ELECCIONES 2009: El «molinismo» quebró la unidad del radicalismo

Sharing is caring!

mesa-comite-ucr-01-06.jpg

Por Miguel Abálsamo

miguelabalsamo@yahoo.com.ar

A pesar de los esfuerzos del comité radical, y la buena predisposición de las figuras claves de la UCR de Necochea, el «molinismo» colocado en una posición extrañamente intransigente, pretende una lista pura del intendente  sin participación de las líneas RAPACA, ERA y la CON. ¿Se viene la gran interna?

El mal tiempo reinante en Necochea parecía asociarse a lo que ocurría al mediodía del martes 3 de marzo del 2009 en el comité «Emiliano Abasolo» de la Unión Cívica Radical. El sol logrado con anterioridad daba paso a una fuerte tormenta que comenzaba a mover estructura del comité.

De hace días en un gran esfuerzo, aglutinando sectores, postergando ambiciones de varios dirigentes, con gestos de grandeza de muchos en pos de la unidad, la Unión Cívica Radical parecía encaminado a ese criterio, dejando de lado rencillas internas, más aún en estos momentos difíciles que vive la administración Molina de cara a la sociedad e internamente dando un mensaje esperanzador a  los propios afiliados radicales.

Ese esfuerzo parecía encaminarse. El optimismo reinaba en los gestos y caras de los protagonistas .A la hora prefijada llegaban los dirigentes con un guiño de  aceptación  por parte de las caras difíciles en el álbum radical que también habían dado el sí.

Habían convencido a todos de la necesidad de la lista única, para evitar confrontaciones que afectarían más aún a una administración municipal con serios problemas en varios aspectos.

El propio doctor Alberto «Beto» Esnaola (Línea ERA) aceptaría esa lista única, con su inclusión en el segundo lugar de la misma, secundando a Gerardo Guridi quien la encabezaría, reservándose el tercer lugar para una mujer proveniente de la línea RAPACA y en un gran gesto de desprendimiento en pos de la unidad, el cuarto lugar sería para el actual edil, ex presidente del Concejo Deliberante, Sebastian Ebi, entendiéndose que podría existir luego una política de alianzas donde podrían incluirse otros protagonistas de partidos políticos aliados en esa lista.

El «molinismo» estuvo representado por Mario Diez, Diego Cersósimo, Gerardo Guridi y el doctor Fernando Khun, sorprendiendo la no presencia del edil Alfredo Maldonado.

Extrañamente, en una actitud poco entendible en un mediodía de comité donde la buena era la unidad descartando la interna y aunando criterios comunes para la difícil elección de renovación de concejales del mes de octubre, el «molinismo» quebró la unidad, exigiendo los cuatro lugares a salir como concejales para los hombres del intendente.

La cara de los presentes, excepto el «molinismo» era la de no entender lo que estaba sucediendo. En minutos se rompió lo que había costado mucho solidificar. La inflexibilidad de los presentes llevando la voz y mando de Molina, no dejaba lugar al diálogo.

La interna ahora parece invertirse, de aquel «todos contra Beto» parece ser ahora todos contra Molina. Porque si consiguen unir criterios las líneas ERA, RAPACA y COM el final interno en cuanto a quien puede resultar triunfador es impredecible.

El «molinismo» quebró la unidad radical.

Un padrón de casi seis mil afiliados espera  ser convocado a las urnas.

Nadie entiende la estrategia de Molina y sus delfines, aunque muchos auguran que antes de lo previsto puede comenzar a nacer el nuevo radicalismo de cara al 2011.