Sharing is caring!

En la ciudad de Tandil, provincia de Buenos Aires, dirigentes del Sindicato de Prensa de Tandil anunciaron que se produjo una tregua en el marco de la lucha que vienen llevando los trabajadores del diario “Nueva Era”, ante el anuncio de los propietarios de ese medio que cumplirán con los términos del acuerdo salarial firmado entre ADIRA y FATPREN.

Luego de una reunión con miembros del directorio del diario, el gremio anunció que lograron además el compromiso explícito de la patronal de cumplir en el corto plazo con el pago del retroactivo de haberes, a partir de la vigencia del acuerdo. También anunció la empresa que regularizará la situación de los “pasantes”; el gremio reclamó además que cese el hostigamiento hacia los trabajadores que reclaman por sus derechos.

El Sindicato informó que se mantendrá en estado de alerta y movilización hasta que efectivamente se cumpla con lo acordado y agradeció a los trabajadores de distintos medios de comunicación y a los representantes de las organizaciones sociales y políticas que los acompañaron solidariamente en este reclamo

Dirigentes de la FATPREN se reunieron ayer con funcionarios de ADIRA, a fin de tratar los despidos y el tema del incumplimiento del convenio colectivo nacional por parte de algunas empresas. La organización nacional reclamó que se preserven las fuentes de trabajo y que no se use el ardid de una crisis internacional que no los abarca.

Por otra parte directivos de la FATPREN dialogaron con funcionarios del Ministerio de Trabajo de la Nación a quienes interiorizaron sobre la situación que se vive en prensa; Las autoridades de Trabajo solicitaron la nómina de los despedidos a fin de tomar intervención en el tema. La nómina también se presentará a la CGT Nacional, que está reclamando una política de protección de las fuentes laborales.

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa salió a denunciar junto con el Sindicato de Prensa de Neuquén los despidos registrados en el diario Río Negro, en medio del reclamo de los trabajadores de ese medio por una recomposición salarial.

También se expresaron solidariamente representantes de organizaciones políticas, gremiales y sociales, que junto con los periodistas se concentraron ayer en las puertas del diario Río Negro convocados por el Sindicato de Prensa de Neuquén y exigieron la inmediata reincorporación de los trabajadores y las trabajadoras despedidas la semana pasada.

A las seis de la tarde, se dieron cita en las puertas del diario medio numerosas personas, entre ellos la concejal Alejandra Barragán, Alejandro López en representación de la Cooperativa Fasinpat; Ruth Zurbrigen y Graciela Alonso de la colectiva feminista La Revuelta; el dirigente socialista Eduardo Correa, el titular de ATE Neuquén, Ernesto Contreras; el representante de la CTA Diego Urretavizcaya; Pablo Grisón de Aten; del sindicato de trabajadores de Televisión, Eduardo Armas; además de una gran cantidad de periodistas del diario y de otros medios de comunicación.

Analía Freund, en representación del Sindicato de Prensa repudió los despidos y el uso de esta herramienta como forma de presionar a quienes vienen pidiendo un incremento salarial desde hace meses. Marcelo Pérez Lizaso, secretario gremial y delegado del diario Río Negro, explicó cómo fue el proceso que culminó con estos despidos, entre los que se encuentra el de la reportera local Celia Galindo.

El SPN se mantiene firme en los reclamos y analiza los pasos a seguir para revertir los despidos. También la CTA repudió lo ocurrido “en un diario cuyos propietarios se caracterizan por prohibir la actividad sindical en la empresa desde hace muchos años” y pidió a la comunidad de Neuquén que ayude a romper el cerco informativo que tienen los trabajadores de prensa toda vez que reclaman por sus derechos.