Sharing is caring!

horacio-ahorainfo-0091.jpg

Por Horacio Castelli

Parece una frase con «mala onda» o ilógica como slogan de una ciudad veraniega, pero me parece que sería interesante pensarlo en serio.

Y esta sensación que encierra el título es la que me brinda mi ciudad.  Por un lado de las autoridades municipales (desde años antes que el actual gobierno) y el actual también que no hacen realmente nada para recibir al turista.

Y el turista que le interesa venir a sentirse dueño y señor de la ciudad con el derecho de ensuciarla, maltratarla y luego abandonarla.

Por eso, en algún comentario anterior titulé «Un Verano a la Canasta, nosotros ponemos las playas y ustedes traigan todo lo demás».

Y a partir de esas sensaciones es que se me ocurre desde algun tiempo que lo mejor es decirle a los turistas que no vengan, que nos dejen a nosotros solos con nuestras playas, que aprovechen y vayan a otros lugares.

Primero, porque si vienen y se encuentran a la ciudad como este año no tienen porque quejarse si no los invitamos, Segundo si los asaltamos con los precios (un agua mineral de 500 cc a 8 pesos  por ejemplo) no se pueden quejar ya que vinieron porque quisieron y tercero como todo ser humano cuando les decís que no vengan llegan en malón.

He visto este año tantos atardeceres espectaculares que solamente se pueden ver en estas costas que me quedé fascinado y con ganas de que lo veamos solo los necochenses porque cuando uno baja la vista a las doradas arenas del suave declive la «mugre» con la que uno se encuentra es agobiante.

Sin sacar la responsabilidad que algún necochense pueda tener en esa suciedad, la mayoría de los que ensucian son turistas y esto está comprobado fehacientemente.

Los modales quedan a varios kilómetros de distancia, salvo honrosas excepciones, como si en su vida diaria el resto del año les costara disimular el alma de sucios que tienen y se descomprimen de esa careta y nos ensucian nuestras playas.

Por eso digo, entre lo poco que hacen los sectores vinculados al turismo (Autoridades, empresarios, comenciantes, etc) y el poco respeto que demuestran los turistas…

No vengan, que las playas sean solo para nosotros…

El verano que sea para nosotros y el que quiera venir, que vengaahorainfo.com.arOpiniónCastelliPor Horacio Castelli Parece una frase con 'mala onda' o ilógica como slogan de una ciudad veraniega, pero me parece que sería interesante pensarlo en serio. Y esta sensación que encierra el título es la que me brinda mi ciudad.  Por un lado de las autoridades municipales (desde años antes que...Desde Necochea al mundo