Sharing is caring!

http://www.youtube.com/watch?v=qBIIQ8–Bd8

Martín Ríos será sometido a juicio desde hoy miércoles, acusado de asesinar a tiros al joven Alfredo Marcenac cuando caminaba por la calle Cabildo, a la altura de ese barrio porteño. La imputabilidad será el eje del debate. Participarán (aunque no como querellantes) Adrián Marcenac y Mónica Bouyssede.

Fuentes judiciales informaron que el debate estará a cargo del Tribunal Oral Criminal (TOC) 12, integrado por Alfredo Rizzo Romano, Carlos Bruno y Ana Dieta de Herrero, quienes deberán determinar si Ríos es imputable, es decir, si comprendió la criminalidad de los actos que cometió.

En la primera audiencia, fijada para las 9 en el cuarto piso del edificio de Lavalle 1171, está prevista la lectura de la acusación y que se llame al imputado a declarar.

Luego, 23 peritos psiquiátricos y psicólogos oficiales, de la defensa y de la querella serán los primeros testigos en declarar, a fin de resolver desde un principio la cuestión de la imputabilidad del acusado.

«Nosotros vamos a insistir en que Ríos es inimputable, pero no hay que olvidarse que eso ya fue resuelto por el Tribunal Oral 7 de San Isidro», dijo  el abogado Angel Ramallo, quien defenderá a Ríos junto a su colega Augusto Coronel.

«Es decir, va a ser la primera vez en la historia penal argentina que alguien declarado inimputable por un tribunal es llevado a juicio por otro», remarcó.

Es que en julio pasado se suspendió un juicio oral que se iba a realizar a Ríos por la tenencia del arma con la que cometió los ataques debido a que los informes psiquiátricos y psicológicos ordenados por el tribunal antes del debate determinaron que no comprendía sus acciones.

Para este nuevo debate, están citados 40 testigos, entre ellos heridos en los ataques o personas que los presenciaron, lo cual para la defensa es «sobreabundante» porque ellos no cuestionan la materialidad de los hechos.

A diferencia de la defensa, el fiscal de juicio Carlos Giménez Bauer y la querella, representada por el abogado Carlos Corbo Dolcet, intentarán probar que Ríos tenía un completo dominio de sus acciones cuando concretó los ataques.

«Tenemos entendido que el tribunal va a ordenar que los peritos debatan entre ellos, no que declaren por separado, y creo que eso va a ser muy útil para dilucidar si Ríos es el gran simulador que creemos», dijo a Télam Adrián Marcenac, padre del joven asesinado por el tirador.

La familia, que reside en Necochea, llegó hoy a Buenos Aires para seguir de cerca las preliminares del juicio, ya que temen que la defensa del imputado realice alguna maniobra a último momento para frenar el debate.

«Siempre entorpecieron el avance de la causa y quieren evitar la confrontación en el juicio oral, pero nosotros queremos que sea ahí donde se defina esto, aunque va a ser muy doloroso revivir lo ocurrido», agregó.

La causa fue elevada a juicio en marzo pasado por la jueza de instrucción porteña María Fontbona de Pombo, quien imputó a Ríos el «homicidio agravado por placer» de Marcenac y otros 11 casos con la misma figura, pero en grado de tentativa, cometidos durante el mismo episodio.

También se lo acusa de cuatro hechos de portación ilegítima de arma de guerra. Al fundamentar la decisión de llevar el caso a juicio, la jueza expresó: «Se ha acreditado la intervención del imputado en la comisión de los hechos ilícitos y se ha corroborado que el encausado pudo comprender la antijuridicidad de su accionar y dirigir su conducta conforme a esa comprensión».

Fontbona de Pombo resaltó que Ríos, tanto en el caso del asesinato de Marcenac como en episodios anteriores de disparos que efectuó en el barrio de Belgrano, «siempre se dio a la fuga del lugar de los distintos hechos, ya sea en bicicleta o a pie, logrando su finalidad de evitar ser aprehendido».

En febrero, el fiscal porteño Fernando Fiszer, a cargo de la causa, había solicitado que Ríos sea juzgado por el homicidio de Marcenac a pesar de que su par Mariano Solessio, quien instruyó la causa como subrogante, había pedido el sobreseimiento por considerarlo inimputable en base a los peritajes practicados.

El principal hecho que se le atribuye a Ríos, quien se encuentra internado en la Unidad Penitenciaria 20 del Hospital Neuropsiquiátrico Borda, ocurrió el 6 de julio de 2006 en la esquina de avenida Cabildo y José Hernández, en pleno centro comercial de Belgrano.

Ese día, según la investigación, Ríos efectuó 13 disparos contra personas que caminaban por la avenida Cabildo durante el horario pico de la tarde, mató a Marcenac e hirió a dos amigos que lo acompañaban, al igual que otras cuatro personas.

Ríos fue detenido por la policía bonaerense, de casualidad, ocho días después del hecho, cuando cuidaba el auto de su madre en la localidad de Munro y estaba armado.

Al «tirador serial» se lo acusa de haber cometido otros tres ataques a balazos previos en el mismo barrio, uno contra una confitería, otro contra un tren y un tercero a colectivo de la línea 67, hechos en los que hubo heridos.

CASO MARCENAC: Comienza el juicio oral al tirador de Belgranoahorainfo.com.arLocalesMartín Ríos será sometido a juicio desde hoy miércoles, acusado de asesinar a tiros al joven Alfredo Marcenac cuando caminaba por la calle Cabildo, a la altura de ese barrio porteño. La imputabilidad será el eje del debate. Participarán (aunque no como querellantes) Adrián Marcenac y Mónica Bouyssede. Fuentes judiciales...Desde Necochea al mundo