Sharing is caring!

Akita Inu
Akita Inu

A partir de ahora quienes posean perros “potencialmente peligrosos” deberán inscribir a su animal en un registro nacional y colocarle un chip o un tatuaje que lo identifique. La ley fue oficializada esta semana esta semana en el Boletín Oficial de la provincia de Buenos Aires. Ley completa.

A partir de la publicación en el Boletín Oficial de la provincia de Buenos Aires de la ley Nº 14.07 se oficializó la normativa tendiente a identificar a los que se consideran perros de razas “potencialmente peligrosas”. Asimismo se establecen una serie de reglamentaciones a tener en cuenta así como multas que van de doscientos a cinco mil pesos.

El decreto 13, rubricado por el gobernador de la provincia, Daniel Scioli y el jefe de gabinete provincial, Alberto Pérez, promulga la ley que crea el Registro de Propietarios de Perros Potencialmente Peligrosos de la provincia.

Según explica la normativa, son caracterizados de esta manera “aquellos incluidos dentro de una tipología racial que por su naturaleza agresiva, tamaño o potencia de mandíbula, tengan capacidad de causar la muerte o lesiones graves a las personas y a otros animales”. Ellos son, entre otros, los rottweiler, los akita inu, los american Staffordshire, bullmastif, bull terrier, doberman, dogo argentino, dogo de Burdeos, fila brasileño, gran perro japonés, mastín napolitano, pit bull terrier.

Asimismo, la ley establece que “cualquier incidente producido por un perro potencialmente peligroso a lo largo de su vida, conocido por las autoridades administrativas o judiciales, se hace constar en su hoja registral, que se cierra con su muerte”.

No obstante, la norma no se aplica a perros pertenecientes a las Fuerzas Armadas y a las Fuerzas de Seguridad del Estado aunque prevé la posibilidad de que el Ministerio de Seguridad pueda exigir la inscripción e identificación de los perros pertenecientes a las fuerzas.

Los dueños de los animales que no respeten tales disposiciones podrán ser sancionados con multas que van de los doscientos a quinientos pesos. “La reincidencia es sancionada con el doble del máximo de la multa, sin perjuicio que, en caso de reincidencia las autoridades de comprobación puedan secuestrar al perro mientras el infractor no diere cumplimiento con esta Ley” establece la norma e incluye la posibilidad de que “se puede secuestrar al perro en cualquier circunstancia, si el infractor no cumple ni se allana a cumplir con esta Ley”.

Por su parte, del juzgamiento de las infracciones estará a cargo de la Justicia de Faltas y el procedimiento para ello será regido por Código de Faltas Municipales (Decreto-Ley 8751/77). (Dju)

LEY 14107

EL SENADO Y CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES, SANCIONAN CON FUERZA DE

LEY

ARTÍCULO 1.- La presente Ley tiene por objeto establecer la normativa aplicable a la tenencia de perros potencialmente peligrosos para hacerla compatible con la seguridad de las personas y otros animales.

La presente Ley no se aplica a perros pertenecientes a las Fuerzas Armadas y de Seguridad del Estado.

ARTÍCULO 2.- A los efectos de esta Ley, se consideran perros potencialmente peligrosos a aquellos incluidos dentro de una topología racial que por su naturaleza agresiva, tamaño o potencia de mandíbula, tengan capacidad de causar la muerte o lesiones graves a las personas y a otros animales.

Tienen tal consideración los perros que pertenezcan a las razas relacionadas en el Anexo I de la presente Ley y a sus cruzas.

ARTÍCULO 3.- Créase el Registro de Propietarios de Perros Potencialmente Peligrosos de la Provincia de Buenos Aires.

En cada Municipio existirá una delegación del Registro.

ARTÍCULO 4.- En el Registro se consignan los datos personales del solicitante y respecto del perro, los datos que permiten individualizarlo resultantes de la identificación que prevé esta Ley, sus características y el lugar habitual de residencia.

ARTÍCULO 5.- El Registro entrega al solicitante un instructivo de crianza y prevención en el cual se indican al menos las disposiciones establecidas en esta Ley para la tenencia de perros potencialmente peligrosos, y las condiciones mínimas de adiestramiento y sociabilidad que requieren los mismos.

ARTÍCULO 6.- Cualquier incidente producido por un perro potencialmente peligroso a lo largo de su vida, conocido por las autoridades administrativas o judiciales, se hace constar en su hoja registral, que se cierra con su muerte.

ARTÍCULO 7.- las autoridades responsables del Registro notificarán de inmediato a las autoridades administrativas o judiciales competentes, cualquier incidencia que conste en el Registro para su valoración y, en su caso, adopción de sanciones u otras medidas.

ARTÍCULO 8.- La tenencia de perros potencialmente peligrosos queda sujeta al cumplimiento de las siguientes disposiciones:

a)         Solicitar la inscripción en el registro antes que el perro cumpla seis (6) meses de vida.

b)         Identificar al perro mediante la colocación de un chip o de un tatuaje.

c)         Para la presencia y circulación en espacios públicos, utilizar correa o cadena de menos de un metro de longitud, collar y bozal, adecuados para su raza.

