Sharing is caring!

Por Horacio R. Soro

Eduardo Héctor Romero, de 46 años, oriundo de Buenos Aires y radicado desde hace más de una década en Mar del Plata, perdió la vida en el día martes, estaba disfrutando junto a su mujer y su hijo de vacaciones  en Bariloche cuando  realizaba la travesía hacia el refugio Laguna Negra cada vez que visitaba Bariloche.

Sus familiares directos aseguran que estaba en condición física óptima. De hecho, era maratonista. Sin embargo, la montaña lo sorprendió y ayer fue hallado sin vida a unos 150 metros de la picada, en la última parte del acceso al refugio.

Romero había salido el martes al mediodía solo desde el camping Hueney Ruca, de Colonia Suiza, donde acampaba con su familia. Su objetivo era regresar esa misma jornada, a pesar de que se trata de una travesía que demanda entre 6 y 7 horas de caminata por las picadas.

Como no regresó al camping, sus familiares avisaron ayer por la mañana y de inmediato se organizó el operativo de búsqueda con dos patrullas que salieron desde la base de la picada que lleva al refugio, con el perro Pucho, que está adiestrado para la búsqueda y localización de personas.

Los grupos emprendieron el ascenso hacia el refugio Laguna Negra alrededor de las 14 y cerca de las 17.30 el perro encontró el cuerpo de Romero sobre un lecho de piedras.

Eduardo Romero pertenecía a la Agrupación Atlética Oxígeno 4 y era un continuo animador en las competencias atléticas de calle. Sus restos estarán llegando el día de mañana a Mar del Plata donde primeramente serán velados para luego brindarle una cristiana sepultura.

Departamento de Prensa  A.M .A. – Asociación Marplatense de Atletismo

Murió el atleta Marplatense, Eduardo Romero cuando se dirigía a un refugio de Montaña en Barilocheahorainfo.com.arLocalesPor Horacio R. Soro Eduardo Héctor Romero, de 46 años, oriundo de Buenos Aires y radicado desde hace más de una década en Mar del Plata, perdió la vida en el día martes, estaba disfrutando junto a su mujer y su hijo de vacaciones  en Bariloche cuando  realizaba la travesía...Desde Necochea al mundo