Sharing is caring!

martinez-oporto

Por  Profesor Raúl Oscar Martínez*

El domingo 27 de Septiembre del 2009, en el medio periodístico Ecos Diarios  se publicó una nota sobre el alcohol y los responsables. Al leer toda la nota pensé en escribir sobre las responsabilidades y las leyes. Quisiera agregar que no todas las noticias son iguales en el Distrito, ni en todos los hábitos  de los menores de edad se han visto quebrados desde hace tiempo atrás. No todos los ambientes están contaminados, inseguros o son protagonistas de situaciones de descontrol.

En el artículo leído se pregunta el autor ¿cuál es el problema?, ¿evitar los desórdenes públicos?, ¿reducir el abuso de alcohol en los jóvenes?, ¿o promover una instancia motivadora de cambios positivos en los padres e hijos afectados?

También se menciona en el escrito ¿Qué rol debe cumplir el municipio?, ¿Cuál es el rol que debe desarrollar la policía? Entre los interrogantes. Al finalizar la nota se pregunta ¿Qué es lo más aconsejable?, concurrir a un acto escolar, compartir una mesa, interesarse por lo que hizo el otro, tener cuidados, el adulto debe abrirse a escuchar a los chicos, buscar información y en ese marco resolver la situación planteada. Muchos interrogantes pero con la necesidad de una política preventiva y comunicacional que no sea moralista ni discriminatoria.

Luego de la lectura este domingo inicié el escrito a los efectos de construir y difundir algo importante del distrito de Necochea que aún no ha tenido difusión, por tal motivo es intentar  compartir con los lectores del diario lo siguiente.

La foto que envío se encuentra el Director General de Cultura y Educación Profesor Mario Oporto, el Presidente de la Asociación Cooperadora del CEF Nro. 17 Gustavo Mariani y el Director del CEF Nro. 17 Raúl Oscar Martínez, en esa oportunidad pudimos charlar en una Inauguración de una Escuela con el Sr. Mario Oporto y en un viaje a La Plata nos entrevistamos con el Director Provincial de Legal y Técnica Educativa Dr. Marcelo Antonow sobre la problemática del Alcohol y la responsabilidad civil. Del año 2000 al 2007 nos preguntábamos, nos replanteábamos, repensábamos, la problemática del adolescente con el alcohol.

Todos los temas incluían la prevención, la anticipación al daño, las políticas de cuidado, la responsabilidad, el alcohol, etc.

Hoy en el 2009 podemos decir que desde el 17 de Septiembre del 2007, nuestro salón de eventos sociales se habilitó, expediente  3494/06, inscripción Nro. 271, registrado bajo el número 1.763, cumple con la Ley 12.329 (gimnasio queda totalmente prohibido la venta y/o suministro de medicamentos, sustancias anabólicas y bebidas alcohólicas), Ley 11.748 (prohíbe de venta de bebidas a menores de 18 años de edad), Ley 11.825 (deberá evitar la venta de bebidas alcohólicas una hora antes del cierre), Ley 13.178 R.E.B.A. (inscripción en el Registro Provincial para la comercialización de bebidas alcohólicas), Ley 12.588 (prohíbe la permanencia simultanea de menores de dieciocho (18) años con mayores). En materia de seguridad está sujeto a las premisas establecidas en el asesoramiento del cuerpo de Bomberos.

Según el Código Civil, La Ley 24.788  en la lucha contra el alcoholismo, en su artículo 1, dice que queda prohibido en todo el territorio nacional, el expendio de todo tipo de bebidas alcohólicas a menores de dieciocho años de edad. En el artículo 2, declárase de interés nacional la lucha contra el consumo excesivo de alcohol.

Desde el 17 de septiembre del 2007 se realizaron en el salón eventos folclóricos, egresos de adolescentes, fiestas escolares, fiestas sociales, fiestas culturales, fiestas deportivas masivas sin alcohol. Los adolescentes y adultos vivenciaron que se pueden divertir sin el alcohol. Quiero decirles los temas legales no pueden tratarse fuera de cada contexto que los enmarca y el análisis de las situaciones jurídicas implica considerar los aspectos históricos, sociales, regionales, culturales, económicos, de la política y de lo político. Nos brindan el mencionado contexto necesario para efectuar la aplicación, interpretación, modificación y/o elaboración de normas jurídicas.

La sociedad jurídicamente organizada requiere cada vez más de un entramado legal que facilite la convivencia, evite los conflictos y prevea sanciones. Si las leyes parten del pueblo, son nuestros representantes quienes poseen facultades constitucionales para dictarlas, pasaron épocas de ocultamiento de las mismas a la población, la claridad y la sencillez que nos permitan su comprensión por las mayorías deben ser el principio rector. Con mayor razón cuando el contenido de las mismas se refiera a la responsabilidad.

Las obligaciones y las responsabilidades confluyen y ameritan un análisis particularizado de las consecuencias. Prevenir y adelantarse a los problemas tiene que ver con las políticas de cuidado. Interpretar una norma es buscar sentido y el valor de la misma para ser aplicada. A veces es el adulto y no el adolescente que tiene distintas interpretaciones de la misma o piensa no cumplirlas.

A pesar de que las presiones del mercado siempre están, intentar y replantearnos los problemas “del alcohol y los responsables”, es mirarnos a nosotros mismos y preguntarnos ¿Qué diagnosticamos, diseñamos, ejecutamos y evaluamos cada uno de nosotros por mejorar la actualidad?, en respuestas a las múltiples problemáticas del adolescente.

Gracias por permitirme difundir la nota.

*Licenciado en Educación Física