Sharing is caring!

8416_Miguel_Diaz
Miguel Díaz, Secretario General de UDOCBA

El Secretario General de UDOCBA, Miguel Díaz ratificó que el lunes 28 de septiembre habrá paro docente en todo el territorio bonaerense y confirmó que esa medida cuenta con la adhesión de docentes de otras organizaciones gremiales en reclamo de un salario básico de 1800 pesos y el blanqueo de sumas en negro.

A su vez, en conferencia de prensa, dio a conocer que el Director de Escuelas, Mario Oporto “prometió en marzo de este año a todos los gremios una recomposición salarial para esta altura del año utilizando más de dos mil trescientos millones de pesos del presupuesto educativo y que el gobierno bonaerense, encabezado por Daniel Scioli ahora oculta, negando el derecho a una recomposición salarial digna”.

Según explicó Díaz, acompañado por el Secretario Adjunto Alejandro Salcedo “hay más de dos mil cien millones de pesos cautivos en el rubro transferencias corrientes del presupuesto asignado a Educación que no han sido ejecutados, monto sobre el cual el mismísimo Oporto prometió tener como base de financiamiento de este nuevo incremento salarial”

“A esto debemos agregarle que según datos oficiales del ministerio de Economía provincial la recaudación se incrementó en un 27 por ciento respecto del año pasado y que también subió la recaudación nacional, con lo cual es una mentira absoluta que no haya fondos para salarios, salvo que se haya tomado la decisión política de perjudicar a los trabajadores en función de intereses subalternos”, disparó el dirigente gremial.

Díaz afirmó que “el paro de actividades del próximo lunes cuenta con la adhesión de muchos compañeros docentes de otros gremios como de seccionales disidentes del Suteba y de organizaciones de base de la Federación Sarmiento con lo cual todos estamos hermanados en esta medida de protesta que será contundente y esperemos que sea una invitación a la reflexión del gobierno provincial sobre la necesaria prioridad de un aumento de salarios cuando en nuestra provincia hay un treinta por ciento de educadores, aproximadamente ochenta mil docentes por debajo de la línea de la pobreza”.