo, tornándolas habitables, haciendo saneamiento ambiental con gente que no tenía trabajo y realmente ver la alegría de la gente por tener un trabajo, en el cual también cobran Asignaciones Familiares, pero al mismo tiempo sentirse útil a la sociedad, desde ese pequeño lugar haciendo cosas y yo me preguntaba, después cuando estaba reunido con ellos, ustedes se imaginan, por ejemplo, que en Estados Unidos hayan legisladores que puedan apoyar si un juez de otro país, en nombre de fondos buitres, embarga las cuentas de los americanos, cuando ni siquiera por allí están en la Corte Penal Internacional de Roma, para no tener tampoco problemas cuando hacen guerras en otros países. Por eso tenemos que reflexionar los argentinos sobre las cosas que nos han pasado durante tantas décadas. Si ustedes me hubieran tomado a mí, cuando era más jovencita, en los años 70, me hubiera visto vociferando contra el imperialismo yanqui, contra el Fondo Monetario Internacional, contra qué sé yo, contra la esclavitud y no sé qué otras cosas más. Hoy tengo 56 años, he sido legisladora provincia, he sido Diputada provincial, he sido Senadora Nacional en los momentos más difíciles que le tocó vivir a mi provincia, cuando lo era provincial, y a la Nación cuando era nacional, y ahora soy Presidenta de todos los argentinos y realmente creo que debemos saber que las cosas que nos han sucedido han pasado porque hemos tenido no buitres afuera, hemos tenido algunos aquí adentro, nacionales, propios, autóctonos, que han permitido que nos devastaran, que nos expoliarán.

Y yo creo que la enseñanza de esto debe ser – como decíamos al principio, allá por el año 2003 – que los argentinos íbamos a salir adelante con nuestro propio esfuerzo, el de nuestros trabajadores, el de nuestros empresarios, el de nuestros comerciantes. Por eso hoy cuando el ministro me decía cómo había cerrado la Bolsa, donde cotizan las acciones de nuestras empresas que le dan trabajo a millones de trabajadores, cómo se habían recuperado los títulos de la deuda, que nos permiten colocarnos en un mejor posicionamiento para abordar la operación de canje yo le decía: «sigamos creyendo en lo que estamos haciendo, y sigámoslo haciendo fundamentalmente»: darles garantías definitivas a la sociedad y al mundo de que la Argentina ha entrado en un período de madurez y que no va a caer en ningún infantilismo, pese a todos los escollos o a todas las ruedas o a todos los palos que nos puedan poner en el camino. ¿Saben por qué? Porque hemos sufrido demasiado y los que han sufrido no hemos sido nosotros, no he sido yo-política, no ha sido ninguno de esos legisladores que usted ve hablar por la televisión, en nombre de mi partido o en nombre de la oposición; los que sufrieron son los que no salen por televisión, son los que no tienen nombre, son los que no tienen voz, son los que se quedaron sin trabajo, son los miles y miles de pequeños y medianos empresarios que fundieron y quebraron sus empresas, que vieron como se les iba entre las manos lo que habían hecho sus abuelos, sus padres o ellos mismos, una Argentina que se destrozaba. (APLAUSOS)

En nombre de todos ellos, yo les aseguro que esta Presidenta va a seguir adelante con este modelo y garantizando, por sobre todas las cosas, seriedad y responsabilidad. Si no la tienen algunos otros, o tal vez tienen complicidad con otros intereses, que son los que estamos viendo cómo se desarrollan. Hoy les explicaba a la gente qué son fondos buitres, por qué se llaman buitres. Porque los buitres, como ustedes saben, se alimentan de los cuerpos muertos, de la carroña y esta gente que siempre está esperando el país que defaultea, que no paga su deuda, compra esos papelitos que no sirven ni para anotar después, los compra por centavos y luego, cuando el país se empieza a recuperar, pretende que le pague sus fondo nominal. Esos son los fondos que hacen embargos, no de ahora, andamos por el quinto o sexto embargo, han embargado fondos de la ANSES, embargaron ya también en el año 2005, y yo les decía que esos no son enemigos de esta Presidenta, son enemigos de todos ustedes: de los argentinos, de los intereses de los argentinos. Y en nombre de esos intereses vamos a seguir trabajando como lo estamos haciendo, firmando acuerdos con los productores, firmando acuerdos con los molineros, olvidando todas las cosa que allí se dijeron, sería muy fácil para unos y para otros decir lo que dijeron unos y otros. No importa lo importante es que hoy podemos sentarnos – y yo lo vuelvo a felicitar al ministro de Agricultura y Ganadería, felicito también a los señores ministros de las provincias de Entre Ríos, de La Pampa, de Buenos Aires, a los productores, a los dirigentes de las asociaciones rurales de CARBAP, de Federación Agraria de Entre Ríos y CONINAGRO de Buenos Aires, que firmaron también este acuerdo nacional porque lo importante es eso: que cada uno pueda ofrecerle al sector que representa resultados concretos.

Y esta Presidenta, que tiene que representarlos a todos: a los que tienen y a los que no tienen; a los que producen y a los que no producen; a los que trabajan y a los que no tienen trabajo va a seguir articulando y poniendo todo su esfuerzo cotidiano, diariamente – ustedes no saben lo empecinada que puedo llegar a ser, pero no empecinada de terca o de ciega, al contrario, de perseverante en los objetivos a lograr. Y los objetivos a lograr es que Argentina vuelva a crecer como lo estábamos haciendo cuando pasó lo qué pasó precisamente desde los centros financieros, que son los que en definitiva amparan, generan y dan vida a esos fondos buitres, que tanto mal han causado.

Hoy muchos dirigentes, que integran el G-20, hablan con mucha condena de esto; inclusive hay proyectos de legisladores demócratas en Estados Unidos, presentados en el Parlamento de los Estados Unidos contra estos fondos buitres. Sería bueno también que algunos de nuestros legisladores se enteraran de estas cosas.

Muchas gracias y buenas tardes a todos. (APLAUSOS)

PUERTO QUEQUÉN: El gobierno financiara la compra de 1,5 toneladas de trigoahorainfo.com.arLocalesLa presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció un convenio con industriales molineros por el cual se darán créditos por un millón de toneladas para comprar a precio pleno a los productores. Dijo que el Puerto Quequén existe un remanente de 1,8 millón de toneladas, para la exportación. Discurso completo. “Este...Desde Necochea al mundo