Sharing is caring!

alberdi_juan_bautista

Por G.R.Sturla

grs@telpin.com.ar

Por razones de lenguaje y comprensión, he tenido que adaptar algunos términos y conceptos pero no lo he hecho con el significado profundo del texto.

Hace casi 155 años, el mentado “FIGARILLO” escribía:

“Los medios de protección que la Constitución nos proporciona, son la LIBERTAD, los DERECHOS y recompensas conciliables con dicha libertad. Los argentinos hemos sido ociosos por derecho y holgazanes legalmente.

ALGUNAS veces; demasiadas; se nos alentó a consumir sin producir.

Muchas de nuestras ciudades son escuelas de vagancia de quienes después se desparraman por el territorio luego de haberse educado entre la liviandad, las fiestas, los desórdenes, la jarana y la disipación.

Nuestro pueblo no carece de posibilidad de alimentación, sino de educación y por eso tenemos pauperismo mental y facilismo en el hacer.

En realidad, nuestro pueblo se muere por hambre de instrucción, de sed de saber, de pobreza de conocimientos prácticos y de ignorancia en el arte de hacer bien las cosas y exigirse en la búsqueda de la excelencia.

Muchos de los nuestros quieren pan sin trabajo, desean vivir del “MANÁ” del estado y eso les mantiene desnudos, ignorantes y esclavos de su propia condición.

El origen de la riqueza son el TRABAJO y el CAPITAL.

No cabe duda que la holgazanería es el manantial de la miseria.

La vagancia; cuando se hace común; es la gran enemiga del pueblo. La holgazanería es infame. Ella engendra la miseria y el atraso mental de las cuales surgen los tiranos y las confrontaciones entre hermanos; que serían imposibles en medio del progreso y la mejora del pueblo”.

“FIGARILLO” era Juan Bautista Alberdi y esto lo escribió en Marzo de 1855.

¿APRENDIMOS ALGO?

Nuestros dirigentes… ¿COMPRENDIERON?

Me despido con dos frases que tal vez nos ayuden a pensar;

“La existencia es peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por toda la gente que se sienta a ver lo que pasa” ALBERT EINSTEIN

“Engrandecerás a tu pueblo, NO elevando la altura de sus edificios, sino las almas de sus habitantes” EPICTETO.

Adaptación de términos, conceptualización y síntesis;