Sharing is caring!

Por Miguel Abálsamo

La buena madera de nuestro pinocho » alcalde no resiste más. Ya no queda ni el creador Gepetto a su lado. Arriban las fiestas y las malas noticias.. Horacio Tellechea pegó el portazo esperado…. mientras tanto su secretario de obras públicas, Roberto Taurian se mandó una pizza con champagne.

Las fiestas no traen buenas noticias, el arbolito de Navidad y Papa Noel entrando por la ventana del municipio desparramando felicidad y buenas nuevas ya no están. Quedan los retazos de un gobierno que amago ser, esta deteriorado y famélico. Las alicaídas finanzas apenas alcanzan para el pan dulce y la sidra.

Al igual que «Pinocho» ante cada mentira crece la nariz llegando a límites insospechados. Prominente nariz de fin de año producto de declaraciones del propio alcalde cuando recorriendo algunos medios de difusión anduvo con ganas de «dar buenas noticias» como decía Fernando, aquel del helicóptero ¿se acuerdan?

Parece de madera. Duro, petrificado, casi fuera de la realidad. Un pasavolante, aquel de acciones ejecutadas ligeramente, con anuncios, sin repasos ni ejecuciones.

A Molina como Pinocho no le presta la palabra, ni la voz, ni los sollozos, está como en madera. A diferencia de Peter Pan, metáfora del niño que no quería abandonar la infancia, Pinocho quiso crecer por dentro y por fuera, pero no podía, era de madera.

Al «molinismo» se le fueron los buenos, sólo quedan manotazos de ahogados, cercados ante la opinión pública, y diferentes encuestas que dan la imagen del intendente en un peligroso y escaso veinte por ciento de credibilidad pública.

El adiós de Horacio Tellechea era crónica de una resolución sabida, tal vez el toque final de un gobierno en decadencia. Horacio deslizó en los pasillos del municipio que » este gobierno se cae a pedazos», al menos muchos lo escucharon. No esta equivocado. Un gobierno agrediendo a los médicos, jugando a la estrechez de la politiquería cuando el conflicto Cargill, asustado por un fallo inminente en el caso del «campingate”, apremiado por un corazón de la playa destrozado, ese Frente Costero que le sigue dando al «molinismo» más que un dolor de cabeza, y el intendente sólo atina a decir» tuvimos que invertir el dinero del Frente Costero en la avenida 75″. Un gobierno que no puede justificar regalar catorce hectáreas en el corazón del desarrollo de nuestras costas para el proyecto de la energía eólica, que no es malo, pero puede hacerse en otro sitio. Si la única verdad es la realidad, en el mundo del mandatario, la única verdad para él es su próxima falacia.

Tanta es la indolencia de este desgobierno que los vecinos han comenzado a reaccionar por su cuenta.

Aparecieron los ciudadanos de la comunal al mando de Leonardo Giorgetti haciendo punta en la levantada de miles de firmas pidiendo la reparación de la ruta 88, luego el vecino Roberto Jocano junto a los amigos del Puente Colgante, también levantando firmas sumado a la insistencia de que el dinero para la reparación de nuestro Colgante sea colocado en el presupuesto del año próximo en la provincia de Buenos Aires, y en las últimas horas el ingeniero Roberto González Mendizábal comenzó a sumar vecinos con el objetivo de embellecer el paraje «Las Cascadas» y poner en marcha la destrozada y olvidada Estación de Piscicultura. Cuando el estado esta ausente sin aviso, los vecinos sin avisar ponen en marcha sus ideas y sus acciones.

El pueblo esta mal. Ve acciones como la del titular de Obras Públicas, ingeniero Roberto Taurian haciéndose arreglar su propio frente en el Barrio Parque con un gran despliegue de la firma Plantel, y de paso agrediendo de palabra al fotógrafo del digital Diario Necochea diciéndole » las fotos me chupan un huevo». Una vergüenza la verba partiendo de un funcionario público y un toque de alerta para el Sindicato de Prensa de Necochea (SIPRENE),que tendría que hacer oír su voz cuando agreden a un trabajador del periodismo. El ciudadano ante esta pizza con Plantel, reacciona, con bronca, con ira. En parte debemos justificarlos.

Ahora los únicos privilegiados han dejado de ser los niños para comenzar a ser los funcionarios.

Molina está en tiempo de descuento.

Esta Navidad tiene el arbolito lleno de pedidos…elección de delegados por el voto popular, sinceramiento en el déficit de las cuentas públicas, limpieza en las calles, definición en los balnearios, blanquear la sociedad con el líder de la CGT Hugo Moyano, que nos responda por síntomas de radicación de una villa de emergencia en la zona de la terminal, en la misma zona en la que prohibió caprichosamente erigirse un Polideportivo para todos los necochenses, tal vez vea levantarse una villa de emergencia para asentamiento de foráneos.

La ciudad le está exigiendo respuestas. Y fundamentalmente comenzar a gestionar.

No aceptemos la resignación colectiva, que termina siendo un suicidio cotidiano.

El intendente es el primero que debe reaccionar y ponerse al frente de su pueblo, de quienes lo votaron y de quienes no.

PINOCHO es la encarnación ideal de las más inocentes travesuras infantiles y sus andanzas en las que existe un aleccionador fondo moral.

Nuestro estado municipal no es una travesura constitucional de ocho años, ni tampoco un final feliz de cuentos infantiles. Debe ser algo mucho más serio. Los finales felices a veces sólo se escriben en los cuentos.

Esperemos que el final del estado municipal no sea en un «viejo hospital de los muñecos…»

Un estilo pinochoahorainfo.com.arOpiniónPor Miguel Abálsamo La buena madera de nuestro pinocho ' alcalde no resiste más. Ya no queda ni el creador Gepetto a su lado. Arriban las fiestas y las malas noticias.. Horacio Tellechea pegó el portazo esperado.... mientras tanto su secretario de obras públicas, Roberto Taurian se mandó...Desde Necochea al mundo