Sharing is caring!

Por Miguel Abálsamo

En tiempo record y manos levantadas del bloque de concejales oficialistas del radicalismo, la empresa Sea Energy se quedó gratuitamente con catorce hectáreas centrales de nuestro frente marítimo. El objetivo instalar molinos de viento. Sin dudas el viento se llevó la esperanza de prolongar la costa.

La facilidad de este gobierno del doctor Daniel Anselmo para contraer deudas, no cumplir promesas, tener doble discurso, concesionar en un marco de dudas , otorgar nuestro patrimonio , y filtrar la politiquería de escaso nivel en cuestiones sociales, caso Cargill, no tiene límites. Lamentablemente la democracia tampoco puede colocar límites, para colmo total de males los ediles oficialistas con la excusa de la lealtad, mal entendida, el espíritu corporativista, contrario al republicanismo, sin detenerse en la división de poderes, y la lectura política del año entrante donde todo el mundo quiere volver a colar en el Legislativo, hace que el mundo de la improvisación, el apuro continuo y la entrega de nuestro patrimonio alcance dimensiones pocas veces vista.

El papelón del Frente Costero, con ese cartel indicando..» perdonen las molestias estamos trabajando», podrían cambiarlo por » perdonen las molestias estamos destruyendo», sumado a la espera de resolución judicial, que esperemos no cumpla un siglo, del escandaloso cambio de firma en el camping Miguel Lillo, en tiempo record. Cuesta más llenar papeles para abrir un lugar de venta de choripanes en una esquina que el cambio de firma de Trabajar por Salasch. Ese ingreso en el segundo período de los hermanos Plástino, y los señores «gerentes» Lazzaro y Fernández, en reemplazó de los titulares Hirschmann e hijos, dará que hablar próximamente en nuestros tribunales.

Ahora le tocó a nuestras catorce hectáreas en un lugar clave de nuestro Frente Costero. Un verdadero polo de desarrollo que quedará clausurado por siempre, para que la firma Sea Energy, coloque allí los molinos de viento para generar energía eólica. Algo que no esta mal, lo que resulta sugestivo es el lugar cedido.

Algunas preguntas quedan para hacernos en próximos días.

1) Se hicieron estudios respectivos en ese lugar.

2) Se consultaron a especialistas en el tema.

3) Se agotó el debate en las instituciones o se resolvió en una imposición verticalista.

Este gobierno es el reino de la improvisación y el bloque oficialista el reino de la mano levantada en obediencia debida, cuerpo a tierra, salto de rana…

¿Reaccionará la comunidad….

Aparecerán las voces disonantes de ciudadanos.

La oposición duplicará esfuerzos para hacerle entender al vecino que la energía eólica es positiva, pero las catorce hectáreas regaladas en una zona clave de nuestro frente marítimo, impedirá el desarrollo y la expansión por los tiempos de los tiempos…?

Es verdad que constituyen un paisaje incorporado al turismo como en algunos lados del planeta, España, Inglaterra, Dinamarca, etc..Pero allí son una cuota parte del paisaje, no son la parte sustancial en el corazón de un frente playero.

Los argumentos tan inverosímiles de algunos funcionarios terminan moviendo a risa.

«La gente vendrá, visitará la ciudad, se sacará fotos junto a los molinos..etc…» se escucho decir a un funcionario.

En realidad las ideas nacen grandes, se desfiguran y se acotan al conformarlas el hombre a su persona.

Cosa extraña, mientras no le otorgan el mismo interés a una majestuosa obra como la de Medano Blanco, que revolucionará el turismo local, y aportará dinero nacional e internacional, llenamos de elogios la concreción del proyecto de generación de energía eólica.

La verdad, que ya nada parece conmovernos en esta administración.

El intendente hace propaganda por el denominado Proyecto Participativo, como si fuera la revolución social, cuando de un presupuesto de cien millones de pesos el participativo será doscientos mil, un escaso porcentaje, casi insignificante.

Nos vende la avenida 75 como la obra del siglo. Una obra, a la que la diosa naturaleza (por suerte)no ha podido probar, ,con 50 milímetros de agua en minutos que terminará inundando hasta las casas vecinas. El complemento es la terminación de obra con materiales de segunda.

Nos acaba de asegurar el propio alcalde que en el año 2009 no habrá aumentos de tasas…bueno..Falta que anuncie nuevamente la elección de delegados por el voto popular en el interior y la reparación de la terminal.

Por un lado Molina aduce que el año entrante será difícil para la economía nacional enmarcada en el proceso mundial, totalmente cierto, y por otro asegura que no aumentará las tasas. Extraña y dual visión .¿Cómo puede asegurar que en todo el 2009 no haya demanda de aumento salarial de los trabajadores del estado, elevación de la compra de insumos municipales, improntas que surgen en una administración y traen aparejados gastos…?

!!! Nos toman por tontos..!!!

No menosprecien la inteligencia de los necochenses.

Y no jueguen con fuego que pueden quemarse.

Hagan una de vez en cuando, pero no todas juntas en poco tiempo. La gente, aún paciente, puede hacer tronar el escarmiento.

Este otorgamiento de catorce hectáreas centrales de nuestra playa para erigir la energía eólica, partiendo en dos nuestro desarrollo costero, no tiene explicación…¿o si tiene explicación? mejor sería que no aclaren porque oscurece.

Mientras oscurece llegan nuevos vientos.

Este de la energía eólica es como en aquel film » L o que el viento se llevó». Se llevó la esperanza de un frente costero expansivo, sin obstáculos.

Estas últimas resoluciones del Ejecutivo «molinista», nos deja como reflexión que para saber como piensa un hombre no hay que escucharlo en lo que dice sino examinar lo que hace cada día.

Al señor intendente lo seguimos examinando cada día.

!!! Lo que el viento se llevo!!!ahorainfo.com.arOpiniónPor Miguel Abálsamo En tiempo record y manos levantadas del bloque de concejales oficialistas del radicalismo, la empresa Sea Energy se quedó gratuitamente con catorce hectáreas centrales de nuestro frente marítimo. El objetivo instalar molinos de viento. Sin dudas el viento se llevó la esperanza de...Desde Necochea al mundo