Quedan exentos de cumplir con esta disposición:

I. Explotaciones agrarias que utilicen perros de guardia, defensa y manejo de ganado, y actividades de carácter cinegético.

II. Pruebas deportivas con fines a la selección de los ejemplares que participan en las mismas y que estén autorizadas y supervisadas por la autoridad competente, con exclusión de los ejercicios para peleas y ataque.

d)         Adoptar medidas de seguridad y prevención en el inmueble donde se aloja al perro, en el que debe haber estructuras suficientemente resistentes y de dimensiones adecuadas que impidan al perro escaparse o sobrepasar el hocico más allá de los límites propios.

e)         En el inmueble que pertenezca a más de un propietario, se prohíbe dejar al perro en lugares comunes.

f)          Queda prohibido el abandono de los perros alcanzados por esta Ley.

g)         Comunicar al Registro la cesión, robo, muerte o pérdida del perro, haciéndose constar tal circunstancia en su correspondiente hoja registral, sin perjuicio de que si el perro pasase a manos de un nuevo propietario, éste deberá renovar la inscripción en el Registro.

ARTÍCULO 9.- El perro que tenga lugar de residencia habitual fuera del territorio de la Provincia de Buenos Aires, esta sujeto a lo establecido en esta Ley cuando se halle dentro de la Provincia.

ARTÍCULO 10.- La inobservancia de las disposiciones establecidas en esta Ley es sancionada con multa de pesos quinientos (500) a pesos dos mil (2.000).

La multa no puede ser convertida en otra sanción, excepto la que pudiese corresponder por inobservancia de lo establecido en el inciso g) del artículo 8°.

La reincidencia es sancionada con el doble del máximo de la multa, sin perjuicio que, en caso de reincidencia las autoridades de comprobación puedan secuestrar al perro mientras el infractor no diere cumplimiento con esta Ley.

También se puede secuestrar al perro en cualquier circunstancia, si el infractor no cumple ni se allana a cumplir con esta Ley.

ARTÍCULO 11.- El juzgamiento de las infracciones está a cargo de la Justicia de Faltas y el procedimiento se rige por lo establecido en el Código de Faltas Municipales Decreto-Ley 8751/77.

ARTÍCULO 12.- Son autoridades de comprobación de las infracciones a la presente Ley, las autoridades provinciales que designe la autoridad de aplicación y las autoridades municipales en el ejercicio de su poder de policía.

Las autoridades pueden requerir el auxilio de la fuerza pública cuando ello resulte necesario para hacer observar esta Ley.

ARTÍCULO 13.- La Autoridad de Aplicación de la presente Ley será la que designe el Poder Ejecutivo, que también dictará las normas reglamentaria que fuesen necesarias para su cumplimiento.

ARTÍCULO 14.- Autorizase al Poder Ejecutivo a efectuar las adecuaciones presupuestarias que sean necesarias para la aplicación de esta Ley.

ARTÍCULO 15.- El presente anexo establece de manera enunciativa la lista de razas alcanzadas por las disposiciones de esta Ley.

ANEXO I

a)         Akita Inu.

b)         American Staffordshire.

c)         Bullmastíf.

d)         Bull Terrier.

e)         Doberman.

f)          Dogo Argentino.

g)         Dogo de Burdeos.

h)         Fila Brasileño.

i)          Gran Perro Japonés.

j)          Mastin Napolitano.

k)         Pit Bull Terrier.

l)          Presa Canario.

m)        Rottweiler.

n)         Staffordshire Bull Terrier.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

ARTÍCULO 16.- Esta Ley entra en vigencia a los noventa (90) días de ser promulgada.

ARTÍCULO 17.- La Autoridad de Aplicación provee a los Registros de los medios necesarios para realizar sus fines, siendo esencial lo siguiente: instructivos de crianza para perros potencialmente peligrosos, lectora de chips de identificación, y computadora con componentes aptos para almacenar los datos que arroje la identificación.

ARTÍCULO 18.- La autoridad de aplicación puede:

a)         Incluir otras razas a la lista que se anexa a esta Ley.

b)         Incluir otros métodos de identificación que se agregarán a los establecidos en esta Ley.

c)         Celebrar convenios con el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires, a los efectos de mejor proveer a las veterinarias de los medios de identificación y seguridad previstos en esta Ley.

ARTÍCULO 19.- El Ministerio de Seguridad puede exigir la inscripción e identificación de los perros pertenecientes a las Fuerzas Armadas y Seguridad del Estado.

ARTÍCULO 20.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

Fuente: www.gob.gba.gov.ar

PERROS: Chip para los perros “potencialmente peligrosos”ahorainfo.com.arLocalesA partir de ahora quienes posean perros “potencialmente peligrosos” deberán inscribir a su animal en un registro nacional y colocarle un chip o un tatuaje que lo identifique. La ley fue oficializada esta semana esta semana en el Boletín Oficial de la provincia de Buenos Aires. Ley completa. A partir...Desde Necochea al mundo