COPARTICIPACIÓN DE LA SOJA: Cuánto ganará la región con la coparticipación por las retenciones a la soja

Sharing is caring!

cristina-medidas-economicas

De los 6.520 millones de pesos que la Presidenta anunció que repartirá entre las provincias, a Buenos Aires le corresponderían cerca de 1.383 millones para dividir entre sus gastos y distribuir entre los 134 municipios. Como el Gobierno nacional aclaró que «ante la falta de adhesión» de los gobernadores el resto de las provincias «acrecentará en proporción a su porcentaje de coparticipación en el total», ese 21,21% constituye el «piso» de lo que podría llegar a cobrar la Provincia.

El monto del Gobierno nacional sería girado «en forma diaria y automática» a lo largo de 2009 y a partir del 1 de abril, fecha estipulada para la puesta en vigencia de la medida.

La disposición del Gobierno nacional de coparticipar los ingresos nacionales por las retenciones a la soja con las provincias que se adhieran a través de la creación de un «Fondo Federal Solidario» generó una fuerte discusión en torno al impacto que tendrá esa medida en las distintas provincias y en los municipios.

Hasta el momento la presidenta Cristina Fernández de Kirchner no brindó precisiones acerca del destino y el monto de esas remesas, pero de acuerdo a cálculos de la consultora Economía y Regiones, Buenos Aires sería la provincia que más recibiría en materia de coparticipación; habría en principio un 21,21% destinado para el Ejecutivo de Daniel Scioli.

Según las estimaciones de la mencionada consultora, a Buenos Aires -una de las principales provincias productoras de soja- le siguen, con un porcentaje mucho menor, Santa Fe (8,63%), Córdoba (8,58%), Chaco (4,82%) y Entre Ríos (4,72%).

En lo que respecta a los municipios, el Gobierno nacional estableció que el reparto se dé en iguales proporciones que con las provincias. En el caso de Buenos Aires, de esos estimativos 1.383 millones, el Ejecutivo provincial deberá quedarse con un 70% y repartir el restante 30% (lo que equivaldría a casi 415 millones de pesos) entre las comunas.

De acuerdo a estos cálculos, General Pueyrredón recibiría un monto cercano a los 10 millones de pesos, más precisamente 9.741.751,50 millones, que serían girados «en forma diaria y automática» a lo largo de 2009 y a partir del 1 de abril, fecha estimada por el Ejecutivo nacional para la puesta en vigencia de la medida.

En la zona

El pasado jueves por la tarde la Presidenta anunció la adhesión de la provincia de Buenos Aires al «Fondo Federal Solidario» en un acto del que participó el gobernador Scioli y un grupo de intendentes bonaerenses, entre ellos el jefe comunal de General Pueyrredón, Gustavo Pulti.

De esta manera, y pese a las diversas críticas de algunos mandatarios, quedó formalmente establecida la adhesión de la Provincia a la medida del Gobierno nacional.

Pero ¿cómo impactará este nuevo índice en cada uno de los municipios de la región? Según estimaciones basadas en el Coeficiente Único de Distribución (CUD) 2009 que establece las cifras de coparticipación a los municipios, Tandil es, luego de General Pueyrredón, la comuna de la región que más dinero recibiría: un total de 4.438.757 millones de pesos iría para el partido serrano, mientras que Balcarce obtendría 2.281.919 millones. En lo que hace a los distritos costeros, a Mar Chiquita le corresponderían 1.610.905,50 millones, a General Alvarado, 1.495.203,50 millones y a General Madariaga se destinarían 1.203.832 millones de pesos.

La primera mandataria insistió en que estos fondos deberán destinarse únicamente a infraestructura social (escuelas, viviendas, agua potable y cloacas) y que los recursos no podrán ser destinados a los gastos corrientes de las administraciones, como el pago de sueldos a empleados estatales.

Críticas

La medida del Gobierno nacional generó un fuerte malestar entre los ruralistas y algunos intendentes bonaerenses de la oposición que no vieron con buenos ojos que el dinero por el cultivo de soja generado en sus comunas sea repartido entre el resto del país.

Si bien muchos criticaron al Gobierno nacional porque la plata de las retenciones no alcanza para las municipalidades y busca «quebrar al campo, a costa del quiebre del país», adelantaron que aceptarán ese dinero extra que no deja de constituir un aliciente para las comunas que se encuentran en déficit.

Otra de las críticas estuvo dirigida a la desigualdad en la distribución de esa coparticipación, ya que los partidos del conurbano recibirían un importe bastante superior al destinado a municipios sojeros. Por ejemplo, y de acuerdo al CUD, para La Matanza se destinaría una abultada suma de 27.148.594,50 millones de pesos.

Scioli salió al cruce de estas declaraciones argumentando que ese distrito «también aporta para la coparticipación». «Lo que tributa La Matanza en impuestos inmobiliarios, qué hacemos, ¿decimos que queden para La Matanza solamente?», se preguntó el gobernador.

En lo que respecta al destino que tendrán los fondos que reciba la Provincia, la ministra de Infraestructura bonaerense adelantó la semana pasada que planea consignar los ingresos por retenciones a la soja a la extensión de redes de agua y cloacas en el conurbano, y aseguró que esa planificación ya fue desarrollada por funcionarios de su cartera.