Sharing is caring!

Manifestación contra el hambre de los chicos

Con el colorido que ofrecía un nutrido grupo de motoqueros, que se ubicaron al frente de la marcha, y con la constante sumatoria de columnas llegadas desde los más diversos puntos, la movilización arribó poco después de las 19 a la histórica plaza en la Capital Federal. Más de 50.000 personas se pronunciaron por una justa distribución de la riqueza.

La Marcha Nacional del 12 de diciembre a Plaza de Mayo, convocada en el marco del reclamo de una Asignación Universal por Hijo para que no haya ningún hogar pobre en nuestro país, fue ratificada por unanimidad el 5 de octubre pasado en una multitudinaria asamblea popular reunida en el estadio del Club La Tablada de Jujuy durante el cierre del Encuentro Nacional hacia una Constituyente Social en la Argentina.

Este acto se da además luego de la terrible espiral de violencia perpetrada contra integrantes del Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo, que sufrió en lo que va del año 8 atentados contra educadores populares y niños de esta organización de la CTA. Los motivos eran certeros “déjense de joder con la campaña contra el hambre”. Tanto el Poder Ejecutivo Nacional como el Gobierno bonaerense, se han mostrado impotentes para dar una respuesta confiable y contundente.

“Esos ataques mafiosos, portadores de un mensaje tenebroso redactado desde las sombras, no van a paralizar las acciones que los trabajadores realicen para proteger a su prole y seguir predicando que el hambre es un crimen en un país echo de pan”, señaló Juan Carlos Giuliani, secretario de Comunicación y Difusión de la CTA.

Asimismo, la crisis financiera internacional ha hecho florecen las garras especulativas de los grupos de poder y vastos sectores empresarios para que los trabajadores y lo sectores más vulnerables paguen la inoperancia y la especulación provocadas por el capitalismo a escala internacional. Por eso, es imprescindible conservar las fuentes de trabajo, impulsar megaplanes de inversión y obras públicas, fortalecer el trabajo y la producción nacional y promover el mercado interno a través de políticas de Estado que claramente subsidien a los sectores populares y no a los grupos económicos más concentrados. Y una de esa políticas inclusivas debe ser la asignación universal por hijo, porque no puede ser que en la Argentina cobre el trabajador que está registrado y no el que está en negro o desocupado.

Para el secretario de Relaciones Institucionales de la CTA, Víctor De Gennaro, “la idea de hoy es plantear dos temas que confluyeron: la unificación de la Campaña el Hambre es un Crimen que se viene realizando durante todo este año por el Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo y todas sus organizaciones, y la unificación de la Convocatoria de la CTA a la marcha del 12 de diciembre a Plaza de Mayo, no solamente para abrazar a los chicos en esta circunstancia tan especial, sino también para exigir la universalidad del salario familiar, que implicaría terminar con el hambre en la República Argentina, además de terminar con la discriminación de 6 millones 300 mil chicos que no están cobrando hoy este salario familiar porque sus padres están trabajando en negro, están precarizados, están fuera del circuito oficial en dónde se reconoce este derecho que debería ser universal”.

“Estos niños o niñas que mueren cada día -como tributos de sangre- no forman parte de ninguna agenda. Los cuerpos de los pequeños siempre son un poema, no obstante, para los que sobreviven la desnutrición los deja mutilados. Miradas perdidas. Vejeces prematuras. Afectos vacíos, mundos inimaginables”, denunció Morlachetti.

Para el titular de la Central bonaerense, Hugo Godoy, “esta marcha es espectacular. Marchamos porque el hambre es un crimen y los trabajadores asumimos el compromiso de luchar hasta terminar con este flagelo, vamos a instalarnos en la Plaza de Mayo para decirle al pueblo que los trabajadores vamos a resolver el hambre en la Argentina”.

El diputado Claudio Lozano, puso énfasis al asegurar que “en medio del salvataje a los capitales que están en el exterior, a las entidades del sistema financiero, con los 22 mil millones de dólares que se fugaron este, nosotros decimos que apenas con el 30 por ciento de eso, hubiéramos podido eliminar el hambre en la Argentina durante todo el 2008. En este sentido, la marcha instala un tema de fondo, como es la asignación universal por hijo, que se entregue contra un chequeo sanitario durante los primeros años de vida de un chico y con su posterior inclusión en el sistema educativo”.

Respecto del tan comentado tema de la inseguridad social, el legislador señaló que los argentinos crecemos devorándonos nuestro propio futuro. Tener más de 6 millones de chicos en la extrema pobreza, no solo es la peor de las inseguridades, sino que también representa una hipoteca sobre el futuro del país. Se trata de mujeres y hombres que no solo crecerán en tremenda desventaja social, sino que también tendrán menor capacidad de producir, significa debilitar la capacidad nacional para el futuro. Es decir, que debilitando hoy a nuestro pibes es difícil creer cuando nos dicen que el futuro puede ser mejor”. (ACTA)

EL HAMBRE ES UN CRIMEN: Más de 50.000 personas arribaron a Plaza de Mayoahorainfo.com.arNacionalesCon el colorido que ofrecía un nutrido grupo de motoqueros, que se ubicaron al frente de la marcha, y con la constante sumatoria de columnas llegadas desde los más diversos puntos, la movilización arribó poco después de las 19 a la histórica plaza en la Capital Federal. Más...Desde Necochea al mundo