Sharing is caring!

un-gran-contingente-de-oficial-2

Más de 300 activistas de Greenpeace de toda Europa fueron detenidos por participar en una protesta no violenta por el cambio climático en Bruselas. Los activistas bloquearon las salidas del edificio de Bruselas, donde los Ministros de Economía se reunieron para debatir la financiación para hacer frente al cambio climático en los países en desarrollo.

Los manifestantes realizaron un bloqueo en las puertas del edificio del Consejo, obstruyeron todas las salidas y se negaron a dejar salir a los funcionarios hasta que se comprometieran a «Salvar al clima «y» «Rescatar al planeta».

«Nuestros ministros de finanzas están dando miles de millones de los contribuyentes a los bancos quebrados y a sus gestores. Estamos aquí para asegurarnos de que pongan el dinero sobre la mesa para hacer frente al cambio climático «, dijo Thomas Henningsen, coordinador de la campaña de Clima de Greenpeace Internacional. «Si el planeta fuera un banco lo salvarían».

Un gran contingente de oficiales de policía y de la policía antidisturbios destrabó el bloqueo y arrastró a los activistas hasta sus vehículos. La policía rápidamente estableció un perímetro de seguridad, mientras que los servicios de seguridad de la UE sellaron todas las entradas al edificio. Los últimos manifestantes fueron retirados alrededor de dos horas después de llegar.

Tres activistas sufrieron lesiones como resultado de la acción policial y están en el hospital pero no se conoce todavía la naturaleza de las lesiones.

Algunos manifestantes están recién siendo liberados.

Para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y hacer frente a los impactos ya inevitables del cambio climático, los países en desarrollo necesitan por lo menos €110 millones por año de los países ricos para 2020.

La contribución de cada país al plan de rescate del clima se basa en su capacidad de pago y su nivel de responsabilidad en causar el cambio climático. Sobre esta base, los gobiernos europeos deben contribuir € 35 mil millones al año, el equivalente de sólo € 1,30 a la semana por cada ciudadano europeo. El precio de un billete de autobús.

Para ayudar a recaudar estos fondos, Greenpeace apoya un nuevo plan que pone un precio a las emisiones de gases invernadero, y pide a los países ricos para pagar por su huella de carbono de acuerdo con sus medios y su responsabilidad en la causa del problema.

ECOLOGÍA: Más de 300 activistas de Greenpeace arrestados en una protesta contra el cambio climático en Bruselasahorainfo.com.arLocalesMás de 300 activistas de Greenpeace de toda Europa fueron detenidos por participar en una protesta no violenta por el cambio climático en Bruselas. Los activistas bloquearon las salidas del edificio de Bruselas, donde los Ministros de Economía se reunieron para debatir la financiación para hacer frente al cambio...Desde Necochea al mundo