Sharing is caring!

carbap-periodista.png

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa considera que el convenio que estaría firmando el sector exportador y el Gobierno Nacional con el objetivo de abrir las exportaciones de trigo y maíz no soluciona ni ayuda a revertir en absoluto la actual situación de incertidumbre que atraviesan los productores.

Dice el comunicado: “Dicho convenio obliga a los exportadores a no desabastecer el mercado interno, hecho que entendemos razonable, pero coloca como condicionamiento comercial el de las Cámaras Arbitrales con la asignación del precio FAS teórico, que para ambos cereales publica y manipula la SAGPyA.

Claramente el acuerdo no otorga ninguna señal hacia el productor triguero para que siembre trigo, y menos aún a quien piense en sembrar maíz.

Una vez más, a espaldas del sector productor, el Gobierno Nacional realiza acuerdos que lejos de dar solución a los problemas productivos, y sociales que ya padecen las comunidades del interior, se recuestan en viejas recetas, de fracaso  ya  comprobado, que tenderían a generar negociados entre unos pocos.

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa entiende que el llamado al dialogo, del ultimo viernes de julio por parte del Jefe de Gabinete de Ministros, debe ser para consensuar políticas serias y sostenibles para el sector y no una “cortina de humo” para seguir concentrando en pocos actores el negocio agropecuario.”